América 08/03/2018 - 3:03 p.m. jueves 8 de marzo de 2018

Feministas denuncian discursos de odio y fundamentalismo religioso en Costa Rica 

Las feministas indicaron que repudian el uso del miedo como recurso, la desinformación y los engaños en campaña electoral

Los dos candidatos a la presidencia de Costa Rica para la segunda vuelta del 1 de abril, Fabricio Alvarado (i) y Carlos Alvarado (d). / EFE
EFE

Los dos candidatos a la presidencia de Costa Rica para la segunda vuelta del 1 de abril, Fabricio Alvarado (i) y Carlos Alvarado (d).

EFE
online@laestrella.com.pa

Organizaciones feministas denunciaron hoy los "discursos de odio y el fundamentalismo religioso" que actualmente vive Costa Rica en la campaña electoral, lo cual consideran que atenta contra los derechos humanos y promueve la violencia.

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer el colectivo internacional #Niunamenos, la Organización Socialista, Pany Rosas Internacional y feministas independientes hicieron un rechazo contra los discursos de persecución que normalizan la violencia.

"La coyuntura en la que estamos legitima la violencia y el discurso de odio. Vamos a exigir a cualquier Gobierno de turno que se garanticen los derechos y optamos más que todo por la organización feminista como nuestra herramienta para garantizar estos derechos", afirmó a Acan-Efe la feminista del colectivo internacional #Niunamenos, Dani Asturias.

Las organizaciones indicaron que repudian el uso del miedo como recurso, la desinformación y los engaños, como estrategias electorales generando una mayor vulneración y discriminación contra las mujeres y las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGTBI).

"Es una llamada contra el fundamentalismo religioso, de la coyuntura que nos agita en este momento en Costa Rica. Esta realzada en el fundamentalismo lo que hace es legitimar la violencia, normalizar el acoso y asimilar la discriminación y paralizarla. (...) es un discurso de persecución que normaliza la violencia", indicó a Acan-Efe la feminista independiente Karen Esquivel.

Las activistas explicaron que todo esto tomó auge desde enero pasado tras la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos a favor del matrimonio homosexual y de la identidad de género, que centró el debate electoral sobre este tema.

El candidato presidencial del evangélico conservador Partido Restauración Nacional, Fabricio Alvarado, ganó la primera ronda del pasado 4 de febrero impulsado por su discurso opositor al matrimonio igualitario y en favor de la familia tradicional, incluso ha dicho que está ha favor de abrir "espacios para restaurar" homosexuales.

Alvarado se enfrentara el 1 de abril en la segunda ronda electoral al oficialista Carlos Alvarado, quien está a favor del matrimonio igualitario y los derechos de la comunidad sexualmente diversa.

Los grupos feministas se consideran apartidarias y exigen, no solamente a los actuales candidatos a la presidencia, sino también a los partidos tradicionales, detener la violencia que consideran destruye las luchas históricas de la mujer.

"Las mujeres lesbianas y trans sufrimos ahora el doble de discriminación cuando el discurso de odio se hace tan legítimo, nos vemos vulnerables hacia tener nuestra orientación sexual y ante ser mujer y es importante que dentro de las mujeres también existimos mujeres diversas", destacó Asturias.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos indican que en Costa Rica hay 2.451.720 mujeres, un 49,6 por ciento de la población total y de ellas un 73,6 por ciento vive en la zona urbana.

Además, en 2017 la tasa de desempleo de las mujeres fue de un 12,3 por ciento, un 62,7 por ciento más alta que los hombres.

En la pobreza se refleja lo mismo, ya que jefaturas femeninas en pobreza durante el año pasado fue de 23,5 por ciento, un 31 por ciento más alto que las jefaturas masculinas. 

comments powered by Disqus