Cine 03/06/2018 - 12:01 a.m. domingo 3 de junio de 2018

Terror en el ‘Diablo Rojo'

Con este filme, cuyo rodaje se encuentra en un 70%, la directora Sol Moreno reinterpreta el género, empleando elementos propios del imaginario popular

  /

Anterior Siguiente

Errol Caballero
errol.caballero@laestrella.com.pa

‘Diablo Rojo PTY' es una película de terror, pero no porque recreé la experiencia de viajar en un bus desvencijado que baja por una curva a 200 kilómetros por hora; el viento nocturno entrando a ráfagas a través de las ventanas abatidas; unas uñas clavándose en el raído cuero del borde superior del respaldar acolchonado de enfrente. Ninguna de sus escenas presenta a un viajero de manos sudorosas manipulando su billetera, tratando de juntar monedas suficientes con las que pagar el pasaje. O a alguien despertando súbitamente al sentir la filosa proximidad de un hombro avanzando en la penumbra, tras dejar la cabeza colgando en el feroz vaivén.

No, la premisa del largometraje de terror ‘Diablo Rojo PTY', proyecto con el que la realizadora chiricana Sol Moreno obtuvo el primer premio del concurso de la Dirección de Cine, se aleja del calvario cotidiano que deben enfrentar diariamente los ciudadanos que se movilizan en este tipo de transporte. Su filme, comenta, narra las vicisitudes de un chófer de Diablo Rojo que es acechado por una maldición que arrastra del pasado.

Puede sonar como a ‘serie B', pero en realidad ‘Diablo Rojo PTY' se nutre del imaginario interiorano, de ese apego por lo sobrenatural que persiste en provincias como Chiriquí, en aquellos territorios donde las leyendas aún respiran, lejos del aire contaminado y del bullicio de la capital.

De este territorio todavía encantado, poblado por seres fantásticos y terribles, como ‘La Tulivieja', surge la inspiración de Moreno, quien, entre cosas, habló de su rol como una de las organizadoras del Panama Horror Film Fest, que ha servido para que los aficionados al género encuentren un poco de oxígeno, en un circuito de cine dominada por las producciones de abultado presupuesto y efectos especiales que deslumbran y aturden.

SI ME PODRÍAS HABLAR UN POCO DE CÓMO ERA LA ESCENA ARTÍSTICA AL MOMENTO DE DEJAR CHIRIQUÍ Y VIAJAR A BARCELONA, Y CÓMO FUE AL MOMENTO DE TU REGRESO A PANAMÁ...

Cuando me fui de Chiriquí no era muy consciente de lo que significaba una escena artística, recuerdo que iba a toques, al cine (en ese entonces no era muy exigente con la cartelera) y había alguna feria del libro... cuando regresé a Panamá no retorné a Chiriquí, sino a la capital... En realidad, mi primer shock al llegar a Barcelona fue encontrarme sola en una ciudad tan grande, no sabía cómo manejarme en el metro, me perdía mucho, no había Google maps, no conocía a nadie... Pero al principio vivía en el campus, donde estaba el cine universitario y comencé a descubrir un cine que jamás en Chiriquí había visto, conociendo a Hart Hartley, Jean Vigo, Peter Greenaway, Win Wender, Lynch, Cronemberg, entre otros... Viví 16 años en Barcelona, fue mucho tiempo y me costó mas reaprender como moverme en Panamá.

¿HÁBLAME DE TU EXPERIENCIA EN BARCELONA, DE TUS ESTUDIOS, DEL COLECTIVO QUE FORMASTE? ¿POR QUÉ DECIDISTE VOLVER A PANAMÁ?

‘Mucha gente intentando disuadirnos con la idea que a los panameños no les gusta este tipo de actividades más culturales sino que solo les gusta beber y emborracharse, y me alegra poder decir que estaban equivocados, y que poco a poco hemos descubierto un montón de iniciativas culturales'.

Me fui a Barcelona a estudiar en la UAB una maestría en teoría y práctica del cine documental. También hice algunos cursos de guión, uno como técnico de sonido especializado en cine y televisión, algunos cursos de multimedia y algún taller privado de FX... Cuando conocí a mi esposo Jordi, quien es productor ejecutivo y codirector del filme, entré a formar parte de su colectivo, donde hacíamos cortometrajes de micropresupuestos, programas de radio, muestras de cine de terror y trash, conciertos, mercados de diseño y arte, incluso alguna obra de teatro ‘gore'... abrimos una tienda especializada en el género de terror, y comenzamos a colaborar con el festival de cine internacional de Sitges... Más o menos por esa época (hace ya más de 10 años) surgió nuestro festival de cine de terror Horrorvision y la revista que recibe el mismo nombre. ¿Y por que volvimos a Panamá? Por una parte para hacer esta película, por la inacabable crisis y también por la situación política que se estaba gestando en Cataluña y España, que me tenía preocupada.

HAS ESTABLECIDO ALIANZAS VALIOSAS CON LO DEL FESTIVAL DE CORTOS DE TERROR, ¿CÓMO FUE ESE PROCESO DE TOCAR PUERTAS Y VENDER LA IDEA?

