América 12/12/2018 - 7:01 p.m. miércoles 12 de diciembre de 2018

Un total de 12 países piden transparencia para cualquier diálogo en Nicaragua

El Ejecutivo del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, ha propuesto una consulta, pero en esa iniciativa no han participado ninguno de los sectores que se oponen al mandatario.

Familiares de presos políticos y de personas asesinadas en las pasadas protestas gritan "Justicia". / EFe
EFe

Familiares de presos políticos y de personas asesinadas en las pasadas protestas gritan "Justicia".

EFE
online@laestrella.com.pa

El Grupo de Trabajo de la Organización de Estados Americanos (OEA), integrado por 12 países, tomó hoy "nota" de la consulta nacional propuesta por el Gobierno nicaragüense ante la crisis que vive el país, pero consideró que el diálogo debe ser "transparente" para conseguir resultados.

Los 12 países (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, EE.UU., Guyana, México, Panamá y Perú) se posicionaron así en su tercer informe conjunto sobre Nicaragua.

Durante una reunión del Consejo Permanente, uno de los representantes de Canadá ante la OEA, Francois Jubinville, expuso ese informe, en el que se observa que "el Gobierno de Nicaragua todavía no se ha mostrado dispuesto a establecer condiciones" para la celebración de una consulta.

El Ejecutivo del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, ha propuesto una consulta, pero en esa iniciativa no han participado ninguno de los sectores que se oponen al mandatario.

Al respecto, el Grupo de Trabajo dijo que "toma nota de la intención" del Gobierno nicaragüense de realizar una consulta nacional, pero insistió en que, para que dé frutos, el diálogo debe ser "incluyente y transparente y contar con la participación de todos los actores y sectores".

En representación del secretario general de la OEA, Luis Almagro, su jefe de gabinete, Gonzalo Koncke, se sumó a las conclusiones del informe e insistió en que el Ejecutivo nicaragüense debe "convocar elecciones".

"Permitir que vidas sean cegadas y sangre sea derramada sin que haya justicia, sería una tragedia mayor aún", subrayó Koncke.

Koncke, además, consideró "preocupante" la decisión que tomó hoy el Parlamento de Nicaragua de cancelar la personalidad jurídica del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Tanto la Secretaría General del organismo como los 12 miembros del Grupo de Trabajo volvieron a pedir a Nicaragua que permita el ingreso en el país de dos entes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), órgano autónomo de la OEA.

En concreto, pidieron que se permita el acceso del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) que vigila la situación de los derechos humanos, y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que apoya investigaciones judiciales.

Frente a ello, el representante de Nicaragua ante la OEA, Luis Alvarado, dijo que su Gobierno "rechaza y condena las acciones injerencistas" del Grupo de Trabajo y consideró que el "espurio informe" presentado hoy obedece al deseo de Washington de "desestabilizar" el país.

Nicaragua está inmersa en una crisis desde el estallido el 18 de abril de unas protestas que buscan la renuncia de Ortega y que han dejado centenares de muertos y miles de heridos.

comments powered by Disqus