Cine 26/03/2017 - 12:06 a.m. domingo 26 de marzo de 2017

La ‘mujer fuerte' de Panamá en el cine

‘La Matamoros', documental dirigido por Delfina Vidal, retrata la vida de Marta Matamoros, la ‘madre del sindicalismo panameño'

Las cinco amigas especiales de Marta Matamoros, reunidas en una escena de la película ‘La Matamoros' (2017) a estrenarse el próximo 4 de abril en el IFF Panamá.

Las cinco amigas especiales de Marta Matamoros, reunidas en una escena de la película ‘La Matamoros' (2017) a estrenarse el próximo 4 de abril en el IFF Panamá.

Anterior Siguiente Fotos Previas Fotos Próximas

Daniel M. Alarco
dmolina@laestrella.com.pa

Mucho antes de que la licencia de paternidad se convierta en objeto de debate —como lo es hoy en Panamá— las mujeres trabajaban entre 12 y 15 horas diarias y la licencia de maternidad era un sueño.

Así vivía la mujer en el Istmo. Y no fue hasta 1946, año en que la figura de Marta Matamoros ‘la madre del sindicalismo panameño' hizo historia: logró la consecución de la licencia de gravidez y el fuero de maternidad.

Esta y otras conquistas de la costurera, sindicalista y líder nacionalista se tejen en el documental La Matamoros , dirigido por Delfina Vidal y cuyo estreno se dará en el marco del Festival Internacional de Cine (IFF) de Panamá.

‘Con Marta Matamoros, las mujeres en Panamá atravesaron el mismo proceso que otras mujeres en el mundo para lograr su espacio en la sociedad',

DELFINA VIDAL

DIRECTORA DE ‘LA MATAMOROS'

SE ALZA LA VOZ FEMENINA

‘El documental le da un sitial a Marta Matamoros que no tenía en la historia de Panamá y que, si lo tenía, estaba reservado para algunos sectores', indica Vidal, en entrevista con este diario.

Marta Matamoros era comunista. Una mujer fuerte y rebelde que empezó como costurera y terminó siendo líder sindical conocida internacionalmente.

Tan solo en las primeras escenas de La Matamoros , aparece una grabación de la propia líder hablando sobre el secreto de su éxito para conquistar el respeto por los derechos de las mujeres.

‘Marta decía que el camino para el cambio era la organización, que si no teníamos una meta colectiva no íbamos a alcanzar algo como país', explica la directora del documental, en referencia a las palabras de Matamoros.

A lo largo de 60 minutos, la audiencia se sumerge en la biografía de una de las mujeres más importantes de la historia panameña, de la que no se había hablado en la pantalla grande hasta ahora.

De acuerdo con Vidal, este largometraje gira en torno a tres dimensiones inevitables cuando se habla de este personaje revolucionario: sindicalismo, soberanía y lucha de género.

A las salas de cine —continúa la directora de esta cinta— van a ir cientos de mujeres que van a decir ‘esta es mi heroína'.

‘La voz de Marta se vuelve a levantar en un tiempo crítico para nuestro país y el mundo, en el que la corrupción está permeando... Pienso que no pudo haber sido otro el momento porque estamos viviendo el inicio de una revolución cultural', señala Vidal, quien co-dirigió Caja 25 (2015) junto a Mercedes Arias, un documental sobre las cartas que escribían los trabajadores del Canal, laureado en el IFF Panamá.

LA HISTORIA FEMINISTA DE PANAMÁ

La sinopsis de La Matamoros explica que la lucha de la protagonista le acarreó persecución y cárcel, ‘tragos amargos'.

Y esto también queda inmortalizado en el documental dirigido por Vidal, a través de recreaciones que van más allá de lo anecdótico para generar una conexión poderosa con el público.

Rossana Uribe es la actriz encargada de darle vida a a la líder panameña, quien aparece como costurera del Bazar Francés, trabajo que le permitió a Matamoros ingresar a sus 34 años (1945) al Sindicato de Sastres y Similares de Panamá.

Desde allí fue que empezó a detonar una serie de huelgas y luchas en pro de los derechos laborales de la mujer.

‘Con Marta Matamoros, las mujeres en Panamá atravesaron el mismo proceso que otras mujeres en el mundo para lograr su espacio en la sociedad', recalca la directora de este documental a La Estrella de Panamá. ‘Porque vivíamos en un contexto en el que el hombre era la única voz escuchada', añade.

El documental va incluso más allá. Nos enseña una Matamoros internacional, que se nutre de congresos y de otras mujeres que se encontraban en la misma lucha que ella en plena década de los 40.

FIEL A LOS IDEALES

Pero el compás se abre y nos muestra una mujer nacionalista, preocupada por la soberanía.

‘Nunca el país se envolvió tanto colectivamente como en ese momento, porque teníamos un objetivo común: todos los panameños sentíamos que teníamos un país dentro de otro. Ahora, cada uno lucha por su lado', dilucida Vidal, quien ha producido Un día diferente (2006), documental ganador del Premio Nacional de Prensa.

Previo al rodaje de su nueva película, la directora inició un proceso de documentación junto a Antonio Barrera, Fabriel Morán y Benjamín Ávila, quienes forman parte del Instituto Panameño de Estudios Laborales (IPEL).

Esta investigación previa a la grabación propició la publicación de nuevos documentos, como el libro Marta Matamoros. Entrevista personal (2017).

‘Yo tengo un compromiso y lo vuelvo a reafirmar con este documental: recuperar la memoria histórica, reconstruirla para no olvidar de dónde venimos y hacia dónde vamos', expresa la directora de La Matamoros , recordando que en su documental anterior, Caja 25 plantea una pregunta dirigida a la audiencia: ‘¿De qué está hecha la memoria?'.

