Cine 09/06/2017 - 12:02 a.m. viernes 9 de junio de 2017

A pesar de todo, una vida normal

El filme ‘Un don excepcional, escenifica la lucha de un hombre para que su sobrina, una niña prodigio, pueda disfrutar de su niñez

  /

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Frank Adler (Chris Evans) es un hombre soltero que está criando a su joven y vivaz sobrina Mary (Mckenna Grace) en un pueblo costero de Florida. Pero Mary es una niña prodigio brillante, y los planes de Frank porque lleve una vida normal se ven frustrados cuando el dominio de las matemáticas que tiene la niña de siete años llega a oídos de su intimidante abuela Evelyn (Lindsay Duncan) —una mujer adinerada, oriunda de Boston, cuyos planes para su nieta amenazan con separar a Mary y Frank. Una vez que tensiones y separaciones se generan, el tío y la sobrina encuentran apoyo en Roberta (Octavia Spencer), su casera bienhechora y mejor amiga, y en Bonnie (Jenny Slate), profesora de Mary, una mujer joven cuya preocupación por su estudiante también se desarrolla al poco tiempo en una relación con su tío.

LA HISTORIA

El guionista Tom Flynn ha tenido una carrera exitosa en Hollywood. ‘Le ha ido muy bien vendiendo grandes guiones de comedia a estudios', explica Andy Cohen, productor de Un don excepcional y representante literario de Flynn. ‘Tenía una variedad de guiones especulativos que había vendido, pero que nunca se habían producido'.

‘Es una película en la que las mujeres son brillantes y no está plantado como si fuera un ardid',

MARC WEBB

DIRECTOR DEL FILME

Flynn dejó Hollywood para irse a Florida, donde comenzó a vender bienes raíces, y estaba semi-retirado. Ante la insistencia de su esposa, comenzó a final de cuentas a escribir la película que realmente quería escribir. Se enclaustró en la casa de playa vacía de su hermana durante cinco semanas ininterrumpidas.

Su inspiración para Un don excepcional fue, de hecho, su hermana, a quien describe como la ‘persona más ridículamente inteligente y modesta que jamás podrías conocer. Cuando tenía cinco años todos en la familia le teníamos miedo; era muy decidida. He estado alrededor de una mente brillante toda mi vida, pero también aprendí cuán importante es divertirse; de no haberlo hecho ella hubiera podido acabar mal'.

Su hermana fue el punto de partida para Un don excepcional , al igual que sus dos sobrinas, una de las cuales noqueó a un bully en el camión escolar, justo como Mary Adler, la protagonista. Por primera vez, Flynn dice, no sintió presión mientras trabajaba. ‘Dos de cada tres veces, escribía algo siempre pensando en el mercado; siempre lo hacía para venderlo. En esta ocasión, escribí para los personajes y la historia'.

‘Antes de que me diera cuenta', dice Cohen. ‘tenía un primer tratamiento que no se parecía en nada a lo que Tom había escrito antes. Era algo muy especial. Muy de vez en cuando tienes la suerte y lees algo de lo que te enamoras absolutamente. Los personajes estaban desarrollados a plenitud, y sabía que podíamos contar con actores estupendos y un director de primera línea'.

La co-productora Karen Lunder también sintió una conexión inmediata con la historia de Flynn. Buscó a Flynn y lo persuadió hasta convencerlo de que ella era la persona correcta para lograr que esta película se hiciera, e incluso le compartió la coincidencia que su ‘abuela Chanel', una mujer intimidante y que no se andaba con rodeos, también se llama Evelyn, como el personaje de Lindsay Duncan.

Otras personas importantes de Un don excepcional también tenían vínculos fortuitos con componentes del mundo que Tom Flynn había creado. Resulta que el mismo Marc Webb, director de la cinta, al igual que Flynn, provenía de una familia amante de las matemáticas.

‘Mi padre ya llevaba durante mucho tiempo involucrado en las matemáticas, así que tuve una conexión física y emocional inmediata con el material. Todo me parecía correcto', revela Webb. ‘A estas alturas, ya llevaba trabajando en grandes películas durante mucho tiempo y quería algo sencillo, algo que me llevara a las raíces de lo que amo del cine, que son los personajes, y después esto se presentó'.

Webb la aportó una visión única al filme, comenta Cohen: ‘Cuando está dirigiendo una escena es como si estuviera coreografiando un baile; no sólo dónde se paran los actores o qué están haciendo, sino una coreografía emocional. Eso es importante, ya que cada uno de ellos tiene su propio arco único'.

Webb está particularmente satisfecho que Un don excepcional es una película en la que todas las potencias intelectuales son mujeres. ‘Es una película en la que las mujeres son brillantes y no está plantado como si fuera un ardid. Es algo que se siente extraño y raro, no sé por qué. Me encanta la idea de tener a chicas que son buenas con las matemáticas. Digo, sucede en el mundo, pero no siempre le damos su debido reconocimiento en el cine'.

Webb también piensa que los padres reaccionarán ante el mensaje del filme, si su propia reacción sirve de ejemplo: ‘Soy un tipo de cuarenta años y se me hizo un nudo en la garganta. Creo que a los hombres no se les alienta a que sientan, que, me parece, es uno de los más grandes retos a los que Frank se tiene que enfrentar, pero, desde luego, los hombres también son criaturas emocionales', concluye.

comments powered by Disqus