América 16/10/2018 - 12:02 a.m. martes 16 de octubre de 2018

Legislativas de EE.UU. marcadas por ‘#MeToo'

El número de mujeres implicadas en política, especialmente entre los demócratas, se ha disparado

La confirmación en el Senado de Brett Kavanaugh ha generado una ola de críticas contra los republicanos. / Shawn Thew | EFE
Shawn Thew | EFE

La confirmación en el Senado de Brett Kavanaugh ha generado una ola de críticas contra los republicanos.

Anterior Siguiente

Servicios internacionales
online@laestrella.com.pa

A menos de un mes para las legislativas en Estados Unidos (EE.UU.), la llegada del movimiento #MeToo y la polémica confirmación en el Senado de Brett Kavanaugh como juez del Tribunal Supremo, después de ser acusado por varias mujeres de abuso sexual, han caldeado inevitablemente la política en el país.

El número de mujeres implicadas en política, especialmente entre los demócratas, se ha disparado y la violencia sexual sufrida por el sexo femenino ha tomado con fuerza un espacio privilegiado en la discusión social dejando atrás los tabúes.

La extensa propagación de un movimiento

Aunque ‘MeToo' surge en 2006 en el Bronx con la activista Tarana Burke, su popularidad se viralizó a partir del 15 de octubre de 2017, cuando la actriz Alyssa Milano publicó un mensaje en Twitter para alentar a las mujeres a contar sus historias de acoso.

Desde entonces el #MeToo ha recorrido todo el planeta, generando una ola de denuncias contra hombres poderosos y a su vez desató un cambio cultural en Estados Unidos, así como en otros países del globo.

Dicho movimiento también apalancó un fenómeno político en la era de Donald Trump, pues una mayor cantidad de mujeres buscará un cargo en las legislativas. En total, unas 42,000 se han registrado.

‘Las mejores estimaciones de las tasas de agresión sexual entre las mujeres de EE.UU. son de alrededor el 20%', es decir, al menos 1 de cada 5 mujeres ha sufrido alguna vez algún tipo de abuso, explicó a Efe la presidenta de la Asociación de Sociólogos de Canadá, Tina Fetner.

‘Este es un momento importante para que las mujeres, a través de movimientos como #MeToo, imaginen un nuevo día donde la violencia sexual y el acoso no sean tan comunes', aseguró la experta ante el advenimiento de una nueva época para la defensa de la igualdad.

Las acusaciones vertidas contra Kavanaugh y el férreo apoyo de los senadores republicanos a su figura pese al testimonio de la primera de sus presuntas víctimas, Christine Blasey Ford, han convertido la causa de la violencia sexual en una cuestión partidista.

Como apuntó Fetner, el Partido Republicano se opone aún a defender y denunciar el sufrimiento de las víctimas de abusos de forma prioritaria a sus asuntos de Gobierno, por lo que los resultados de los comicios de noviembre reflejarán si esta postura les trae consecuencias electorales.

La experta agregó que la respuesta de la izquierda en términos de protesta y movilización sobre el caso de Ford ha sido ‘particularmente alta', con lo que no sería sorprendente ‘ver una mayor participación entre los demócratas en las elecciones de medio mandato, especialmente entre las mujeres'.

Por su parte, la experta en violencia sexual del centro de estudios American Progress, Anisha Singh, insistió en que los estadounidenses están ‘impactados' por la premura con la que los republicanos han querido proceder con la investigación sobre las alegaciones de abuso sexual contra Kavanaugh.

‘Los estadounidenses estaban mirando, preguntándose por qué no podían tener un proceso adecuado, cuál era la prisa por hacerlo. Y por qué los republicanos no creen a las víctimas', apuntó.

comments powered by Disqus