América 06/09/2018 - 12:00 a.m. jueves 6 de septiembre de 2018

Consejo de Seguridad dividido sobre crisis social en Nicaragua

La representación del país centroamericano ante la ONU calificó la sesión convocada por Washington como una injerencia, mientras que EE.UU. y sus aliados condenaban la represión contra la población civil

Venezuela y Bolivia rechazaron la intervención del consejo sobre Nicaragua. / Manuel Elias | EFE
Manuel Elias | EFE

Venezuela y Bolivia rechazaron la intervención del consejo sobre Nicaragua.

Servicios internacionales
online@laestrella.com.pa

La sesión para tratar la crisis política y social que atraviesa Nicaragua desde el mes de abril en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU), convocada por Washington, evidenció las divisiones que existen en la organización internacional sobre este asunto; por un lado Estados Unidos (EE.UU.) y aliados denunciaban las acciones del Gobierno de Daniel Ortega, mientras que otros países calificaban la discusión como una injerencia en los asuntos internos de la nación centroamericana.

‘El Consejo de Seguridad no puede ser un observador pasivo mientras Nicaragua sigue descendiendo hacia un estado fallido, corrupto y dictatorial, porque sabemos a donde lleva ese camino', defendió en la sesión Nikki Haley, la embajadora permanente de EE.UU. ante la ONU, informa la agencia Efe .

De acuerdo a la representante estadounidense, la senda que ha emprendido el Gobierno de Ortega es la misma que han seguido países como Siria y Venezuela, las cuales, siguió Haley, han desembocado en graves consecuencias para sus respectivas regiones.

‘Daniel Ortega y Nicolás Maduro están cortados con la misma tela corrupta, los dos son estudiantes de la misma ideología fallida y los dos son dictadores que viven atemorizados de su propio pueblo', recalcó Haley.

Otros países como Francia y Holanda denunciaron la represión de la población civil en Nicaragua, detrás de la cual se encuentra el Gobierno de Ortega.

En igual sintonía se encontraba la representación de Perú ante la ONU. El embajador peruano, Gustavo Meza-Cuadra, condenó entre otras cosas ‘los actos de represión y violaciones de derechos humanos cometidos por la policía y los grupos paramilitares'.

En reacción a la sesión, el canciller de Nicaragua, Denis Moncada, calificó la convocatoria realizada por EE.UU. como una injerencia, agregó que el consejo no es el órgano competente para abordar la crisis que atraviesa su país e indicó que ‘en Nicaragua somos amantes de la paz', reporta el diario nicaragüense La Prensa .

Venezuela también señaló que la sesión convocada por Washington es injerencista, mientras que la representación de Bolivia recordó la historia de intervención extranjera en Nicaragua desde William Walker en 1854.

A su vez, China respaldó la posición de que el Consejo no debe involucrarse en la situación que atraviesa el país centroamericano.

Por su parte, el embajador ruso, Vasili Nebenzia, defendió los esfuerzos del Gobierno nicaragüense para estabilizar la situación y denunció que el país está siendo víctima de ‘presiones externas'.

TENSIÓN

EE.UU. señaló que el Gobierno de Daniel Ortega sigue el mismo camino que Venezuela y Siria.

De acuerdo a la representante permanente de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley, al igual que Nicaragua, la crisis de Venezuela y Siria han desembocado en graves consecuencias para sus respectivas regiones.

comments powered by Disqus