América 13/06/2018 - 12:00 a.m. miércoles 13 de junio de 2018

Daniel Ortega ofrece adelantar los comicios para el próximo año

Con la reforma electoral, los obispos buscan evitar que se repita lo acontecido en las elecciones de 2016

La crisis en Nicaragua ha dejado más de 140 víctimas, según organizaciones independientes. / Bienvenido Velasco | EFE
Bienvenido Velasco | EFE

La crisis en Nicaragua ha dejado más de 140 víctimas, según organizaciones independientes.

Servicios internacionales
online@laestrella.com.pa

En medio de una crisis sociopolítica que ya supera los 50 días, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se ha ofrecido a adelantar las elecciones presidenciales a 2019, una propuesta que llega mientras continúan los violentos enfrentamientos.

Dicha propuesta habría sido presentada a los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) y a la Alianza Cívica —la cual reúne a diversos sectores de la ciudadanía nicaragüense opuestos al gobierno de Ortega— a través de la mediación de la embajadora estadounidense en Managua, Laura Dogu, y de Caleb McCarry.

McCarry, que estuvo de visita en el país centroamericano el fin de semana, es el enviado del senador republicano Bob Corker, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense.

Aunque desde la oposición la exigencia es la renuncia de Ortega, los obispos del CEN señalaron que debía incluirse en la agenda electoral una ley de transición, el restablecimiento del estado de derecho y una reforma electoral.

Con la reforma electoral, los obispos buscan evitar que se repita lo acontecido en las elecciones de 2016, con partidos ilegalizados, candidatos inhabilitados y con el control sandinista del Consejo Nacional Electoral.

Lo paradógico de este suceso es que Ortega, de un discurso antiimperialista y crítico de las políticas de Estados Unidos, busque el apoyo de Washington para salir de la crisis que atraviesa la nación centroamericana.

MÁS MUERTOS

El número de 146 decesos que ha dejado la crisis sociopolítica en Nicaragua, según el conteo de organizaciones independientes como el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, habría aumentado a uno más en la madrugada de ayer.

El deceso 147 sería la nueva víctima de los violentos enfrentamientos entre la Policía Nacional de Nicaragua y fuerzas de choque oficialistas, cuando atacaron a opositores en las ciudades de Jinotepe, Masatepe y El Crucero.

El objetivo de los ataques, reporta la agencia Efe , fue eliminar los bloqueos a carreteras y barricadas en los barrios, que la población erige para evitar que fuerzas ‘parapoliciales' secuestren y maten a los vecinos.

Los bloqueos son a su vez mecanismos de protestas contra el gobierno de Ortega, de acuerdo a los manifestantes ‘autoconvocados', término que utilizan para guardar su identidad.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos se encuentra sobre el terreno.

comments powered by Disqus