Cine 26/02/2017 - 12:00 a.m. domingo 26 de febrero de 2017

Y el Óscar va para...

Un musical contemporáneo es el principal contendor, en una velada que se cree estará impregnada de tintes políticos

  /

Anterior Siguiente Fotos Previas Fotos Próximas

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Para esta noche, los pronósticos no solo están para los probables ganadores, sino también para el clima.

Se ha colocado una carpa especial para contener la fuerte lluvia que se espera en la 89 edición de los Óscar, según los reportes meteorológicos para Los Ángeles.

‘Hemos hecho muchos cambios para este año, y con suerte nadie se mojará', dijo Joe Lewis, encargado de la producción en la alfombra roja.

Dicho como andará el clima por Los Ángeles, pasemos a los nominados y las predicciones de quienes podrían llevarse el premio. Críticos de cine por todo el mundo hacen sus apuestas y todo parece indicar que La La Land parte como la gran favorita, después de todo tiene más nominaciones, 14 en total.

En una entrevista para Dos Y Punto de Radio Caracol, Juan Carlos Arciniegas, crítico de cine de CNN, explicó como se hacen las predicciones para el Óscar, como si de leer las estrellas se tratara.

‘Cada sindicato en Hollywood tiene su premiación, por ejemplo el de directores, actores, escritores, directores de fotografías, entre otros. La mayoría de sus miembros también pertenecen a la Academia, por lo que se puede ir determinando su intención de voto', dijo Arciniegas al programa Dos Y Punto.

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

La crítica es unánime y le da el Óscar a Viola Davis, por Fences .

Ella comparte la nominación con Naomie Harris por Moonlight , Nicole Kidman por Lion , Octavia Spencer por Hidden Figures y Michelle Williams por Manchester by the sea .

Sin embargo, no hay crítico de cine que no vea a Davis ganarse ese premio y consideran que ninguna de sus competidoras puede vencerla.

MEJOR ACTOR DE REPARTO

El favorito para llevarse este premio es Mahershala Ali, por Moonlight .

Por su parte, Kyle Buchanan, de la revista Vulture , también cree que Jeff Bridges, Hell or High Water , podría ser merecedor de este galardón.

La crítica de cine Susan Wloszczyna, del sitio Roger Ebert, considera que Dev Patel tiene posibilidades debido que ganó el BAFTA en esta misma categoría por su papel en Lion .

Además, Bridges, Patel y Ali, están en competencia Lucas Hedges por Manchester by the sea , y Michael Shannon, por Nocturnal Animals .

MEJOR ACTRIZ

La contienda será entre Isabelle Huppert, Elle , y Emma Stone, La La Land .

La primera personifica a una mujer madura que lidia con una violación sexual y la segunda, a una aspirante a actriz de cine.

Huppert se llevó el Globo de Oro en como mejor actriz dramática y es por eso, que los críticos no la descartan como ganadora.

Por otro lado, está Stone con toda la campaña que ha promulgado La La Land. Ella también ganó el Globo de Oro como mejor actriz en un musical o comedia.

‘Emma Stone no hace un gran papel, es medio tierna, hace el intento de bailar y cantar, no es la mejor actuación. Para mi, se lo merece Isabelle Huppert', sentencia Arciniegas. Sin embargo, para Buchanan y Wloszczyna, Emma Stone se llevará la estatuilla.

MEJOR ACTOR

‘Creo que Fences va a dar la sorpresa en mejor actor, el trabajo de Denzel Washington es fenomenal', dijo el crítico de CNN. ‘Siempre creí que Casey Affleck iba a ganar el Óscar a mejor actor, hasta que vi Fences. Aunque las apuestas todavía favorecen a Affleck, una buena sorpresa sería que ganara Washington', añadió.

Wloszczyna también cree que Washington será el vencedor, sobretodo después de llevarse el premio del Sindicato de Actores (SAG) por ese papel. Sin embargo, no descarta a Casey Affleck que tiene de su lado el Globo de Oro y el BAFTA.

MEJOR DIRECTOR Y MEJOR PELÍCULA

Los críticos concuerdan en que Damien Chazelle y su La La Land , obtendrán ambos galardones.

Asimismo, el consenso es que quien pudiera llevarse también esos premios es Barry Jenkins y Moonlight .

