América 03/09/2018 - 12:00 a.m. lunes 3 de septiembre de 2018

Hiperinflación y ataques a la moneda en Venezuela

En Venezuela el control de cambio, existe desde el año 1983, independientemente de los esquemas de tipos de cambio flexibles o fijos

  / sasa
sasa

Elixsandro Ballesteros
elixsandro@yahoo.com

La crisis económica que atraviesa la República Bolivariana de Venezuela, deriva de un conflicto político y arranca desde mediados de 2012 a la fecha. Se caracteriza, por una hiperinflación, una especulación agresiva sobre la moneda nacional, el acaparamiento de productos y un contrabando de extracción que contribuye al desabastecimiento del mercado, sin contar las operaciones contra la disponibilidad de efectivo en la economía.

La hiperinflación ha perturbado el funcionamiento de su economía, ocasionado perjuicios a todos los agentes económicos y creado dificultades para el manejo económico a las autoridades. El aumento generalizado y sostenido de los precios reduce el poder adquisitivo principalmente de los asalariados. En un clima de hiperinflación, la tasa de inflación es superior a 100% o 300% anual. Con un impacto en la estabilidad política y la paz social.

En Venezuela el control de cambio, existe desde el año 1983, independientemente de los esquemas de tipos de cambio flexibles o fijos, y con él los mercados paralelos. El comportamiento del tipo de cambio en los mercados paralelos fue estable, especialmente desde 1999 hasta el año 2012, momento que marca un giro hacia una especulación agresiva de ataque al Bolívar. En el periodo previo, el tipo de cambio oficial y el paralelo tuvieron un comportamiento similar. El tipo de cambio paralelo (ilegal) no cumple ningún criterio económico, se publica diariamente en páginas web y es operado fuera Venezuela.

Para entender cómo el tipo de cambio influye sobre la economía real, especialmente en los niveles de precios y cantidades de los bienes y servicios que se producen y consumen en Venezuela, tenemos que considerar dos factores: 1) el elevado componente de importación en el consumo final y para la producción; y 2) la concentración de las importaciones en monopolios y oligopolios privados. Se deriva, pues, una fuerte relación entre el tipo de cambio paralelo y los precios, que se estima es de un 70%.

La inflación de costos, mediante la manipulación del tipo de cambio en el paralelo, generada por el denominado shock de oferta, se induce de manera arbitraria sin tener relación con las reservas internacionales y la liquidez monetaria. La fijación de los precios de los bienes importados, en su mayoría insumos, maquinarias y equipos para la producción, a un tipo de cambio muy superior al real y al oficial, provoca necesariamente un aumento de los costos de producción, de los cuales está excluida la mano de obra local.

El tipo de cambio paralelo es tomado como referencia del precio de los bienes importados, facilitado por el hecho de que las importaciones la realizan grandes monopolios y oligopolios, que con base a su poder de mercado, convierten el valor del bien importado en bolívares.

Las autoridades venezolanas recientemente han emprendido políticas de estabilización para terminar con la hiperinflación.

Ex embajador y docente universitario

comments powered by Disqus