Farándula 01/03/2017 - 2:41 p.m. miércoles 1 de marzo de 2017

Lady Gaga reemplazará a Beyoncé como cabeza de cartel en Coachella

El festival necesitaba una estrella de gran calibre para al menos igualar la expectación que generó la ya cancelada presencia de Beyoncé

Lady Gaga. / Shutterstock
Shutterstock

Lady Gaga.

Bang Showbiz
online@laestrella.com.pa

La cantante Lady Gaga ha sido finalmente la elegida para sustituir a Beyoncé como cabeza de cartel en la próxima edición del festival de Coachella que se celebrará en el desierto homónimo de California a mediados de abril, una noticia que llega solo unas horas después de que se confirmara que la organización del evento y el equipo de la artista llevaban unos días negociando tan impactante fichaje.

Fuentes cercanas a los responsables del certamen aseguraban al portal Billboard que solo era cuestión de tiempo que se hiciera pública la incorporación de Gaga al extenso listado de artistas que actuarán este año en el prestigioso festival, de lo que se desprende que solo quedaban por ultimar una serie de pequeños detalles para garantizar que en 2017, por primera vez en la historia, una artista femenina lidere la que sin duda es una de las grandes citas del año en la escena musical.

A pesar de la profunda decepción que generó entre buena parte de la opinión pública la confirmación de que Beyoncé no actuaría finalmente en Coachella por recomendación médica, ya que en abril su embarazo -la estrella espera nada menos que gemelos- se encontrará en un estado demasiado avanzado como para hacer cualquier tipo de esfuerzo físico, lo cierto es que, tras revelarse quién será su sustituta, al menos la organización ha conseguido encontrar a otra artista con una reputación y un poder de convocatoria similar al de la mujer de Jay Z para salvar los muebles.

De hecho, hace unos días varios medios especializados en la industria de la música alertaban de que, tras la caída de Beyoncé en el cartel de esta edición, muchos de los futuros asistentes que ya tenían su entrada entre manos habían decidido revenderla tras enterarse de que la diva tendrá que posponer su aparición en Coachella, por lo menos, hasta el año que viene, lo que podrían suponer una merma significativa de ingresos para los promotores del evento, a pesar de que este año contará como grandes reclamos al rapero Kendrick Lamar y a la banda 

comments powered by Disqus