A juicio de Arciniegas ‘La La Land es la película más sobrevalorada del año. Hay un cansancio en esta ciudad [Los Ángeles], ha sido bombardeada por publicidad de esta película y es una campaña. No digo que no tenga un mérito artístico y está incluida entre mis diez películas favoritas del año pasado, pero ya es suficiente. No más La La Land '.

‘Lastimosamente, va a ganar mejor película, pero Moonlight es una maravilla', añadió.

Buchanan, de Vulture , coincide y destaca que aunque Moonlight ha recibido mucho apoyo, La La Land será la triunfadora.

NOCHE ANTI TRUMP

No está nominado ni acudirá a la gala, pese a su notable experiencia en el mundo del espectáculo, pero el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, apunta a ser uno de los protagonistas destacados de unos Óscar que prometen ser muy políticos.

La 89 edición de los premios de la Academia de Hollywood llega apenas un mes después de que Trump tomara posesión como presidente, y la controversia que ha rodeado muchas de sus decisiones, especialmente las que se refieren a temas migratorios, no ha pasado desapercibida en el mundo del cine.

Así se vio en el almuerzo anual de la Academia en honor a los nominados, en el que la presidenta de la institución, Cheryl Boone Isaacs, abordó sin tapujos la actualidad política.

‘Todos sabemos que hay algunas sillas vacías hoy en esta sala y eso nos convierte a todos en activistas', dijo en referencia a la ausencia del cineasta iraní Asghar Farhadi, candidato por The Salesman , y que recientemente anunció que no acudirá a la ceremonia como protesta por las medidas migratorias de Trump.

De hecho, apunta que será justamente The Salesman la que ganará como mejor película extranjera, debido a la fuerte carga política que rodea la premiación.

‘El arte no tiene fronteras. Las sociedades fuertes no censuran el arte, sino que lo celebran. No podemos permitir que las fronteras nos detengan a ninguno de nosotros', aseguró Boone Isaacs.

Hollywood y Trump no tienen, desde luego, una relación muy fluida. Las estrellas del cine se volcaron en la campaña electoral contra el polémico magnate republicano y, durante las primeras semanas de su mandato, las críticas desde el mundo del espectáculo no sólo no han parado sino que se han recrudecido.

Una intérprete tan respetada y admirada como Meryl Streep marcó el tono en los Globos de Oro con un encendido y apasionado discurso en defensa de los extranjeros, la creación artística y la prensa libre.

‘El único trabajo de un actor es sacar a la luz la vida de personas diferentes (...) Si expulsan a los extranjeros solo veremos fútbol y artes marciales', aseguró la actriz, que añadió que ‘la falta de respeto provoca más falta de respeto y la violencia invita a la violencia'.

La respuesta de Trump no se hizo de rogar y a través de un mensaje en su cuenta de Twitter aseguró que la artista es una ‘lacaya' de la excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton, y opinó que es ‘una de las actrices más sobrevaloradas de Hollywood', pese a que, entre otros méritos, Streep colecciona veinte nominaciones a los Óscar.

La habitual temporada de premios ha coincidido con el aterrizaje de Trump en la Casa Blanca y los profesionales del mundo del cine, tradicionalmente inclinados a posiciones progresistas o liberales, no pasaron por alto este hecho ante cualquier micrófono que se les pusiera por delante.

De esta manera, la ceremonia de los galardones del Sindicato de Actores se convirtió en una velada reivindicativa en la que estrellas como Emma Stone, Taraji P. Henson, Mahershala Ali, Sarah Paulson o Julia Louis-Dreyfus defendieron la tolerancia y el respeto más allá de las diferencias.

Fuera del campo estrictamente artístico, numerosos actores apoyaron las multitudinarias Marchas de las Mujeres que se celebraron en Estados Unidos un día después de la investidura de Trump para rechazar las ideas machistas del dirigente.

Scarlett Johanson, Ashley Judd, América Ferrera, Joseph Gordon-Levitt, Jamie Lee Curtis o Miley Cirus fueron algunos de los artistas que se dejaron ver en esas manifestaciones.

