América 25/08/2018 - 7:33 p.m. sábado 25 de agosto de 2018

Muere el senador republicano John McCain

Murió rodeado de sus seres queridos en Sedona (Arizona),

McCain muere a los 81 años, un día después de que su familia anunciara que había decidido suspender el tratamiento de su cáncer cerebral. / EFE
EFE

McCain muere a los 81 años, un día después de que su familia anunciara que había decidido suspender el tratamiento de su cáncer cerebral.

Anterior Siguiente

EFE
online@laestrella.com.pa

El senador republicano estadounidense John McCain, que fue el rival del expresidente Barack Obama en las elecciones de 2008, falleció hoy a los 81 años debido a un cáncer cerebral.

McCain murió rodeado de sus seres queridos en Sedona (Arizona), un día después de que su familia anunciara que había decidido suspender el tratamiento de su cáncer cerebral que lo había alejado de la política en los últimos meses. 

"El senador John Sidney McCain III murió a las 4:28 pm el 25 de agosto de 2018. Su esposa Cindy y su familia estaban con el senador cuando falleció. En el momento de su muerte, había servido de forma fiel a los Estados Unidos de América durante sesenta años", indicó su oficina en el comunicado.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que había mantenido una tensa relación con McCain en los últimos años, lamentó su pérdida en un tuit poco después de conocerse la noticia.

"Mi más profunda compasión y respeto para la familia del senador John McCain. ¡Nuestros corazones y nuestras oraciones están con ustedes!", escribió Trump.

McCain falleció cuatro días antes del que habría sido su 82 cumpleaños, y horas después de que su familia anunciara que el veterano legislador había "optado por interrumpir el tratamiento médico".

La familia explicó que McCain había "superado las expectativas de supervivencia" en el último año, pero que "el progreso de la enfermedad y el avance inexorable de su edad dan su veredicto".

Desde que fue diagnosticado en julio de 2017 con un agresivo tipo de cáncer cerebral, McCain había recibido tratamiento en su estado de origen (Arizona), aunque continuó durante meses en su labor legislativa y en contacto con su equipo en Washington.

Durante su carrera militar, McCain combatió en la guerra de Vietnam, donde fue hecho prisionero durante cinco años y sufrió torturas.

Desde su llegada a la Casa Blanca, la relación de McCain con Trump había sido muy tensa, ya que el influyente senador no veía con buenos ojos muchas de las políticas del mandatario ni su manera de gestionar las relaciones exteriores.

Uno de los episodios más tensos entre ambos ocurrió con el intento de derogación de la reforma sanitaria impulsada por Obama, cuando McCain votó en contra de los esfuerzos republicanos, promovidos por Trump, para acabar con ella sin ningún tipo de reemplazo

PERFIL 

Prisionero de guerra torturado por sus captores en Vietnam, el senador y excandidato republicano a la Casa Blanca en 2008, John McCain, fue siempre visto como un político independiente y fiel a unos ideales que a menudo le enfrentaron con su partido y en los últimos meses con el presidente Donald Trump.

Fallecido hoy en Sedona (Arizona), McCain era considerado un "héroe" de fuerte carácter y un tanto disidente, lo que lo llevó a tener problemas durante su época de estudiante en la base militar.

El senador por Arizona se definió a sí mismo como un "joven fuera de foco y rebelde", al que casi expulsan en varias ocasiones de la academia militar, pero que fue capaz de transformar una vida que, reconoció, estuvo llena de "errores", aunque al final trató de servir a su patria.

Este mismo carácter rebelde lo demostraría al oponerse a varios presidentes, especialmente a Trump por sus planes para revocar la reforma sanitaria del expresidente Barack Obama y la construcción de un muro fronterizo con México.

En entrevistas con Efe, McCain no dudó en ir en contra su partido y un presidente al que criticó en numerosas ocasiones al asegurar que la seguridad de la frontera dependería más del uso de tecnología que de un muro que Trump convirtió en eslogan de su campaña y mandato.

En un adelanto de su nuevo libro, las memorias políticas "The Restless Wave" (La ola inquieta), McCain reconocía que saber que no buscaría un séptimo mandato en el Senado le dio libertad para, sin temor de "consecuencias" electorales, manifestar su "mejor juicio".

Este libro llegó después de que le diagnosticaran el año pasado que sufría un agresivo tumor cerebral que le alejó de la política.

Pero ya había hecho gala de esa independencia en el pasado al ir en contra de la mayoría de los líderes de su partido, como dejó bien claro al unirse en 2013 a un grupo bipartidista de ocho senadores que impulsó una reforma migratoria integral que nunca llegó a ser considerada en una Cámara baja controlada por los republicanos.

En otra muestra de integridad, durante un mitin de su campaña electoral de 2008, McCain tomó el camino más complicado al defender a su rival, el que sería a posteriori presidente, Barack Obama, de las duras críticas de uno de los asistentes al acto.

Ante los abucheos y silbidos de simpatizantes republicanos que asistieron al evento, McCain fue rotundo al decir que admiraba y respetaba a Obama y sus logros.

Pocos meses después, pronunció un poderoso discurso de reconocimiento de la derrota electoral que fue más allá de las protocolarias palabras que se suelen escuchar en estos casos y aseguró que Obama había conseguido un "gran logro para él mismo y para su país".

Nacido el 29 de agosto de 1936 en una base militar en el Canal de Panamá, cuando aun se encontraba bajo el control estadounidense, McCain siguió los pasos de su padre y de su abuelo y se alistó en las fuerzas navales.

Una de las pruebas más duras y que marcaría para siempre su vida comenzó el 26 de octubre de 1967 cuando tenía 31 años de edad. Su avión fue derribado sobre Hanoi y fue prisionero de guerra cinco años y medio en Vietnam, donde fue sometido a fuertes torturas físicas y mentales.

Por su servicio militar recibió múltiples reconocimientos, incluyendo el corazón púrpura, y tras regresar a la vida civil en 1981 se mudó a Arizona, donde inició su carrera política.

Un año más tarde fue elegido por primera vez como congresista y en 1986 se presentó como candidato al Senado federal, donde siempre trabajó en favor de los derechos de los veteranos de guerra y, gracias a sus esfuerzos, en 1995 Estados Unidos y Vietnam normalizaron sus relaciones diplomáticos.

Como senador se ganó rápidamente la reputación de rebelde y su opinión siempre era reconocida cuando se debatían asuntos de política internacional y defensa nacional, como cuando apoyó que se publicase un informe de la CIA sobre torturas.

Porque, tal y como dijo en una entrevista al programa "The View", de la cadena ABC, cuando le preguntaron por cómo le gustaría que la gente lo recordara, McCain tenía claro que su prioridad era ser visto como un hombre "que sirvió a su patria". 

 

comments powered by Disqus