Cine 05/04/2018 - 12:00 a.m. jueves 5 de abril de 2018

‘Cenizas', el drama familiar que ‘estalla' como volcán

El filme del director Juan Sebastián Jácome retrata a una mujer que enfrenta un tema tabú familiar mientras un volcán despierta con una explosión

  /

Anterior Siguiente

Keila E. Rojas L.
krojas@laestrella.com.pa

Cenizas , una de las 74 películas que se proyectarán en el Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF Panamá) 2018, es un drama intimista y el segundo largometraje de Juan Sebastián Jácome. Examina una familia en crisis cuya historia está ambientada bajo la penumbra amenazante de un desastre natural: la erupción de un volcán. La cinta estrenó en marzo de este año en el reconocido Festival de Cine de Miami. Jácome reveló a La Estrella de Panamá detalles del filme que contó con la producción de Andrew Hevia, coproductor de Moonlight (2016), ganadora el año pasado de tres premios Óscar.

HAY DOS FACTORES CLAVES EN ‘CENIZAS', EL SILENCIO Y UN VOLCÁN QUE ACUMULA ENERGÍA. ¿QUÉ REPRESENTAN Y CÓMO SE RELACIONAN ?

Yo crecí cerca de una sociedad conservadora donde muchas veces los problemas de violencia doméstica son tratados a través del silencio y del hermetismo, pensando que el tiempo hará que el evento incómodo desaparezca y que nunca haya sucedido. Y esa forma de tratar el problema, a través del silencio, solo genera que el dolor y las frustraciones se sigan cocinando. La historia de Cenizas , este encuentro entre una mujer y su padre después de muchos años de haber estado separados debido a algún evento tabú que fue tratado a través del silencio, es una historia que yo la venía pensando desde hace mucho tiempo, (hace) más de diez años. Sin embargo, no sabía cómo contarla. En 2015 viví de cerca la reactivación del volcán Cotopaxi y me di cuenta de que Caridad era el volcán; que acumula energía en silencio durante muchos años hasta que la explosión se hace inevitable. Cenizas ocurre en la explosión.

LA PELÍCULA ABORDA UN TEMA DE VIOLENCIA DOMÉSTICA. ¿CONSIDERA QUE LA SOCIEDAD EN GENERAL GUARDA SILENCIO FRENTE A ESTE TEMA?

Mientras desarrollaba Cenizas , siempre pensé en esta historia como algo local, de la sociedad andina y cerrada en la que crecí. Yo no sabía que este problema del silencio ante la violencia era tan común en todo tipo de sociedades. Hasta que los movimientos feministas lograron hacerse escuchar y empezó a romperse el silencio en todo el mundo. Ha sido muy impresionante ver que esta película está tan conectada con lo que está sucediendo a nivel mundial.

CARIDAD NO HA HABLADO CON SU PADRE EN AÑOS, NO LO HA HECHO DESDE QUE ÉL DEJÓ EL HOGAR BAJO UNA OLA DE ACUSACIONES. ¿CÓMO SURGE ESTA TRAMA, LO VINCULA A ALGUNA REALIDAD?

‘Yo diría que esta película de alguna manera se convirtió en una invitación al diálogo y a la comunicación',

JUAN SEBASTIÁN JÁCOME

DIRECTOR DE CINE

La historia es basada en pequeñas observaciones que he hecho desde chico. Siempre me llamó la atención el secretismo que puede existir dentro de ciertos núcleos sociales o hasta familiares. La falta de comunicación y cuánto daño a largo plazo eso puede generar. Yo quería hablar de este tema y explorar el interior de estos dos personajes, no me interesaba ninguna anécdota en específico, sino las emociones.

¿QUÉ PAPEL JUEGA LA CENIZA EN LA PELÍCULA?

