América 09/07/2018 - 12:05 a.m. lunes 9 de julio de 2018

Lula seguirá detenido tras intervención del Jefe del Tribunal

Tras una complicada batalla judicial entre jueces, el exmandatario brasileño Luiz Inácio ‘Lula' Da Silva continuará en prisión luego de la orden del presidente del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región

Conocida la primera orden de liberación, simpatizantes del Lula se manifestaron por su excarcelación / Hedeson Alves | EFE
Hedeson Alves | EFE

Conocida la primera orden de liberación, simpatizantes del Lula se manifestaron por su excarcelación

Anterior Siguiente

Servicios internacionales
online@laestrella.com.pa

Brasil vivió desde la mañana de este domingo un enrevesado conflicto judicial por la excarcelación del expresidente Luis Inácio Lula Da Silva.

En un solo día fue aceptada y luego rechazada, unas cuatro veces, la liberación del ex líder sindical.

La última palabra, según reportes de Efe , vino del presidente del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF-4), Thompson Flores, que zanjó la batalla judicial entre los dos magistrados de la misma instancia sobre la libertad del exmandatario.

Todo empezó ayer cuando el juez federal de guardia del TRF-4, Rogerio Favreto, ordenó la puesta en libertad de manera inmediata para Lula, detenido desde el pasado 7 de abril, tras ser condenado en segunda instancia por presunta corrupción pasiva.

El TRF-4, con sede en Porto Alegre, concedió un habeas corpus solicitado por diputados del Partido de los Trabajadores (PT), argumentando falta de fundamento jurídico para su prisión.

Pocas horas después de conocida la noticia, otro magistrado revocó la orden de Favreto, decidiendo mantener a Lula en prisión.

La medida vino del juez João Gebran Neto, instructor del caso Lava Jato en un tribunal de segunda instancia, el mismo tribunal que condenó a Lula.

En un auto, Gebran Neto determinó que la Policía Federal de Paraná, en cuya sede el líder del PT está detenido desde el pasado abril, se ‘abstenga de practicar cualquier acto que modifique la decisión colegiada' de la octava sala del TRF-4.

La decisión de Neto coincidió con la objeción pública del juez Sergio Moro ante la orden de excarcelación.

Moro, quien condenó a Lula en primera instancia, es uno de los letrados más conocidos en Brasil por encabezar las investigaciones sobre el caso Petrobras y conocido crítico del Lula, afirmó que Favreto es ‘absolutamente incompetente' para decidir sobre la liberación del exmandatario.

Ya caída la tarde en Brasil, el juez Favreto volvió a ordenar la liberación inmediata del líder del PT, lo que obligaba a las fuerzas de seguridad a cumplir la excarcelación en el plazo de una hora después de la publicación de la decisión.

Finalmente, la presidencia del TRF-4 saldaría el asunto señalando que la decisión sobre la libertad de Lula es competencia del instructor del caso Lava Jato en segunda instancia, quien tiene la última palabra, y no el juez de guardia.

Mientras se desarrollaban los acontecimientos, cientos de simpatizantes de Lula se agolparon afuera de la prisión donde se encontraba el líder de izquierdas, para exigir su liberación y denunciar lo que aseguran es un proceso políticamente motivado, para ‘dejarlo fuera' de la carrera presidencial.

Las imágenes de protesta se repitieron en otras ciudades del país.

==========

Panorama político se enciende

La posible liberación del dos veces presidente de Brasil e hipotética participación en los comicios de octubre próximo ha vuelto a colocar un ingrediente que algunos opositores al exmandatario consideraban descartado, y que podría dar un giro completo al actual panorama político brasileño.

Virtualmente inhabilitado por la ley electoral, al estar condenado en segunda instancia, pero aún a la espera de apelaciones y la posición definitiva del Tribunal Superior Electoral sobre la admisión de su candidatura, Lula vuelve a marcar la agenda del gigante sudamericano.

Favorito en la mayoría de las encuestas, que lo colocan como mínimo en segunda vuelta y una posible victoria ante un eventual balotage, Lula se ha convertido en la única opción del PT, que ya han confirmado que presentaran su candidatura.

Según sondeos de Datafolha, en un escenario electoral sin Lula, el primer lugar sería ocupado por el diputado ultradechista Jair Bolsonaro (19%), seguido por la ambientalista Marina Siva (15%) y en tercer lugar, el socialdemócrata Ciro Gomes (10%).

comments powered by Disqus