Farándula 11/01/2017 - 12:00 a.m. miércoles 11 de enero de 2017

La tormentosa relación de Trump y Hollywood

El presidente electo de los Estados Unidos ha tenido en una semana dos encontronazos con la industria del entretenimiento

  /

Anterior Siguiente

María del Pilar Méndez
mmendez@laestrella.com.pa

Desde que lanzara su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos hasta que resultara electo, Donald Trump ha mantenido una agria relación con la industria del entretenimiento.

En su mayoría, Hollywood no ha respaldado a Trump y no son pocos los actores y actrices que han usado su posición para enviarle mensajes de crítica.

En ese sentido, la más reciente ha sido Meryl Streep, quien en su discurso al aceptar el premio honorífico Cecil B. DeMille en los Globo de Oro 2017, arremetió contra Trump.

‘Todos aquí pertenecemos a los segmentos más vilipendiados de Estados Unidos en este momento, piénsenlo: Hollywood, los extranjeros y la prensa', dijo al iniciar la actriz que se encontraba disfónica.

"Cuando los poderosos usan su posición para matonear a otros, todos perdemos", señaló y recordó sin mencionar nombres el momento en que Trump durante su campaña se burló de un periodista con discapacidad del New York Times .

‘El irrespeto invita al irrespeto, la violencia incita la violencia', concluyó la actriz.

Era de esperarse la respuesta casi inmediata del ahora presidente electo, quien uso su cuenta de Twitter para llamar a Streep ‘actriz sobrevalorada' y ‘lacaya de Hillary'.

Tan rápido como él reaccionó, otras celebridades como Sharon Stone, George Clooney y Robert DeNiro, han respaldado el discurso de la actriz.

OTRO CHOQUE

Hace menos una semana, Trump también usó la red social para burlarse de Arnold Schwarzenegger, quien lo reemplaza en ‘Celebrity Apprentice'.

Schwarzenegger se estrenó como presentador del reality show el lunes pasado y logró sentar a 4,9 millones de televidentes, en contraste con los 18,5 millones del primer episodio con Trump en 2004.

Así el presidente electo de Estados Unidos escribió ‘Wow, han salido los datos de audiencia y Arnold Schwarzenegger fue abrumado (o destruido) en comparación con la máquina de audiencia, DJT'.

‘Pero a quién le importa, él apoyó a Kasich y Hillary', añadió Trump.

Tras esto, fueron muchos los que elogiaron la respuesta de Schwarzenegger, quien prefirió desearle buena suerte y que ‘trabaje para todo el pueblo estadounidense de la misma manera agresiva con la que usted trabajó para sus ratings'.

Además, el actor de Terminator subió un video en el que hace un llamado a Trump citando a decimosexto presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln. ‘No somos enemigos, sino amigos. No debemos ser enemigos. Si bien la pasión puede tensar nuestros lazos de afecto, jamás debe romperlos. Las místicas cuerdas del recuerdo resonarán cuando vuelvan a sentir el tacto del buen ángel que llevamos dentro'.

POCAS LUCES

Debido a esta apática cercanía el mundo del espectáculo, del que él alguna vez fue parte, no es de extrañar que una extensa lista de artistas ha declinado presentarse en el acto de investidura de Donald Trump.

Contrario a Barack Obama, para el que se hicieron dos conciertos debido a la cantidad de artistas que querían participar, Trump solo ha conseguido a Jackie Evancho, segunda finalista de America's Got Talent; el grupo de animadoras The Rockettes y el coro del Tabernáculo Mormón.

Se sabe que Celine Dion declinó su participación al argumentar que ya tiene dos presentaciones ese día (20 de enero), en Las Vegas.

Kiss, Andrea Bocelli y Elton John fueron invitados, pero dijeron no, gracias. Los Beach Boys también fueron convocados, pero aún no confirman su presencia.

comments powered by Disqus