Es interesante escuchar las distintas interpretaciones del público. Alguien, hace poco me dijo que le encanta la suciedad que genera la ceniza en los personajes y la forma como ellos siempre se están sacudiendo este polvo, como sacándose un peso de encima. De eso trata la película, de despojarse y desnudarse emocionalmente. La ceniza también es lo que queda después de que algo se quema. Esta historia es eso también, es el reencuentro entre una hija y su padre cuando su relación fue incendiada, pero ellos inevitablemente aún se aman. La ceniza también es tóxica, no te deja respirar y te obliga a cubrirte, y a taparte. Todo esto es relevante cuando estamos hablando de un tema como el hermetismo.

¿HAY ALGUNA HISTORIA DETRÁS DEL NOMBRE DE CARIDAD?

Es un nombre que siempre lo he visto muy conectado a la cultura religiosa de la cual ella viene. Su madre era conservadora. El tema de la caridad va muy de la mano con el catolicismo.

EN MEDIO DE TODO EL CAOS, ¿HAY UN ESPACIO PARA UNA RELACIÓN ENTRE PADRE E HIJA?

Yo creo que la relación con un padre o una madre está presente siempre. Hasta el último día. Sean quienes sean los padres que te hayan tocado. Mi abuelo tiene noventa años y siempre habla sobre su madre, quien murió cuando él era adolescente. Él aún tiene una relación de emociones profundas con su madre. Esté presente o ausente esa persona, está siempre en nuestro sistema.

¿CONSIDERA QUE SU FILME PUEDE IMPACTAR POSITIVAMENTE LA SOCIEDAD, SOBRE TODO EN TEMAS COMO LA VIOLENCIA DOMÉSTICA? Y, ¿CUÁL ES EL MENSAJE FINAL QUE ‘CENIZAS' DEJA A LA SOCIEDAD?

Yo busco retratar. El mensaje, si es que existe, llega sin buscarlo porque no me gusta predicar. Yo diría que esta película de alguna manera se convirtió en una invitación al diálogo y a la comunicación. A romper el silencio, lo cual yo pienso que es el primer paso para luchar contra la violencia doméstica o la violencia en general.

¿CÓMO COMENZÓ SU RELACIÓN CON EL PRODUCTOR ANDREW HEVIA?

Fuimos juntos a la Escuela de Cine de Florida State University. Después de graduarnos siempre quisimos volver a trabajar juntos, pero yo me fui a Panamá a hacer una película y él siguió trabajando en los Estados Unidos. Nos reencontramos en un festival en Florida en 2013 y desde allí hemos estado conversando sobre distintos proyectos.

¿CUÁNDO Y CÓMO INICIA USTED EN EL MUNDO CINEMATOGRÁFICO?

Yo empecé haciendo música. El cine me empezó a gustar a los 16 o 17 años que empecé a descubrir películas que exploraban un poco más con su lenguaje, pero hacer cine era algo tan lejano a mi realidad que no lo consideraba. En 2002 me fui a vivir en Estados Unidos con la idea de estudiar música y en ese siguiente año me empecé a involucrar como voluntario en rodajes de la escuela de cine de FSU. Al mismo tiempo me hice muy cinéfilo. Empecé a hacer proyectos de cine con mis amigos y desde allí es lo que hago.

PARA LOGRAR METAS EN EL CAMINO NOS ENCONTRAMOS CON RETOS, ¿CUÁL HA SIDO EL RETO MÁS COMPLEJO EN SU CARRERA?

Hacer mi segunda película. En la primera es como si te tiraran al río sin saber nadar. De alguna manera llegas a la otra orilla, pero no sabes ni cómo, ni qué estás haciendo. No lo piensas, solo sobrevives mientras lo haces. Para mí el aprendizaje de la primera película fue tan abrumador que me tomó varios años volverme a parar y asimilar todo lo que hice bien y lo que hice mal para regresar al set.

¿QUÉ SIGUE LUEGO DE ‘CENIZAS'?

Estamos desarrollando distintos proyectos con Irina Caballero y con Andrew Hevia, que son mis productores. Entre estos, estoy escribiendo un guion con Víctor Mares, quien fue editor de Ruta de la luna , de Reinas y de La Ruta de Pituka Ortega. Es un gran cineasta.

comments powered by Disqus