Cine 03/08/2017 - 12:03 a.m. jueves 3 de agosto de 2017

La batalla decisiva

‘El Planeta de los Simios: La Guerra' marca el punto final de la lucha entre humanos y simios por la supremacía en un planeta devastado

  /

Anterior Siguiente

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Hace quince años un experimento científico fallido dio origen a una especie de simios inteligentes…y a un virus que casi destruyó a la raza humana. La influenza simia, como se le llegó a conocer, llevó a la humanidad al borde de la extinción. Los sobrevivientes, los pocos que eran inmunes al virus, llegaron a envidiar a los muertos… mientras los simios continuaban prosperando en la seguridad del bosque, al norte de San Francisco…

Con el principio de su civilización creciente, los simios florecieron ante la ausencia de contacto humano… hasta que fueron descubiertos por una banda pequeña de sobrevivientes desesperados, quienes estaban tratando de establecer una nueva colonia por sí mismos. Los colonos y los simios batallaron para coexistir. Pero su paz endeble fue destrozada por Koba, un simio que no pudo resisitir cobrar venganza de sus antiguos captores. César, líder de los simios, intentó restaurar el orden, pero no pudo dar marcha atrás ante la lucha brutal que ya había comenzado.

Los colonos asediados enviaron llamadas frenéticas de auxilio. La señal fue recibida 1300 kilómetros al norte, en la base conjunta Lewis-McChord, donde cientos de soldados se habían refugiado despues del apocalipsis viral. Estos hombres y mujeres eran todo lo que quedaba de los servicios armados de los EE UU. Una curtida división de pelea, liderada por un condecorado coronel de las fuerzas especiales, fue enviada para unirse a la pelea. César y los simios emprendieron la retirada al bosque, pero las fuerzas humanas fueron tras ellos, determinados en destruir a los simios de una buena vez. Durante dos años, los soldados han buscado en vano a César, quien se rumora estar comandando a sus simios desde una base escondida en lo más profundo del bosque.

En El Planeta de los Simios: La Guerra , el tercer y culminante capítulo de la aclamada y taquillera trilogía, el director Matt Reeves y un reparto multiestelar le dan rienda suelta a los simios que están evolucionando rápidamente, hacia un mundo que está desbordado en divisiones y furia, una vez que la lucha simio vs. humano por el control del mundo se inclina hacia una decisión en la que el ganador se lo llevará todo. Las audiencias serán testigo del momento crucial que determinará el destino de la civilización humana para siempre —y quedarán inmersos en la emotiva misión de César, líder de los simios, por liderar a su joven sociedad hacia un nuevo hogar.

En esencia, esta es la historia tanto de una última batalla militar y emocional. Una vez que la paz entre especies ha colapsado —y una banda renegada de soldados humanos lideradas por un arrogante coronel hace un ataque decisivo y sin cuartel—, César sufre una pérdida personal inimaginable y una frontera siniestra adentro de su psique es transgredida. Ahora, está luchando con impulsos despiadados y dudas turbias con respecto a su habilidad en poder inspirar a simios para que alcancen su libertad. Pero si los monos van a sobrevivir el conflicto venidero, César deberá ser su líder. En una época donde la empatía y la compasión ya casi se han desvanecido, César busca el coraje, el sentido de hermandad y una visión determinada para liderar a los simios hacia un futuro de esperanza.

Todo cobra vida gracias a la actuación más compleja e intensa de Andy Serkis hasta la fecha, como el majestuoso César, y a los efectos visuales vanguardistas de Weta Digital. De igual manera, regresan a la serie Karin Konoval como Maurice, el asesor de confianza de César, Terry Notary como Rocket, mano derecha de César, así como Judy Greer como Cornelia, esposa de César, y Toby Kebbell como Koba.

Personajes nuevos inolvidables incluyen a Woody Harrelson, en el papel del Coronel, un impulsivo soldado humano que sólo cree que una guerra apocalíptica puede salvar los últimos vestigios de la raza humana; Steve Zahn como Simio Malo, un mono solitario que aporta corazón y humor a los simios en sus momentos más difíciles; Amiah Miller como Nova, la niña humana que se convierte en el vínculo inesperado entre los monos y la humanidad; Aleks Paunovic como Winter, el impresionante, pero ansioso, gorila blanco; Michael Adamthwaite como Luca, el teniente gorila de César, quien forja un vínculo con Nova; y Ty Olsson como Rex, un gorila que le hace el trabajo pesado al coronel.

La ambición a gran escala del tercer filme era clara: llevar a estos simios cada vez más íntegros y capaces —pero también angustiados y cuestionados— no sólo hacia el espectáculo de una contienda absoluta, sino también hacia un territorio psicológico emotivo, una vez que César lucha por aferrarse a sus instintos más humanos.

comments powered by Disqus