América 10/08/2019 - 7:55 p.m. sábado 10 de agosto de 2019

Cierra la campaña en Guatemala con un pronóstico favorable para Giammattei

Esta segunda vuelta, que se produce después de que ninguno de los candidatos alcanzara la mitad más uno de los votos en los comicios generales del pasado 16 de junio

Alejandro Giammattei, candidato presidencial guatemalteco. / Esteban Biba | EFE
Esteban Biba | EFE

Alejandro Giammattei, candidato presidencial guatemalteco.

EFE

Los guatemaltecos están llamados a las urnas el próximo domingo para elegir a su futuro presidente en medio de señalamientos de fraude electoral. Enfrente dos papeletas: la de Sandra Torres, abanderada de los programas sociales, y la de Alejandro Giammattei, la mano dura contra el crimen.

Esta segunda vuelta, que se produce después de que ninguno de los candidatos alcanzara la mitad más uno de los votos en los comicios generales del pasado 16 de junio, se celebrará en un clima de incertidumbre, desasosiego y desapego.

Las encuestas vaticinan a Giammattei como claro vencedor. Pero puede que el abstencionismo aumente y más en las comunidades indígenas y en el interior del país, pues el Comité de Desarrollo Campesino, una de las agrupaciones más importantes en estas áreas, ya ha anunciado que no apoyará a ninguna de las dos opciones.

Así lo respaldó también el partido Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP), surgido de la organización campesina, y la activista indígena mam Thelma Cabrera, que fue su candidata a la Presidencia, quedando en un cuarto lugar, y que esta semana, en el paro campesino, volvió a refrendar su posición porque ninguno de los dos candidatos representan al pueblo. 

Pero serán la ex primera dama y el exdirector del Sistema Penitenciario los que midan fuerzas en este balotaje después de unos resultados que, aún con los fallos reconocidos por el Tribunal Supremo Electoral, fueron refrendados por la Organización de Estados Americanos (OEA). 

Con este panorama, Giammattei, que supera en 18,2 puntos a la ex primera dama, según el sondeo de la firma Pro Datos, aumentó la presión penal en contra de su rival, a quien a prometido meter en la cárcel y contra la que pidió una orden de arraigo para que enfrente la justicia ante su "inminente derrota", que de ser cierta le haría perder el fuero. 

Las denuncias siguen sobrevolando esta elección. Las mismas que han llevado este jueves a un Juzgado a decidir procesar al exdirector y al exsubdirector de Informática del Tribunal Supremo Electoral, Gustavo Castillo y Beny Obdulio Román por "destrucción de registros informáticos e incumplimiento de deberes" durante la primera vuelta del pasado 16 de junio.

Ese fue uno de los motivos por los que el aspirante conservador lanzó esta semana una aplicación propia de su partido para el recuento de votos porque no se fía del papel del Tribunal Supremo Electoral y porque tiene dudas de que un experto haya sido contratado para alterar los resultados de este domingo, en los que se elegirá al sustituto de Jimmy Morales para los próximos cuatro años (2020-2024). 

Esto aumenta las dudas sobre estos comicios, pero se suma a la orden del juez Fredy Orellana de pedir a la Fiscalía que investigue de oficio a los magistrados del ente electoral y otros trabajadores para establecer si están implicados en esos mismos delitos.

Y mientras el Tribunal Supremo Electoral se ha afanado en defender en los últimos días que el proceso será transparente, después de los fallos electrónicos del cómputo preliminar que pusieron en duda los resultados del 16 de junio, el ente ha asegurado que todo está solucionado y que se garantizará la decisión de las urnas. 

Para velar por estos comicios, el pasado 1 de agosto una misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA), formada por 85 expertos y dirigida por el expresidente de Costa Rica Luis Guillermo Solís, arrancó su despliegue para estas elecciones, la vigésima que vigila el organismo.

Todo para velar que el próximo domingo, más de 8 millones de guatemaltecos decidan quién será la persona a la que Jimmy Morales le entregará, el 14 de enero de 2020, el mando de un país decepcionado con las autoridades que ha elegido en las últimas décadas. 

Aunque algunos creen que ninguno es una buena opción, enfrente solo habrá dos papeletas: Torres, que ha sido señalada por financiación electoral ilícita, o Giammattei, el eterno candidato, que busca la Presidencia por cuarta vez.

comments powered by Disqus