América 15/04/2019 - 12:00 a.m. lunes 15 de abril de 2019

No hay que ser indiferente frente a las víctimas: Báez

La crisis que vive Nicaragua ha dejado entre 325 y 568 muertos, entre 779 y 809 presos, además de cientos de desaparecidos y decenas de miles de exiliados

EFE

El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, Silvio Báez, llamó este domingo a los fieles católicos de Nicaragua a no ser ‘indiferentes frente a las víctimas' de la crisis sociopolítica que vive su país. ‘Nosotros, que creemos en el crucificado (Jesucristo), no podemos olvidar, ni ser indiferentes frente a las víctimas crucificadas de hoy, frente a los presos políticos, frente a los que todavía se ocultan temerosos', dijo Báez, uno de los personajes más influyentes de Nicaragua y un crítico del Gobierno de Daniel Ortega, al oficiar una misa.

La crisis que vive Nicaragua ha dejado entre 325 y 568 muertos, y unos 779 a 809 presos políticos, además de cientos de desaparecidos y decenas de miles de exiliados, desde el estallido social del 18 de abril de 2018, según diferentes organismos humanitarios nacionales e internacionales. En unas negociaciones recientes, el Gobierno y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, acordaron que el Estado liberará a todos los ‘presos políticos' y respetar la Constitución en lo referente a la libertad de expresión y de prensa; sin embargo, hasta ahora hay quejas por la falta de cumplimiento. Las partes, que negociaron entre el 27 de febrero y el 3 de abril, no lograron ponerse de acuerdo en que haya justicia para las víctimas de la crisis, ni en reformas electorales que anticipen el fin del Gobierno de Ortega, quien lleva 12 años en el poder.

La crisis sociopolítica también ha llevado a Nicaragua a una contracción económica que en 2018 alcanzó el 3.8% respecto a 2017, y que podría empeorar en 2019.

El llamado de Báez también fue para no olvidar ni ser indiferentes ‘frente a las madres que lloran a quienes fueron asesinados por la represión, frente a un pueblo que no se le deja de seguir, frente a una sociedad que se encamina al despeñadero'.

‘Hoy contemplamos a Cristo en nuestro pueblo, y lo contemplamos para proclamar que Dios está de parte de la víctima, no del verdugo, que está de parte del último, del empobrecido, del manipulado ideológicamente, del que sufre desconsolado, del que no tiene esperanza, del martirizado todavía hoy', sostuvo.

Como miembro de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Báez participó como mediador del primer diálogo entre el Gobierno y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, entre mayo y julio pasado, que culminó con el abandono unilateral de Ortega, quien acusó a los obispos de apoyar un supuesto golpe de Estado fallido. El obispo, quien en 2018 fue objeto de un complot para asesinarlo, dejará Nicaragua para trabajar junto al papa Francisco en el Vaticano, lo que es interpretado en su país como un ‘exilio forzado', ante la celebración de los oficialistas.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha responsabilizado al Gobierno de Nicaragua por crímenes de ‘lesa humanidad'. La Organización de los Estados Americanos tiene en proceso la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, por rompimiento del orden constitucional, que de ejecutarse suspendería a Nicaragua del organismo continental.

comments powered by Disqus