América 12/09/2018 - 12:00 a.m. miércoles 12 de septiembre de 2018

Lula desiste de candidatura y pide apoyo para Haddad

Lula comunicó su decisión en una reunión en la ciudad de Curitiba, localidad donde el expresidente paga una condena de 12 años

Haddad , nuevo candidato del PT. / Hedeson Alves | EFE
Hedeson Alves | EFE

Haddad , nuevo candidato del PT.

Anterior Siguiente

Servicios internacionales
online@laestrella.com.pa

El exmandatario, Luiz Inácio Lula da Silva, anunció la tarde de ayer su decisión de desistir de su candidatura por la presidencia de Brasil en lo comicios del próximo 7 de octubre y confirmó a Fernando Haddad, como abanderado del Partido de los Trabajadores (PT).

De acuerdo a información de la agencia EFE , Lula comunicó su decisión a la dirección del PT en una reunión en la ciudad de Curitiba, localidad donde el expresidente paga una condena de 12 años tras ser condenado en segunda instancia por corrupción.

El PT había sido advertido por el Tribunal Supremo Electoral que tenía hasta ayer martes para remover a Lula de su formula presidencial, en virtud de la normativa de ‘ficha limpia', ley que el mismo sancionó durante su mandato, y que inhabilita a cualquier personas de optar por cargos de elección popular si ha sido condenado por un tribunal en segunda instancia.

Antes de la conclusión de la reunión de la dirección del partido en Curitiba para refrendar la decisión de su máximo líder, el PT divulgó un anuncio en televisión en el que dejó claro que las aspiraciones de Haddad como candidato a la Presidencia contaban con el apoyo de Lula.

La mayor formación de izquierda de América Latina y que gobernó Brasil por 13 años (2003-2016) esperó hasta el último momento para anunciar el cambio de candidato, con la esperanza de poder revertir la decisión de la justicia electoral en otras instancias.

Sin embargo, ni el Tribunal Superior Electoral ni la Corte Suprema de Justicia llegaron a pronunciarse sobre los diferentes recursos que el PT presentó en la última semana para intentar habilitar a Lula como candidato.

Lula, cuyo equipo legal ha dicho que agotará todos los recursos legales, tanto en la Justicia del país como internacional, encabezaba todas las encuestas de intención de voto con cerca del 40% del favoritismo, y era señalado por los sondeos como el posible vencedor de la primera y de la segunda vuelta, frente a cualquiera de sus adversarios.

POR LOS VOTOS DE LULA

Haddad, que fue ministro de Educación en el Gobierno de Lula y alcalde de Sao Paulo, es el quinto ubicado en los últimos sondeos de intención de voto, con un 9 %, cinco puntos porcentuales más de los que tenía en agosto.

CALENDARIO ELECTORAL

Brasil celebrará comicios generales el próximo 7 de octubre.

BALOTAJE

De no haber ganador con más del 50% de los votos, se celebrará una segunda vuelta el 28 de octubre.

FAVORITOS

Lula se mantiene como el mejor posicionado en la intensión de voto. Deja al ultraderechista, Jahir Bolsonaro, como favorito en los sondeos.

A menos de un mes para los comicios más inciertos en las últimas décadas en Brasil, Haddad confía en la transferencia de votos del líder del PT.

Con un amplio currículum académico, Haddad fue ministro de Educación entre 2005 y 2012, cargo con el que reforzó su prestigio dentro de la izquierda y le permitió estrechar su confianza con Lula.

Fue precisamente el expresidente quien insistió en postular a Haddad como alcalde de Sao Paulo en las elecciones de 2012, en las que venció en segunda vuelta, y le volvió a brindar su apoyo en 2016, cuando aún estaba en libertad y en plena actividad política.

De sus años como alcalde, Haddad fue denunciado recientemente, en plena campaña electoral, por supuesta corrupción en base a la confesión realizada por el empresario Ricardo Pessoa, expresidente de la constructora UTC Ingeniería.

El extitular de Educación ha atribuido la denuncia a una ‘persecución' política que busca impedir el regreso del Partido de los Trabajadores al poder, un discurso que ha sido repetido en numerosas ocasiones por su mentor, al que visita semanalmente en la cárcel.

comments powered by Disqus