Con el festival Horrorvision no tuve que tocar puertas ni vender ideas, quizás solo escribir una propuesta y presentarla al Espai Jove (Centro Cultural) donde lo hacemos. Fue un festival hecho entre amigos realizadores de cortos y largometrajes de terror; al principio todo muy familiar, que poco a poco fue creciendo, hasta poder contar con directores de culto como Lloyd Kaufman (‘The Toxic Avenger'), Jorg Buttgereit (‘Nekromantik'), Claudio Fragasso (‘Troll 2'), Pete Tombs (‘Mondo Macabro'), Carlos Benpar y Sebastian D'Arbo, entre otros. En cambio con el festival de cine de terror de Panamá sí que nos tocó trabajar más en vender la idea, aunque desde el principio tuvimos el apoyo de la Alcaldía de Panamá. Nos costó un poco conseguir colaboradores, mucha gente intentando disuadirnos con la idea que a los panameños no les gusta este tipo de actividades más culturales sino que solo les gusta beber y emborracharse, y me alegra poder decir que estaban equivocados, y que poco a poco hemos descubierto un montón de iniciativas culturales. Hemos conseguido pequeños logros, haciendo que la gente se interese y apoye cada vez más en el festival, involucrándose en las actividades paralelas, reuniéndose para hacer un cortometraje de miedo en un fin de semana, o por ejemplo, cuando recibimos unos 50 cuentos cortos de terror y 50 ilustraciones sobre leyendas panameñas en una convocatoria en muy poco tiempo.

¿CREES QUE LA GENTE EN PANAMÁ YA ESTÁ EMPEZANDO A APRECIAR OTRO TIPO DE CINE? ¿QUÉ PAPEL JUEGAN LOS CANALES DE CABLE O LAS PLATAFORMAS DIGITALES CÓMO NETFLIX, EN ESTE PROCESO?

No es muy difícil, el cine de terror no es tan raro ni inusual... recibo muchas propuestas tanto panameñas como de Irak, Islandia, Brasil o Turquía. El cine de terror es como el ‘Heavy Metal', es un fenómeno mundial. Según las estadísticas de distribución de cine, el género de terror es uno de los mas vistos en los cines panameños, sin embargo, nuestro propósito como festival de cine de terror es dar a conocer otros subgéneros que van mas allá del cine de ‘susto', que es lo que se suele ver en la cartelera. Las plataformas tipo Netflix tienen algo que ver, sí, pero creo que tiene más que ver el hecho que hacer cine está más al alcance de todos, no solo de la industria y esto da pie a otras nuevas formas de cine...

¿TU PROYECTO GANÓ UN PREMIO EN EL CONCURSO DE DICINE? ¿ESTAS RECIBIENDO FONDOS DEL MICI?

Sí, nuestro proyecto ganó el primer premio del concurso de DICINE, y sí, ya recibimos el primer pago, que fue el 65% de los fondos; al presentarles un pre-montaje y una auditoría recibiremos el segundo pago del 20% para post producción y posteriormente un 15% como tercer y último pago para distribución.

ADEMÁS DE LA CIUDAD DEL SABER, ¿EN QUÉ OTRAS LOCALIDADES VAS A FILMAR?

Ya llevamos más del 70% de la filmación. Hemos rodado en la 24 de Diciembre, en Clayton, en una fonda por Balboa y en Cerro Azul. También filmaremos en el Cementerio de Corozal y en el Causeway de Amador.

¿CUÁNTO TIEMPO DURARÁ EL RODAJE?

El rodaje tomará 3 semanas, y luego quedarán unos cuantos días sueltos con trabajo de segunda unidad.

¿QUIÉNES PARTICIPAN, ADEMÁS DE ACTRICES COMO ALEJANDRA ARAÚZ Y NATALIA BELUCHE?

Además de Alejandra y Natalia también contamos con actores como Leo Wiznitzer, Renan Fernandez, Julian Urriola y Blas Valois en el reparto principal, sin olvidar al actor panameño residente en Hollywood, Carlos Carrasco, quien ha participado en películas como ‘Speed', ‘Blood in, Blood out', ‘Parker', entre otras. Todo ha sido genial con los actores, muy profesionales y entregados a su trabajo todos.

¿ÉSTE SERÍA TU PRIMER LARGOMETRAJE?

No es mi primer largometraje, produje y dirigí algunos fragmentos con una segunda unidad de un largometraje de micropresupuesto en Barcelona, llamado ‘Megamuerte'.

¿POR QUÉ EL TERROR?

... Abundan los clásicos de este género, los pilares del cine de ficción se hacen con el cine de fantasía y de terror (‘El viaje a la luna', ‘Nosferatu', ‘El gabinete del doctor Caligari', ‘Mabuse', entre otras). ¿Por qué elegí este género? Es algo que forma parte de mi sello personal y estilo de vida; el cine de terror para mí es imaginación, creatividad y arte...

¿CÓMO HACES PARA LIDIAR CON LOS ESTEREOTIPOS QUE SON INHERENTES A ESTE GÉNERO?

Los estereotipos varían según la cultura de cada región, por ejemplo, en Barcelona los estereotipos del cine de terror tienen que ver con que el cine es para las masas, y no solo para entretener y que no es valorado como un movimiento cultural, cuando para mí sí que lo es. En Panamá, sin embargo, se le tiene miedo y respeto, como si fuese una creación de Satanás, cosa con la que también discrepo. Es ser paciente y entender que cada uno tiene su manera de ver las cosas y no pretender que todos piensen igual. La dificultad para conseguir apoyo y patrocinio ha sido más que nada por otros acontecimientos más importantes para la población panameña, como el Mundial o la Jornada del la Juventud...

¿HACIA DÓNDE VA LA INDUSTRIA DEL CINE EN PANAMÁ?

Creo que el hecho de que den el primer premio a un proyecto de cine de terror es un gran avance, y da pie a muchos realizadores de apostar con proyectos que no son los del corte usual. Aunque tenía mucha fe en el guión de Jordi, jamás pensé que nos dieran el primer premio tan solo por la temática, aunque eso no nos frenó a intentarlo. Creo que el cine de panamá va en buen camino, cada vez hay más ficción, que no solo cuentan historias trascendentales, como acontecimientos históricos, sino que se comienza a hablar de historias mas pequeñas, de gente de a pie, historias más personales y eso me gusta demasiado.

 

comments powered by Disqus