Farándula 12/04/2018 - 7:30 a.m. jueves 12 de abril de 2018

Investigan supuestos casos de abuso sexual de Kevin Spacey

La fiscalía de Los Ángeles se encargarán a partir de ahora de continuar con las pesquisas iniciadas por la policía

Kevin Spacey / Shutterstock
Shutterstock

Kevin Spacey

Bang Showbiz
online@laestrella.com.pa

La fiscalía del condado de Los Ángeles ha tomado las riendas de la investigación que, el pasado mes de octubre, inició la policía para determinar la veracidad y el alcance de las numerosas acusaciones de acoso y abusos sexuales que pesan contra el actor Kevin Spacey desde finales del año pasado, como han confirmado este jueves fuentes judiciales a la cadena de televisión NBC. 

Fue el pasado 5 de abril cuando el ministerio público solicitó al departamento de policía que le entregara toda la documentación relativa a los presuntos delitos que se le imputan a la estrella de cine, cuyo nombre se unió a la lista de supuestos 'depredadores sexuales' de Hollywood cuando el también actor Anthony Rapp reveló que Spacey había intentado mantener relaciones sexuales con él en el año 1986, cuando el primero solo tenía 14 años.

Por el momento no han trascendido más detalle sobre el proceso en el que se embarca ahora la fiscalía y las posibles consecuencias que este cambio de gestión tendrá para el otrora reputado intérprete, más allá de que el caso ha sido puesto en manos de un grupo de investigadores especializados en la investigación de delitos sexuales y que responden directamente ante el fiscal general del condado.

Además de tener que someterse al escrutinio de fiscales y policías en Estados Unidos, Kevin Spacey también es objeto de una investigación exhaustiva al otro lado del Atlántico, concretamente en Reino Unido, ya que fue allí donde trabajó durante años como director creativo del mítico teatro Old Vic (2004-2013): unas 20 personas habrían denunciado ante Scotland Yard desde supuestos tocamientos inapropiados por su parte hasta situaciones de acoso continuado, pasando por coacciones y chantaje.

A día de hoy, la policía metropolitana de Londres está fundamentalmente centrada en la investigación de tres de los muchos casos que han salido a la luz desde octubre, los más graves y de los que parecen existir más indicios incriminatorios, todos ellos referentes a supuestas agresiones sexuales que se habrían producido en 2005 -dos de ellas- y en 2008.