América 08/02/2019 - 9:51 p.m. viernes 8 de febrero de 2019

Piñera declara "zona de catástrofe" parte del norte de Chile por lluvias

El mandatario sobrevoló la zona y lideró luego el Comité Operativo de Emergencia en la ciudad

 / EFe
EFe

EFE
online@laestrella.com.pa

El presidente chileno, Sebastián Piñera, declaró este viernes "zona de catástrofe" parte del norte de Chile a consecuencia de las torrenciales lluvias del invierno altiplánico, que hasta el momento han causado seis muertes, la destrucción de 75 viviendas y graves daños en infraestructura vial.

"He decidido decretar zona de catástrofe la provincia de El Loa", enfatizó Piñera al llegar a la ciudad de Calama, una de las más afectadas por las riadas, a donde llegó para recorrer en terreno las zonas afectadas por las lluvias y delinear el plan de emergencia.

El mandatario sobrevoló la zona y lideró luego el Comité Operativo de Emergencia en la ciudad, a cuyo terminó dijo a la prensa que su "primera prioridad es proteger vidas humanas" y que por eso están monitoreando los ríos para garantizar la evacuación a tiempo de las personas si llega un nuevo temporal.

Los principales daños del temporal se han producido en las norteñas regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta.

Las viviendas, la conectividad de rutas y el suministro de agua potable por reactivación de quebradas, remociones en masa y desborde de ríos han sido los ámbitos más castigados.

Piñera anunció que ya se cuenta con el 100 % del abastecimiento de agua en Calama y se han recuperado todas las rutas con soluciones de emergencia.

En el caso de las viviendas, comentó que datos preliminares indican que existen 820 con daños menores, 78 con daños mayores y 75 que fueron destruidas.

Respecto al turismo y la minería, el presidente comentó que las tres minas cerradas por precaución volverán a sus funciones este sábado, mientras que dijo que espera que el turismo se recupere íntegramente una vez haya terminado el fenómeno climático.

El mandatario suspendió sus vacaciones en el sur de Chile para viajar al norte, donde permanecerá hasta el domingo próximo.

Según la Constitución, una vez declarado el estado de catástrofe o estado de excepción, las zonas respectivas quedan de inmediato bajo la dependencia de las Fuerzas Armadas, que pueden restringir las libertades de locomoción y de reunión y establecer limitaciones al ejercicio del derecho de propiedad, entre otras, con el fin de restablecer la normalidad en la zona afectada.

Piñera, quien expresó la "más sentida solidaridad" con los familiares de las personas fallecidas en la zona producto de las fuertes precipitaciones, anunció que este sábado se concretará "un diagnóstico y catastro" de los daños ocurridos en la zona.

"Tanto en materia de conectividad, puentes, carreteras, en materia de abastecimiento de agua potable, en materia de destrucción de viviendas y también en materia de daños a la agricultura", añadió.

Agregó que "se espera que la reconstrucción y ayuda sea muy inmediata, porque se entiende que las requieren y necesitan las víctimas con mucha urgencia".

La Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (Onemi) señaló que rige la alerta roja para la región de Arica y Parinacota y para las provincias del Tamarugal, en Tarapacá, y de El Loa y la comuna de Antofagasta, donde ya suman seis días seguidos de intensas lluvias,

El Ejército ha reforzado el número de hombres que se encuentran trabajando en el norte de Chile, tras las inundaciones y riadas provocadas por el denominado invierno altiplánico (procedente de Bolivia), que hace que las tormentas que se generan en la altura del altiplano boliviano afecten también a las planicies del desierto de Atacama.