América 24/03/2018 - 12:01 a.m. sábado 24 de marzo de 2018

Facebook, ¿un artilugio político?

Que Cambridge Analytica utilizara la información de millones de usuarios de Facebook para atraerlos a Donald Trump no es una táctica nueva, la campaña de Barack Obama de 2012 también se valió de estos métodos

Sede de Cambridge Analytica, responsable de la filtración de datos de 50 millones de usuarios de Facebook, y vinculada a la campaña de Donald Trump. / Andy Rain | EFE
Andy Rain | EFE

Sede de Cambridge Analytica, responsable de la filtración de datos de 50 millones de usuarios de Facebook, y vinculada a la campaña de Donald Trump.

Anterior Siguiente

Juan España
jespana@laestrella.com.pa

La manipulación política es una manifestación que Occidente suele atribuirle a países autoritarios como Corea del Norte. Irónicamente, las revelaciones que trajo consigo el escándalo de la empresa Cambridge Analytica muestra cómo los datos que compartimos en las redes sociales pueden ser utilizados con fines políticos, una táctica utilizada desde las elecciones de 2012, cuando ganó Barack Obama.

El destino de la información de unos 50 millones de usuarios de Facebook , según reveló la investigación de The New York Times y The Observer , habría sido utilizada para beneficiar la campaña presidencial de Donald Trump en las elecciones estadounidenses de 2016.

La empresa británica, creada en 2013, habría obtenido la información de los millones de usuarios a través un test psicológico desarrollado por el investigador de la Universidad de Cambridge, Alexander Kogan.

De acuerdo con Christopher Wylie, quien trabajó para Cambridge Analytica hasta el 2014, lo que Kogan ofreció a la compañía británica fueron apps que contaban con un permiso especial de Facebook y que no solo recogían la información de las personas que aceptaban sus términos, también su ‘entera red de amigos'.

El test de Kogan solo atrajo a unos 270 mil usuarios, varios fueron pagados para hacerlo, pero a través de ellos accedieron a la información de unos 50 millones de usuarios de Facebook.

Esta táctica no solo era empleada por la compañía británica, señala el exempleado de Facebook Sandy Parakilas al diario The Guardian .

Desde 2007, esta red social ha dado permisos especiales a distintas compañías para hacer tests o juegos (como la popular FarmVille) que permitían a sus creadores tener acceso a la información de sus millones de usuarios, a cambio la popular red social recibía el 30% de las ganancias.

Durante el tiempo en el que estuvo el exempleado de Facebook , entre 2011 y 2012, la compañía estadounidense estaba interesada en alentar a los desarrolladores a crear aplicaciones, y para generar el interés ‘fue ofreciéndoles acceso a esos datos'.

Parakilas asegura no saber cuántas compañías obtuvieron aquellos permisos antes de que estas prácticas fueran terminadas a mediados del 2014, pero señala que la cifra puede ser de miles.

Señala a su vez que desconoce por qué en 2014 Facebook dejó de dar acceso a los datos de sus usuarios a los desarrolladores de aplicaciones. Sin embargo, cree que se debe a que los ejecutivos de la red social se percataron de que algunas de las apps más populares habían adquirido una cantidad enorme de datos valiosos.

‘Les preocupaba que los grandes desarrolladores de aplicaciones estuvieran construyendo sus propios gráficos sociales, lo que significa que podían ver todas las conexiones' entre los usuarios de Facebook , dice Parakilas al diario británico.

CON OBAMA TAMBIÉN

El multimillonario y donante republicano, Robert Mercer, el exasesor de Trump, Steve Bannon y el yerno presidencial, Jared Kushner, estarían involucrados en la reciente filtración de datos de Facebook , utilizados para beneficiar a la campaña presidencial que llevó a Donald Trump a la Casa Blanca.

Junto a la trama rusa, el escándalo de Cambridge Analytica ha servido para atacar a la administración de Trump, mas no sería la primera vez que se emplea esta táctica, pues la misma fue utilizada durante las elecciones estadounidenses de 2012, cuando Obama fue reelegido para un segundo mandato.

