América 01/08/2018 - 12:05 a.m. miércoles 1 de agosto de 2018

Acusan a Ortega de terrorismo de Estado

El FAD de Nicaragua denunció la represión e intimidación que lleva a cabo la administración de Daniel Ortega contra los manifestantes

Nicaragua atraviesa una crisis sociopolítica desde el pasado 18 de abril. / Esteban Biba | EFE
Esteban Biba | EFE

Nicaragua atraviesa una crisis sociopolítica desde el pasado 18 de abril.

Servicios internacionales
online@laestrella.com.pa

La organización política Frente Amplio por la Democracia (FAD) acusó al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, de cometer ‘terrorismo de Estado', en medio de una crisis que ha dejado entre 295 y 448 muertos desde el pasado 18 abril.

Según dijo a los periodistas la líder de la organización, Violeta Granera, la represión, intimidación y persecución política por medio de las más diversas técnicas, ‘es otra forma del terrorismo de Estado que está practicando el régimen', según informa la agencia Efe .

‘Los movimientos sociales, organizaciones, partidos políticos e independientes, agrupados en el FAD, rechazamos y denunciamos de forma categórica nuevas forma de represión, intimidación y persecución política', resaltó la organización, pero en un comunicado.

Por otro lado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) indicó la semana pasada que ha advertido que una ‘tercera fase' de represión consiste en la ‘criminalización de los manifestantes', y la ha denominado como ‘más ruda, más explícita y burocrática', porque utiliza la justicia contra las personas.

De acuerdo al FAD, entre los tipos de represión que usa el Gobierno de Ortega están ‘el despido masivo a médicos y personal del sistema de salud que atendieron a civiles heridos en las protestas o rechazaron la prohibición de ofrecerle asistencia'.

Sobre este mismo tema, el obispo auxiliar de la arquidiócesis de Managua, Silvio Báez, criticó la ‘criminalización' del derecho a protestar en Nicaragua, un día después de que el presidente Ortega insistió en llamar ‘terroristas' a quienes se manifiesten en su contra.

‘No es posible criminalizar al pueblo por ejercer su derecho de protesta y tratarlo como terrorista', dijo Báez, uno de los obispos más críticos del Gobierno de Ortega.

Nicaragua atraviesa la crisis más sangrienta desde los años 80 del siglo pasado, también con Ortega como presidente. Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado, por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario.

comments powered by Disqus