Curiosidades 21/05/2018 - 7:41 a.m. lunes 21 de mayo de 2018

Lech Walesa apoya a personas con discapacidad que ocupan Parlamento polaco

Walesa, expresidente polaco compartió con un grupo de personas con discapacidad que exigen más ayuda por parte del Gobierno

Lech Walesa. / Shutterstock
Shutterstock

Lech Walesa.

EFE
online@laestrella.com.pa

El expresidente polaco y premio Nobel de la Paz, Lech Walesa, visitó hoy la sentada de discapacitados que desde hace casi un mes exigen más ayudas en el Parlamento en Varsovia y criticó duramente al Ejecutivo conservador del país.

"Esas pocas personas que actualmente están en el poder intentan sembrar la discordia para dividir a la sociedad y mantenerse en el poder", dijo Walesa durante su encuentro con los manifestantes discapacitados y sus familias en referencia al partido nacionalista y conservador Ley y Justicia (PiS), que gobierna Polonia con mayoría absoluta desde 2015.

"Debemos eliminar a estas personas del poder tan pronto como sea posible", añadió el expresidente, muy crítico con el actual Gobierno de Polonia y con el líder del PiS, Jaroslaw Kaczynski, especialmente después que éste haya acusado a Walesa de haber colaborado con la policía comunista en los años setenta y ochenta.

Walesa se sentó junto al pequeño grupo de jóvenes discapacitados y sus padres, quienes han ocupado uno de los pasillos del edificio del Parlamento, donde literalmente viven desde finales del pasado abril en demanda de más ayudas para personas dependientes.

Tanto el presidente del país, Andrzej Duda, como el primer ministro, Mateusz Morawiecki, han mantenido encuentros con este colectivo, al que ya han reconocido parte de sus demandas. Pese a eso, los manifestantes aseguran que mantendrán la protesta hasta que se les reconozcan todas sus peticiones, que pasan por recibir 500 zlotys (unos 125 euros) al mes para la atención médica y programas de rehabilitación, una demanda que Walesa dijo apoyar.

El PiS, una formación de ideología nacionalista, católica y conservadora, ganó con mayoría absoluta las elecciones de 2015 y, desde entonces, ha puesto en marcha importantes programas sociales para fomentar la natalidad, elevar el salario mínimo y abaratar el acceso a la vivienda. 

Sin embargo, parte de la oposición critica a este partido por haber dejado de lado en sus políticas sociales para los colectivos más desfavorecidos, entre ellos las personas con dependencia.

El Gobierno polaco afirma que el Estado no tiene recursos para asumir el pago de 125 euros mensuales que piden los manifestantes, y acusa a los diputados de la oposición liberal de usar a este colectivo de personas discapacitadas como "herramienta" en su lucha política contra el Ejecutivo.