Entonces, con el objetivo de atraer el voto joven, la campaña de Obama utilizó la plataforma de Facebook con fines políticos.

Para ello se desarrolló una aplicación a la cual se suscribieron más de un millón de usuarios que daban permiso a la campaña de Obama a acceder a su lista de amigos en Facebook , reportaba en 2012 la revista Time , pero como una noticia positiva y enmarcada en las nuevas tácticas para atraer el voto.

‘La gente no confía en las campañas. Ni siquiera confían en las organizaciones de medios. ¿En quién confían? (En) sus amigos', decía a Time Teddy Goff, director digital de la campaña de Obama.

De acuerdo al Washington Post , la tecnología que utilizó la empresa británica para la campaña de Trump, habría sido la misma que se empleó en el caso de Obama.

Más de cinco años después, la misma táctica es utilizada por la campaña de Trump, pero ahora el tono es negativo. ¿Doble rasero?

Facebook no tenía un problema con ese tipo de actividades en 2012, recuerda Carol Davids, quien trabajó en la campaña política de Obama, para entonces la compañía estadounidense les permitió ‘chupar todo el gráfico social' y no los ‘detuvieron'.

‘Llegaron a la oficina en los días posteriores al reclutamiento de las elecciones y fueron muy sinceros en cuanto a que nos permitieron hacer cosas que no habrían permitido que hiciera otra persona, porque estaban de nuestro lado', dijo Davids, a través de su cuenta de Twitter , reporta el diario The Hill .

Pero con Trump la actitud de Facebook cambió, pues cuando se percataron de lo que hacía Cambridge Analytica suspendieron el acuerdo que mantenían con ella.

Desde que Trumpo arribó a la Casa Blanca los demócratas se han esforzado en buscar pretextos (Rusia, Bernie Sanders, noticias falsas, etc.) para excusar la derrota que sufrió su candidata presidencial, Hillary Clinton.

‘Han creado estas plataformas y ahora están siendo mal usadas', les espeta a los miembros de su partido la senadora Dianne Feinstein.

Los hechos han provocado que la Cámara de Representantes de EE.UU. llame a declarar al fundador de la red social, Mark Zuckerberg, quien pidió perdón y dijo estar feliz de comparecer ante el Congreso.

El oscuro pasado del ‘héroe' Robert Mueller

El fiscal especial para la trama rusa, Robert Mueller, es visto a ojos de muchos estadounidenses como un héroe que está a la caza de evidencia que apunte a la supuesta intervención del Kremlin en las elecciones de Estados Unidos de 2016, pero no todos han olvidado su participación en abogar por la intervención militar de Irak.

Un mes antes de que la invasión de Irak se materializara, Mueller respaldaba la tesis de la administración de George W. Bush que afirmaba que el Gobierno iraquí contaba con armas de destrucción masiva.

El 11 de febrero de 2003, Mueller testificó ante el Congreso de los Estados Unidos que ‘como lo señaló el Director Tenet, el Secretario Powell presentó evidencia la semana pasada de que Bagdad no ha desarmado sus armas de destrucción masiva, intentando deliberadamente evadir y engañar a la comunidad internacional. Nuestra preocupación particular es que Saddam Hussein pueda suministrar a los terroristas material biológico, químico o radiológico', reporta la cadena RT .

Glenn Greenwald, periodista del diario The Intercept , ironiza en su cuenta de Twitter cómo un hombre puede ser un ‘icono liberal que simboliza la integridad y la salvación' y al mismo tiempo, ‘defensor de la guerra de Irak', la cual ayudó a la desestabilización de Medio Oriente y a la muerte de miles de civiles iraquíes.

Mueller también habría alentado, mientras fue jefe del FBI durante la era Bush, miles de ‘detenciones' contra ciudadanos de Estados Unidos, especialmente si eran de origen árabe, como parte de la campaña antiterrorista.

comments powered by Disqus