Cine 10/03/2017 - 12:06 a.m. viernes 10 de marzo de 2017

Hay algo más grande que nosotros mismos

Skull Island es un lugar con la cadena alimenticia más exótica y letal y Kong es el depredador alfa que mantiene al resto a raya.

Kong: Skull Island se estrenó ayer en todos los cines de Panamá. / Warner Brother Pictures
Warner Brother Pictures

Kong: Skull Island se estrenó ayer en todos los cines de Panamá.

Anterior Siguiente

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Desencadenado hace más de ocho décadas, King Kong ha incursionado de la pantalla grande y en mundo con una fuerza que se refleja a través de nuestra conciencia colectiva hoy en día. Ahora, ha llegado el momento de restaurar la corona del mítico monstruo del cine más grande de todos.

Kong y Skull Island representan todo el misterio y la maravilla que todavía existe en el mundo', dice el director de ‘Kong: La Isla Calavera', Jordan Vogt-Roberts. Por eso nunca dejará de ser relevante.

La búsqueda de re-imaginar al primate más poderoso del cine reuniría al equipo detrás del éxito de taquilla del 2014, ‘Godzilla'.

Para Thomas Tull, que produjo la película junto con Mary Parent, Jon Jashni y Alex Garcia, fue una tarea emocionante e increíblemente intimidante. ‘Queríamos crear una nueva experiencia para la audiencia', afirma Tull. ‘Para nosotros, como aficionados, era muy importante que honramos a los elementos esenciales de este personaje que se han conectado con tanta gente en todo el mundo, en una grandiosa y divertida aventura épica que ofreciera entretenimiento puro y el espectáculo de una película de acción monstruosa' ..

La leyenda y la iconografía de Kong continúan produciendo acordes profundos y variados con generaciones de fans. ‘Muchas cosas definen a Kong: su tamaño, su poder, su naturaleza animal, pero también su corazón y su enorme profundidad de alma', observa la productora Mary Parent. ‘Él entra en nuestra afinidad natural por otros primates, y sus gestos y expresiones son mucho más humanos que los primates naturales -que es lo que siempre ha puesto a Kong aparte de otros monstruos. A pesar de ser depredador aterrador, es imposible que no te identifiques con él. De alguna manera, él ha sido más similar al héroe romántico clásico que al villano'.

Kong es el malvado seminal de la gran pantalla, y continúa resonando como todo, desde una tempestad furiosa viviente o como un avatar de la naturaleza para nuestros propios instintos primitivos. Agrega el actor Tom Hiddleston, ‘Kong encarna el choque interno entre nuestro ser civilizado y el lugar en nuestra conciencia que todavía tiene un sentido muy real de que hay algo más grande que nosotros mismos. ¿Cómo conciliar esta enorme criatura que es a la vez una fuerza aterradora de la naturaleza y un ser sensible con una inteligencia que es diferente de la nuestra, pero no menos sofisticada?

King Kong fue originalmente conjurado por el revolucionario maestro de efectos especiales Willis H. O'Brien y el escultor Marcel Delgado para ser la figura central enigmática y el corazón incuestionable de Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack en la innovadora obra clásica de 1933 King Kong , un deslumbrante recuento subversivo de La Bella y la Bestia, contada como una aventura grandiosa con monstruos gigantes que sorprenderían y harían tener miedo a millones de espectadores en todo el mundo. Fue el gran éxito de taquilla original de efectos originales y de la película del género de monstruos, y se ha rehecho, parodiado y reinventado en todas las pantallas de cualquier tamaño. Kong también se ha incrustado en la cultura pop, inspirando de todo, desde videojuegos hasta letras de hip hop, a disertaciones universitarias y desplegando ejércitos de figuras de acción, modelos, juguetes y juegos.

El desafiante final de Kong desde lo alto del Empire State está entre los más emblemáticos de todos los tiempos. Pero para los fans (de los cuales Tull se considera miembro) su provocativo comienzo sigue siendo el Santo Grial de las historias de origen. De hecho, la meta de tener un MonsterVerse del Siglo 21 no podría estar completa sin ella. Los productores trajeron a escritores como Dan Gilroy, Max Borenstein y Derek Connolly para escribir el guión basado en una historia de John Gatins. Tull declara, ‘Uno de los elementos más fascinantes de la tradición de Kong es Skull Island, un lugar con la cadena alimenticia más exótica y letal que puedas imaginar, y Kong es el depredador alfa manteniendo al resto a raya. Esa es la mitología que queríamos abrir en esta película. Nuestros personajes no están llevando a Kong fuera de la isla. Tienen que sobrevivir a su dominio'.

Samuel L. Jackson, que interpreta al Teniente Coronel Preston Packard, el alfa humano entre los personajes de la película, disfruta la noción. ‘Queremos ver a Kong en un ambiente tan grande y espectacular como él', dice la leyenda. ‘Sabemos que él vive en la selva, pero ¿qué más hay en esa selva? ¿Qué hay ahí fuera que le permite existir? ¿Hay otros como él o es una anomalía? Y descubrimos que alguna vez fue parte de una comunidad que fue aniquilada por otra cosa que está en esa isla. Ahora es el guardián que mantiene las cosas bajo control'.

Con Kong: La Isla Calavera - y Godzilla - el equipo productor está sentando las bases para un vasto y compartido universo de monstruos, uno basado en nuestro propio mundo, pero realzado para permitir la existencia de los MUTOs (Massive Unidentified Terrestrial Organisms, en el mundo ‘MonsterVerse').

Aunque Kong es el alfa de la isla, no es el más malvado o aterrador en ese orden ... de hecho está lejos de ello. ‘Skull Island ha sido completamente cerrada del resto del mundo, y siguió su propio, único y extraño camino evolutivo', comparte el productor Alex Garcia. ‘Es extraordinariamente hermosa, pero también es el lugar más peligroso en la tierra con criaturas diferentes con las que jamás nos hemos encontrado antes. Este no es un lugar para los seres humanos, ni para su presencia, de hecho, la misma tendrá un profundo efecto en el delicado ecosistema de Skull Island'.

comments powered by Disqus