Cine 11/06/2018 - 12:00 a.m. lunes 11 de junio de 2018

‘El éxito del cine es hacerlo en equipo'

Daniela Ciancio, diseñadora de la ganadora del Óscar 2014 ‘La Grande Bellezza', conversa con ‘La Estrella de Panamá' sobre el poder de su oficio en la gran pantalla

Daniela Ciancio, diseñadora de vestuario, retratada en Panamá. / Larish Julio
Larish Julio

Daniela Ciancio, diseñadora de vestuario, retratada en Panamá.

Ivette Leonardi
ivette.leonardi@laestrella.com.pa

Daniela Ciancio (Nápoles, 1965) domina muy bien el arte de la confección. Sus modelos no posan en pasarelas, sino que transitan en otro universo, quizá más permanente. A Ciancio se le nota la delicadeza de cómo trata su vida, su oficio. Mientras conversa, juega con una pluma y deja caer nociones del séptimo arte. ‘Diseñar en cine es distinto. No es nada comparable al campo de la moda', sentencia. Y es que bastan diez minutos de entrevista para entender el poder que tiene el vestuario en la gran pantalla. Es este el componente que timbra la personalidad del personaje. Ese que define la estampa correcta. El veredicto visual de un filme.

La confección casi perfecta de Ciancio fue elogiada por la Academia de Hollywood cuando La Grande Bellezza, de Paolo Sorrentino, obtuvo el premio Óscar como mejor película extranjera en el 2014. Un filme donde la diseñadora dejó un rastro determinante. ‘La película fue grabada sólo en once semanas, todo un reto', evoca. ‘Siempre estudio muy bien el personaje. Jep Gambardella (personificado por el actor Tony Servillo), protagonista de la cinta fue mi inspiración. Lo vestí con la elegancia que caracteriza el hombre napolitano y a su vez, reviví tendencias de los años 60 y, a al mismo tiempo, fusioné la finura de la familia Kennedy', recuerda.

‘No es lo mismo diseñar para el séptimo arte que para el universo de la moda',

DANIELA CIANCIO

DISEÑADORA DE VESTUARIO

Si ven la cinta notarán que Ciancio ahondó en lo real para determinar, con esplendor, el estilo de Gambardella. Un periodista egocéntrico que comienza a vivir cuando la tarde cae. Y es en ese momento donde desfila, en la calles de Roma, sus jackets extravagantes, de sastrería napolitana.

La Grande Bellezza debió llamarse: La Grande Stanchezza (el gran cansancio)', ríe ‘todo el rodaje requirió de un gran esfuerzo y de gran energía creativa. El trabajo cromático y la elección de las texturas lo hice junto a Sorrentino. Al final fue un trabajo de todos: fotografía, escenografía... Obtuvimos un resultado bellisimo ', relata con ese acento italiano tan encantador.

En ‘un mundo tan salpicado de individualismos y egos', para Ciancio, el rodaje de una producción es sinónimo de convivencia, fusión y compañerismo. ‘El cine es un trabajo que se hace en equipo. Eso es lo que hace bellisimo nuestro trabajo', zanja.

Y es que es tal el dominio del vestuario dentro de un filme que, a veces, puede influir en los actores fuera del set y también en los espectadores. ‘Sin duda, el estilo de Gambardella creó una tendencia de moda moderna en casi toda Italia. Durante mucho tiempo me encontraba con gente vestida como Jep. Además de ello, recibía correos electrónicos donde me preguntaban si vendía las chaquetas de la película', cuenta con una sonrisa.

No sólo el cine ha captado las destrezas de Ciancio, también la pantalla chica. Y es que la italiana pasó de la opulencia napolitana a la confección de los trajes de una tripulación que viaja al planeta rojo. ‘Cuando National Geographic me llamó para participar en el documental Marte , dije de inmediato: ¿Dónde comenzamos?. Confieso que jamás había hecho algo similar. Estudié muchísimo. Investigué en la Nasa y traté de que el traje resultara creíble. Tengo la imagen de mi escritorio en ese momento: había de todo menos los utensilios tradicionales de vestuario. Fue muy divertido', se sincera.

La también ganadora del premio ‘David di Donatello', al mejor traje por su trabajo en la película Resto di niente de Antonietta De Lillo, también habla sobre la importancia que posee los pigmentos y matices en la composición de una escena. ‘El color tiene doble función. Una es que determina el cuadro de la imagen y, la otra, es la demostración del estado de ánimo. Esa sensación que quiere trasmitir el director a través de la cinta', explica.

La mujer que se apega a sus amuletos y a sus ángeles protectores, antes de comenzar un boceto, emite su visión sobre la revolución feminista en los últimos tiempos. ‘Es importante mantener la unión de las mujeres en el mundo. Vivimos un momento extrañísimo, gratificante y novedoso. La mujer ya ha tomado un valor en la sociedad. En Italia se percibe a diario. Esto es un logro. Sin embargo, en algunos países, el género sigue siendo penalizado', puntualiza.

La diseñadora llegó al país para contar la esencia de su oficio. ‘Diseño de vestuario para cine' fue el nombre del taller que dictó Ciancio en el Centro de Convenciones de Ciudad del Saber, el pasado 8 de junio. Allí, los patrones, moldes, la experiencia y el buen gusto europeo fueron los protagonistas. ‘Nunca había estado en Panamá. Se respira una atmósfera muy interesante. Percibo que esta ciudad tiene otro tipo de energía'.

 

comments powered by Disqus