América 25/04/2019 - 2:02 p.m. jueves 25 de abril de 2019

China intentará evitar crisis de deuda en los países de la Franja y la Ruta

China inauguró hoy el Foro de la Franja y la Ruta con la participación de un millar de empresarios de unos 120 países

China intentará evitar crisis de deuda en los países de la Franja y la Ruta

EFE

El Foro de la Franja y la Ruta arrancó hoy en Pekín con un panel económico en el que participaron más de un millar de empresarios de cerca de 120 países y la promesa china de crear mecanismos para evitar que las naciones asociadas al proyecto se vean atrapadas en deudas imposibles de afrontar.


El panel económico, que sirvió de antesala a la inauguración mañana de la segunda edición del foro político de la multimillonaria iniciativa de inversiones china, las organizaciones internacionales incidieron también en la necesidad de tener en cuenta las cuestiones medioambientales en las obras del proyecto, especialmente en los países menos desarrollados.

En un intento por disipar los recelos que la iniciativa suscita en algunos países, el ministro de Finanzas chino, Liu Kun, aseguró durante el foro que se establecerá un mecanismo para "prevenir y resolver" eventuales crisis de endeudamiento.

Explicó que se creará un marco de análisis sobre la sostenibilidad de la deuda para todos los proyectos de la Franja y la Ruta e instó a los países participantes, a las organizaciones internacionales y a las instituciones crediticias a utilizar ese marco para mejorar la gestión de la deuda.

Algunos proyectos de la colosal estrategia global de inversiones china -también conocida como las Nuevas Rutas de la Seda- han afrontado problemas debido a la incapacidad de ciertos países a la hora de hacer frente al pago de los créditos que concede el gigante asiático para construir grandes obras de infraestructura.

Estados Unidos y otros críticos de la iniciativa aseguran que puede convertirse en una suerte de "trampa de la deuda" para los países menos desarrollados que conlleve su dependencia de China, acusación que Pekín rechaza.

También el gobernador del Banco del Pueblo de China (banco central), Yi Gang, señaló que las decisiones de inversión "deben controlar los riesgos" y tener en cuenta la capacidad de endeudamiento de cada país.

Por su parte, la española Arancha González, directora ejecutiva del Centro de Comercio Internacional (ITC) -la agencia de desarrollo conjunta de Naciones Unidas y la Organización Mundial del Comercio-, destacó que la Franja y la Ruta ofrece "una oportunidad increíble para que China colabore en el desarrollo de los países que son sus socios en esta iniciativa".

China ya no solo necesita materia prima sino que, con sus 1.400 millones de habitantes, tiene una clase media con una "demanda cada vez mayor y más sofisticada en alimentación", apuntó.

En declaraciones a Efe, González dijo que la iniciativa de celebrar una conferencia de empresarios dentro de la Franja y la Ruta "es un paso en la buena dirección" y estimó necesario para que la iniciativa funcione que China "mantenga su mercado y su comercio abiertos".

También defendió que tiene que ser "inclusiva", no solo para las grandes compañías sino para "el 99 por ciento de las empresas, que son pequeñas y medianas", además de "sostenible" en el aspecto medioambiental.

"Yo creo que China ha comprendido que la sostenibilidad ambiental es hoy una clave para el mantenimiento de la paz y la estabilidad en el propio país, que los ciudadanos chinos no van a aceptar respirar aire contaminado, beber agua que esté contaminada", aseguró.

Entre los empresarios presentes en el foro económico se encontraba el vicepresidente de la compañía láctea uruguaya Conaprole, Alejandro Pérez Viazzi.

Uruguay fue el primer país latinoamericano en adherirse a la Franja y la Ruta y Conaprole -la mayor empresa exportadora del país y la principal exportadora de lácteos de Latinoamérica - está presente en China desde hace doce años.

"El mercado chino es muy importante para nosotros, somos un país pequeño y si queremos crecer tenemos que volcarnos al exterior, el 75 por ciento de lo que producimos se vuelca en la exportación", explicó Pérez Viazzi a Efe.

A su juicio, la Franja y la Ruta es "una iniciativa muy inteligente que va a unir muchos países en el hemisferio sur", ya que "no solo va a permitir la unión de Estados y empresas con China, sino que también va a generar intercambios" entre sus miembros.

El presidente chino, Xi Jinping, inaugurará mañana oficialmente el segundo Foro de la Franja y la Ruta, al que asistirán 37 jefes de Estado o de Gobierno, ocho más de los 29 que participaron en la primera edición de la cumbre en 2017.

Además, acudirán representantes de cerca de 150 países y organizaciones internacionales, incluyendo al secretario general de la ONU, António Guterres, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

Entre los presidentes o primeros ministros que han viajado a Pekín figuran los de Chile, Italia, Portugal, Grecia, Rusia, Austria, Suiza, Singapur, Filipinas, Kenia, Pakistán, Egipto, República Checa, Hungría, Serbia, Mongolia, Vietnam o Tailandia.

comments powered by Disqus