Farándula 21/08/2017 - 6:00 a.m. lunes 21 de agosto de 2017

Rose Byrne está esperando su segundo hijo

La actriz compaginará su segundo embarazo con el rodaje de la película infantil basada en Peter Rabbit

Rose Byrne / Shutterstock
Shutterstock

Rose Byrne

Bang Showbiz
online@laestrella.com.pa

La actriz Rose Byrne, madre ya de un niño de poco más de un año junto a su pareja Bobby Cannavale, ha anunciado que está esperando su segundo retoño, una buena noticia que ha coincidido con el arranque del rodaje de su próximo proyecto profesional, la película 'Peter Rabbit'. 

"Me siento algo cansada, pero muy bien", ha confesado en una entrevista a la revista David Jones, en la que también ha reconocido que trabajar en su estado conlleva una serie de ventajas muy agradables: "Hoy, por ejemplo, todo el mundo ha sido un encanto conmigo en el set de rodaje, y siempre recibes más atenciones cuando estás esperando un bebé, lo cual es fabuloso si quieres mi opinión".

Aunque suponga un cúmulo extra de dificultades, al obligarle a compaginar la agenda de rodaje con el cuidado de su hijo al mismo tiempo que lidia con las incomodidades asociadas a los primeros meses de gestación, Rose no quiso dejar escapar la oportunidad de participar en la cinta sobre el simpático conejo que creó Beatrix Potter. Su intención desde hacía tiempo era encontrar el filme perfecto con el que añadir un título apto para los más pequeños, incluido el suyo, a una filmografía en la que destacan comedias gamberras como 'La boda de mi mejor amiga' o 'Malditos vecinos'.

"Siempre había querido hacer una película para niños, y me pareció que ahora que tengo un hijo sería el mejor momento", ha reconocido.

La inminente ampliación de la familia que la australiana ha formado junto a Bobby llega poco después del quinto aniversario de los dos actores, que mantienen una de las relaciones más sólidas y discretas de la industria interpretativa. Poco dada a hablar de su vida privada, la actriz sí ha reconocido en alguna ocasión que lo que le atrajo de Bobby en un primer momento fue su sentido del humor, su capacidad para hacerla reír y el hecho de que ambos se hubiesen criado en ambientes radicalmente distintos: ella en su Australia natal y él entre Nueva Jersey y Puerto Rico como hijo de padre italoamericano y madre cubana.