América 09/04/2019 - 6:38 p.m. martes 9 de abril de 2019

Presidente de Colombia sufre revés con rechazo a objeciones a Justicia de Paz

El Congreso colombiano rechazó las objeciones de Iván Duque, en medio de protestas ante los peligros para la paz

El pasado 10 de marzo Duque devolvió al Congreso la Ley Estatutaria de 
la JEP por considerar que seis de sus artículos no garantizan la 
aplicación de los principios de verdad, justicia, reparación y no 
repetición que forman parte del acuerdo de paz firmado con las FARC en 
noviembre de 2016. / EFE
EFE

El pasado 10 de marzo Duque devolvió al Congreso la Ley Estatutaria de la JEP por considerar que seis de sus artículos no garantizan la aplicación de los principios de verdad, justicia, reparación y no repetición que forman parte del acuerdo de paz firmado con las FARC en noviembre de 2016.

EFE

El rechazo de la Cámara de Representantes de Colombia a las objeciones presentadas por el Gobierno a la Ley Estatutaria de la Justicia Especial para la Paz (JEP) supone el primer gran revés legislativo para el presidente Iván Duque, según dijeron este martes dirigentes políticos.

La votación de este lunes por la noche en la que 110 representantes rechazaron las objeciones del mandatario a seis de los 159 artículos de la citada ley fue un portazo al Gobierno de Duque en el que el partido de derecha Cambio Radical fue determinante en el resultado, por encima del oficialista Centro Democrático liderado por el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010).

"Es el resultado de la convicción de los diferentes partidos que participaron en no perturbar ni permitir que haya cambios en la JEP que generen dudas o que generen traumatismos para su funcionamiento", dijo a Efe el senador Germán Varón Cotrino, uno de los principales de esa bancada.

El pasado 10 de marzo Duque devolvió al Congreso la Ley Estatutaria de la JEP por considerar que seis de sus artículos no garantizan la aplicación de los principios de verdad, justicia, reparación y no repetición que forman parte del acuerdo de paz firmado con las FARC en noviembre de 2016.

Cambio Radical, partido liderado por el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, el principal derrotado en las elecciones presidenciales del año pasado, se convirtió con su bancada en jugador clave en el Congreso y así lo demostró anoche con sus 30 representantes que votaron en bloque para rechazar las objeciones.

Pese a esto, Varón subraya que ese partido no puede declararse en oposición al Gobierno, porque tienen "un elemento de carácter independiente" con el cual apoyarán los proyectos que consideren convenientes para la Administración.

Tras la votación, el exjefe negociador del Gobierno para el acuerdo de paz con las FARC, Humberto de la Calle, expresó sus felicitaciones "por la sólida mayoría en Cámara rechazando objeciones (a la ley de la) JEP" y pidió al presidente que "retire las objeciones en un acto de compromiso republicano".

El revés legislativo llegó tan solo dos días después de que Duque se anotara un punto político al alcanzar su Gobierno un acuerdo que puso fin a una protesta de indígenas del departamento del Cauca (suroeste) que durante 27 días bloqueó la Vía Panamericana.

Tras el revés en la Cámara las objeciones serán votadas en el Senado, presumiblemente después de Semana Santa, y donde, en opinión de Varón, correrán la misma suerte de ayer.

"Creería que los partidos han venido actuando con coherencia y en esa medida el resultado de lo que pase en el Senado va a ser el mismo, es decir, negar las objeciones", sentenció el parlamentario.

Esta situación llena de nubarrones la agenda legislativa del Gobierno ya que la modificación de algunos aspectos de la JEP fue una de las promesas de campaña de Duque, quien aseguró que no pretendía "hacer trizas" el acuerdo de paz logrado por su antecesor, Juan Manuel Santos (2010-2018), sino hacerle cambios para alcanzar una paz con verdadera justicia.

La amplia derrota en la Cámara deja en evidencia también la dificultad del Gobierno para construir una mayoría legislativa pues aunque logró aprobar con dificultad la reforma tributaria del año pasado no pudo salvar otras iniciativas como la reforma política y la de la justicia.

El Gobierno atribuye esta situación a su negativa a comprar los votos de los congresistas mediante el reparto de cargos públicos y partidas del presupuesto, práctica conocida en el país como untar "mermelada".

De momento, Duque no se ha manifestado sobre el resultado de la votación en la Cámara de Representantes, pero algunos senadores del Centro Democrático, como Fernando Araújo, atribuyeron el fracaso de la votación a "la calentura del debate político" que no permitió "que se discutieran en Cámara las objeciones a la JEP tan importantes y necesarias".

comments powered by Disqus