Con este ambiente previo, el público estará más que pendiente de los discursos de los ganadores en los Óscar, pero también de los dardos que pueda lanzar a Trump el presentador de la gala, Jimmy Kimmel, un comediante que en su programa nocturno Jimmy Kimmel Live acostumbra a dedicar perlas nada cariñosas al magnate republicano.

Y todo ello sin perder de vista la cuenta de Twitter de Trump, en la que es probable que el mandatario no pierda la ocasión de cargar contra Hollywood por ser parte de ese sector privilegiado de Estados Unidos que aspira a destronar.

GASTRONOMÍA

Los manjares para las estrellas

El Governors Ball, la fiesta oficial de la Academia de Hollywood para 1,500 invitados, incluidos los nominados a los premios de la Academia, incluirá en su menú 400 pizzas artesanales, diez kilos de caviar y 7,000 figuritas de chocolate con la silueta del ‘tío Óscar'.

Así lo anunció Cheryl Cecchetto, productora del evento, quien avanzó que la sala Ray Dolby Ballroom, adjunta al Teatro Dolby, donde se llevarán a cabo los Óscar, se someterá a ‘una transformación mágica' donde el color rojo marcará tenencia.

Jeffrey Kurland, encargado del diseño de producción, añadió en un vídeo -se encuentra en pleno rodaje de la nueva entrega de Mission: Impossible - que, en el momento en que los invitados entren, ‘la sala pasará de un mar lleno de rojos a un océano multicolor con destellos dorados'.

‘El diseño único del espacio ha sido creado meticulosamente para celebrar el oro de los Óscar', añadió.

Por su parte, el popular chef austríaco Wolfgang Puck se encargará del menú de la fiesta, tal y como lleva haciendo durante los últimos 23 años.

‘Creo que en ocasiones así nadie quiere perder la ocasión de abrir boca con un poco de caviar, y después, dependiendo del hambre que se tenga, se puede optar por algo de pasta o tal vez, unas alcachofas con trufa negra. Siempre tenemos algo para todos los gustos', apuntó el cocinero.

El menú de la fiesta incluye una serie de aperitivos que van desde las clásicas minihamburguesas de ternera de Kobe con queso cheddar, hasta los conos de tartar de atún picante y los tacos de gambas con mango, aguacate y alioli, además de una estación dedicada al sushi, al marisco y el poke (ensalada de pescado crudo).

Habrá espacio para platos calientes (patatas horneadas con caviar, pastel de pollo y trufa negra, macarrones con queso, costillas de ternera de wagyu, coles de Bruselas con puré de sémola), platos fríos (remolacha con yogur de queso de cabra, ensalada con sorgo y zanahoria) y postres (helados, sorbetes, waffles y lichis de frambuesa).

En total, habrá 300 cocineros encargados de que el menú esté listo para la conclusión de la ceremonia, y se repartirán 6,500 estatuillas de pan con salmón ahumado, 160 kilos de atún, 7,500 gambas, 250 langostas, unos 2,400 pretzels, 170 kilos de lenguado y 1,300 ostras, entre otros alimentos.

En el apartado dedicado a los dulces, habrá una sección destinada al chocolate, con piruletas, galletas, merengues y brownies.

Además, los vinos oficiales de la fiesta serán de la bodega del cineasta Francis Ford Coppola, que pondrá a disposición de la Academia dos variedades creadas exclusivamente para el evento con la etiqueta ‘Director's Cut': un Cinema Premiere de 2013, mezcla de Cabernet Sauvignon, Zinfandel, Merlot y Petite Sirah, y un Chardonnay Russion River.

EL PRESENTADOR

JIMMY KIMMEL

El multifacético humorista, productor, guionista y actor Jimmy Kimmel, encargado de presentar la noche más glamurosa del año en Hollywood.

Una de las novedades que ha aportado Kimmel a este magno evento es que, por primera vez ha revelado a una radio que ganará unos 15,000 dólares, incluidos los ensayos y pruebas previas.

El cómico ya ha conducido las ediciones de los Emmy en 2012 y 2016, y ha declarado en una entrevista a la revista ‘The Wrap' que se está preparando de forma concienzuda aunque ‘tengo muchos nervios'.

Con tres hijos y esperando otro, Kimmel se ha casado en dos ocasiones y sus orígenes son de una familia emigrante alemana, por parte de padre, e italiana por parte de madre.

comments powered by Disqus