Farándula 16/12/2017 - 12:00 a.m. sábado 16 de diciembre de 2017

Lolitas en Candyland

Japón es un hervidero de subculturas, tanto que algunas conocidas han encontrado tierra fértil en diversos países, entre esos, Panamá

Cristel Ryan

Cristel Ryan

Anterior Siguiente

Rolando Rodríguez De León
periodistas@laestrella.com.pa

Aunque la R.A.E. no reconoce la palabra subcultura dentro de sus diccionarios, el Diccionario Espasa-Calpe de la lengua española, en su versión de 2005, la define como: ‘Forma de cultura dirigida a un público minoritario y a veces marginal'. Por motivos que desconocemos y que forman parte del quehacer de la sociología, Japón es un hervidero de subculturas tanto que algunas conocidas han encontrado tierra fértil en diversos países, entre esos, Panamá. Cuando se menciona la palabra Lolita, hay por lo menos dos generaciones que instantáneamente piensan en la película de Stanley Kubrick (Lolita, 1962) y los más versados recuerdan la novela homónima de Vladimir Nabokov, pero estas líneas tratarán sobre el movimiento japonés conocido como Moda Lolita (Rorita fasshon) su atractivo visual y su estética llamativa.

Los académicos no están de acuerdo en una fecha específica de su surgimiento, tal vez por la cantidad de subcategorías que incluye. Unos lo marcan en la década de los setenta vinculándola al naciente feminismo de la época, cuando muchas japonesas decidieron alejarse de las expectativas que la sociedad imponía a su género y como forma de rebeldía iniciaron la moda para ser identificadas fácilmente; otros prefieren seguir a la prof. Yuniya Kawamura catedrática del Fashion Institute of Technology de Nueva York, que da como fecha septiembre de 1987, cuando la palabra Lolita se utilizó por primera vez en la revista de modas Ryukou Tsushin , que disparó la salida del estilo. Pero, ¿qué es la Moda Lolita? Es una particular forma de vestir resultante de una amalgama de estilos como lo fue el Rococó en el siglo XVIII, el Victoriano de mediados a finales del siglo XIX y el Eduardiano de 1901 a 1910 o 1912 y que no se limita al sexo femenino. El aspecto visual incluye faldones, peticotes, encajes, lazos, telas diversas lisas o estampadas y ciertos colores que definen cada uno de los sub que han surgido.

Que estas subculturas hayan emigrado de su Japón natal y además hayan sido bien recibidas en el extranjero sorprende a nipones y nacionales por igual.

Se puede decir que los colores y estampados, además de ciertos accesorios, definen el tipo de Lolita, es decir, todas son Lolita, lo que varía es su presentación estética.

Entre las más conocidas se encuentran la Shiro lolita (Lolita blanca) que utiliza telas, encajes, zapatos y medias de color blanco, pero, los accesorios no necesariamente y algunas los llevan en tonos pasteles. Su opuesto son las Kuro lolita (Lolita negra) que usan telas de color negro. La Sweet lolita (Lolita dulce) se caracteriza por telas estampadas o en colores pasteles acompañadas por lazos o mascotas de peluche. Su estilo es más infantil, tierno y evoca los cuentos de hadas. En Panamá este es el estilo preferido. El Punk lolita (Lolita punk) utiliza telas y colores contrastantes y llamativos como negro, rojo o azul. Su estética mantiene el toque Lolita a pesar de que puede llevarse con zapatos de plataforma, medias rotas o accesorios que van desde las cadenas a los crucifijos, calaveras u otras figuras. El Classic lolita (Lolita Clásica) utiliza colores neutrales, tonos pasteles y se caracteriza por un estilo formal, enfocado más en la elegancia y mantener el aspecto histórico del vestuario. El Wa lolita se inspira en la ropa tradicional del Japón, las telas son de colores variados o estampados y evocan a los tradicionales kimonos o las prendas de verano como los ‘yukatas'. Se combinan con medias altas o abajo de la rodilla en tonos que armonicen con el color principal, y por último el Qi lolita, parecido al Wa, solo que se inspira en los vestidos tradicionales de China.

Para la primera década del siglo XXI en la Japan Expo Paris, esta moda estaba arraigada en Francia, como también en muchos de los eventos de anime y manga que se daban en el resto de Europa. En Panamá la moda Lolita tiene muchos seguidores, en los eventos nacionales siempre se encuentra alguna chica, o chico, llevando estos llamativos atuendos. También resulta difícil ponerle fecha específica de llegada a nuestro territorio; sin embargo, conversando con Rosa Siu Fung (Wa lolita), Macarena Larrañaga (Classic lolita) y Cristel Ryan (Sweet lolita), hemos concluido que su práctica en nuestro país empezó hace más de una década. Estas chicas comenzaron con el estilo escrito en el paréntesis, pero todas han ido incursionando en otros y ninguna se considera encasillada en uno en particular.

Una fecha cierta es el 2 de junio de 2008, momento en que se abre un foro en internet para agrupar a los seguidores y que da el nombre a este artículo, Lolita's Candyland. Creado por Cristel Ryan, el foro se mantuvo abierto por varios años pero por compromisos profesionales se cerró al público en 2011, pero se gestó en la red social de Facebook y un grupo de WhatsApp así que las chicas continúan reuniéndose, compartiendo su afición y participando en eventos.

Recientemente, y de la mano de Margie Caballero (Qi lolita) se ha dado un paso hacia la academia, con su tesis de grado ‘La moda como una nueva forma de comunicación y su aceptación en la juventud panameña: subcultura anime en Panamá', enfocada en la evolución de los hábitos y vestuarios de los fanáticos panameños. El próximo año se cumplirá el décimo aniversario de la integración de las Lolitas panameñas en un grupo más organizado y entre sus planes se encuentra celebrarlo con un evento público en el que los asistentes aprecien el toque panameño que le han dado estas chicas.

‘La palabra Lolita se utilizó por primera vez en la revista de modas ‘Ryukou Tsushin', que disparó la salida del estilo',

ROLANDO RODRÍGUEZ DE LEÓN

El autor es doctor en Comunicación Audiovisual y Publicidad, por la Universidad Complutense de Madrid.
 
comments powered by Disqus