América 16/06/2017 - 12:05 a.m. viernes 16 de junio de 2017

‘Complicidad' entre Trump y México agrava la crisis migratoria

Amnistía Internacional denunció en un duro informe la situación migratoria en la región criticando las medidas de Washington 

La construcción del muro ha generado un enorme rechazo entre la población mexicana y en algunos sectores dentro de Estados Unidos. / Darleine Heitman | Shutterstock
Darleine Heitman | Shutterstock

La construcción del muro ha generado un enorme rechazo entre la población mexicana y en algunos sectores dentro de Estados Unidos.

EFE
online@laestrella.com.pa

Las órdenes sobre seguridad fronteriza del presidente de EE.UU., Donald Trump; la actuación de México y la negativa a dar asilo suponen un grave peligro para la vida de miles de migrantes, alertó ayer Amnistía Internacional (AI).

Centroamérica ‘vive una crisis de refugiados y Trump implementa medidas inhumanas que tendrán un impacto grave en personas vulnerables', dijo a EFE Madeleine Penman, experta en México y autora del informe ‘Enfrentando muros. Violaciones de los derechos de solicitantes de asilo en Estados Unidos y México'.

En el documento se examinan las implicaciones de la orden ejecutiva dictada por el jefe de la Casa Blanca el pasado 25 de enero, que va más allá de un muro que, antes de construirse, es ya un ejemplo de ‘inhumana crueldad', apunta AI.

Si la situación de unas 450 mil personas que cada año huyen del Triángulo del Norte (Guatemala, El Salvador y Honduras) hacia México y Estados Unidos ya es difícil y peligrosa, y podría empeorar con las nuevas medidas, denunció la investigadora.

‘Con la presidencia de Trump, se amenaza con crear una catástrofe de derechos humanos para personas solicitantes de asilo y refugio', apuntó Penman, que durante varios meses estuvo documentando casos.

Algunos de ellos son escandalosos, como los de las familias con bebés y niños que han permanecido encerradas más de 600 días en un centro de detención de migrantes —desde la Administración del anterior presidente de EE.UU., Barack Obama— y, en general, un ‘miedo patente' por parte de indocumentados que se sienten en un limbo.

El informe de AI se publica mientras EE.UU. y México presiden en Miami una conferencia de alto nivel sobre seguridad y prosperidad en El Salvador, Honduras y Guatemala.

Desde estos países proceden la mayoría de los solicitantes de asilo recogidos en el estudio, que recuerda que buena parte del flujo migratorio está compuesto por personas que ‘no solamente escapan para encontrar trabajo, sino de una violencia extrema', subrayó Penman.

Los migrantes ya no van en busca del ‘sueño americano', sino huyendo de la criminalidad, la extorsión o la muerte.

Entre México y EE.UU. se tramitaron el pasado año unas 90 mil solicitudes de asilo o refugio, pero la tasa de aceptación es mínima. ‘En Estados Unidos, el reconocimiento de asilo a personas refugiadas es más baja en personas de Centroamérica que en otras nacionalidades', remarcó la investigadora.

En 2016, 39,881 personas del Triángulo Norte pidieron asilo en EE.UU. y solamente se les concedió al 5%, aunque algunos procesos no han terminado.

FRONTERA SUR

Una de cada tres solicitudes de asilo aceptadas por México durante el 2016 correspondía a centroamericanos.

En México, el 97% de los 147,370 deportados ese año eran del El Salvador, Honduras y Guatemala, lo que, según AI, convierte al país en un ‘cómplice del control fronterizo de EE.UU.' y da muestras de hipocresía.

comments powered by Disqus