Por eso el más reciente documental de la galardonada cineasta repasa los capítulos más importantes en la vida de Matamoros, incluyendo la intimidación de agentes de inteligencia foráneos.

UN LEGADO VIVO

El largometraje, producido por Jaguar Films y auspiciado por el Ministerio de Trabajo, reconstruye la figura dede Marta Matamoros, a través de cinco amigas y compañeras de la líder sindicalista más importante de la memoria local.

Estas son Carmen Busto, amiga de Marta y camarada del Partido del Pueblo; Tayra Barsallo, compañera de lucha; Mireya Pierce, pupila y compañera; Alyda Terán, compañera; y Dalys de Pérez, pupila y camarada del Partido del Pueblo.

Así aparecen en los créditos del largometraje, que sirvió para reencontrarlas y poder redibujar la imagen de la mujer que encabezó una reforma de las leyes laborales panameñas.

Para la directora, el espíritu de Matamoros vive dentro de estas cinco personas.

‘El papel de estas cinco mujeres es una manifestación de fidelidad, de la amistad más allá de la muerte', agrega Vidal a La Estrella de Panamá , recordando que la líder sindicalista falleció en 2005.

La cineasta panameña destaca que la realización de La Matamoros le permitió acercarse a un personaje histórico cuyo ejemplo es imprescindible para la transformación de la sociedad.

ESTRENO

DÓNDE VER EL DOCUMENTAL ‘LA MATAMOROS'

El próximo domingo 2 de abril habrá una proyección de la película dirigida por Delfina Vidal a las 3:00 p.m. en el Salón Ricardo J. Alfaro del Ministerio de Relaciones Exteriores (Casco Antiguo). El martes 4 de abril la función será en la Sala 5 de Cinépolis Multiplaza a las 7:45 p.m., en el marco del Festival Internacional de Cine (IFF) de Panamá.

Matamoros —continúa— es una mujer que nunca tuvo hijos ni se casó, desafiando el modelo tradicional que se impone en el mundo.

Sin embargo, la líder sindicalista veía una familia en sus compañeros inscritos en el mismo partido político, en esas personas que compartían sus ideales.

La capacidad de entrega de Marta Matamoros se evidenciaba ahí: una mujer que se desprendió de sí misma, al punto de no tener ‘una familia per sé', no porque no haya tenido la oportunidad sino para poder luchar por los derechos de los demás.

Sus revueltas cruzaban el límite de la capital, como la la que organizó y encabezó en 1959, la del Hambre y la Desesperación de Colón.

El documental de Vidal se pasea por todos estos rincones de la historia, gracias a un guión que estructuró Joaneska Grossl y que se complementó con la edición de la película, por Carlos Revelo.

Sobre los descubrimientos que fueron dándole forma a este largometraje histórico, Vidal recuerda uno de los momentos más importantes de su investigación previa al rodaje del documental.

Ella visitó el hogar de retiro en el que Matamoros pasó sus últimos días y una de las mujeres que trabaja en el lugar le mostró los lentes de la líder sindicalista, una prenda característica de su imagen.

La cineasta imaginaba, de pronto, cuántas cosas pudo haber visto pasar la líder revolucionaria, a través de esas gafas; a cuántas amenazas tuvo que hacerle frente aquella comunista; o qué futuro imaginaba Marta viendo al horizonte.

Ahora, gracias al trabajo cinematográfico de Vidal, la audiencia podrá ver —a través de la pantalla— el pensamiento de una mujer panameña adelantada a su época, cuyas palabras hacen eco hasta nuestros días.

###################################################

LUCHA CONSTANTE

La situación laboral de la mujer hoy en el Istmo

Ayer, el colectivo Pánico Moral presentó el Estudio Preliminar de Situación Laboral de las Mujeres en Panamá, en memoria de Marta Matamoros.

Uno de los datos que arrojó este estudio sociométrico, fue que a pesar de que la ley 82 —que tipifica el feminicidio y la violencia contra la mujer— señala en su artículo 12: ‘En el campo laboral se prohíbe solicitar prueba de embarazo para acceder a un empleo remunerado', la solicitud de prueba de embarazo no está planteada como problemática en ninguno de los informes, investigaciones o estudios realizados por el Estado.

‘Sin embargo, en la encuesta que realizamos al preguntar si le han pedido prueba de embarazo para aplicar a algún empleo, el 54.2% dijo que sí y al 32.4% se la han pedido varias veces, con lo que se muestra que es una práctica común', indica el informe.

Este documento también revela que en el ámbito universitario, es más marcada la presencia de las mujeres.

‘En el sector oficial, en el periodo de este informe se graduaron aproximadamente 2 mujeres por cada hombre', dice el estudio preliminar. No obstante, las mujeres tienen menor presencia en el mercado laboral, y además, no ocupan cargos de dirección haciendo notoria la brecha salarial.

Sobre desempleo, se tiene que de la población clasificada como inactivos puros, el 70.2% fueron mujeres, en contraste con el 29.8% de los hombres.

Entre los motivos expresados para no buscar trabajo en los próximos seis meses (inactivos puros), se destacó para los hombres la asistencia escolar (46.4%); mientras que de las 666,124 mujeres en esta misma condición, el 39.9% contestó que lo hace por sus responsabilidades familiares y el 23.3% por estudios.

Este proyecto se valió de encuestas a personas entre 20 y 60 años, de sectores de ingresos de menos del salario mínimo a ingresos de $950, en Panamá y el interior del país.

Este estudio fue llevado a cabo por Aniela Herrera, Libertad Rojo, Mónica Sánchez, Milena Moreno, Risseth Yanguez y Kathya Victoria. Más información al 6521-4936 o escribiendo a: colectivapanicomoral @gmail.com

comments powered by Disqus