Curiosidades 29/09/2017 - 7:01 a.m. viernes 29 de septiembre de 2017

El debate de las bodas gais llega al rugby y al rap

El rapero Macklemore  entonará su himno gay "Same love" (Mismo amor) durante la final de la Liga Nacional de Rugby

El 15 de noviembre se conocerá la opinión público en cuanto al matrimonio gay. / Shutterstock
Shutterstock

El 15 de noviembre se conocerá la opinión público en cuanto al matrimonio gay.

EFE
online@laestrella.com.pa

El acalorado debate sobre la legalización del matrimonio homosexual en Australia ha llegado al campeonato de rugby, donde la próxima actuación del rapero Macklemore ha enfurecido con sus letras "a viejos hombres blancos".

El músico estadounidense entonará su himno gay "Same love" (Mismo amor) -grabado a dúo con el rapero Ryan Lewis en 2012 durante la campaña en favor de las bodas entre personas del mismo sexo en el estado de Washington-, durante la final de la Liga Nacional de Rugby que se celebra el domingo en Sídney.

La controversia se enmarca en medio de la encuesta postal no vinculante convocada por el Gobierno para recabar la opinión de sus ciudadanos sobre la posibilidad de aprobar los matrimonios homosexuales, y cuyo resultado se conocerá el 15 de noviembre.

Algunos de los versos de la canción dicen: "Los conservadores de la derecha piensan que es una decisión y que te pueden curar con tratamientos y la religión hecha por el hombre, re-cableando una predisposición. Jugando a ser Dios".

La selección del intérprete y tema ha generado polémica después de que el ex primer ministro conservador Tony Abbott apoyara públicamente al exjugador de rugby Rony Wall en su solicitud de prohibir la participación del rapero en el espectáculo. Más de 13.000 personas han secundado la petición a mediodía del viernes.

"Los fanáticos del 'footy' (como se conoce en Australia al rugby) no deben someterse a una gran final politizada. El deporte es deporte", comentó Abbott, que tiene una hermana lesbiana y una de sus hijas hace campaña por la legalización de las bodas gais.

En contraste, el primer ministro australiano, el liberal Malcolm Turnbull, señaló este viernes que la canción es un éxito y la gente espera escucharla durante la final. "La NRL (siglas de la Liga Nacional de Rugby) apoya los matrimonios entre personas del mismo sexo.

¿Cuál es el problema?", defendió el mandatario, al remarcar que "todos los grandes deportes son medios para unir a los australianos sin distinción de raza, bagaje, religión, orientación sexual o género". En 1991, el grupo neoyorkino Village People, declarado abiertamente homosexual, interpretó la afamada canción "YMCA" durante la final de la NRL, también en Sídney.

Macklemore, quien retrasó su viaje a Australia por motivos desconocidos, comentó a un medio de su país que ha recibido "muchos tuits de viejos hombres blancos furiosos" y prometió interpretar su canción aún "con más fuerza".

Otros políticos conservadores también se han unido a la avalanchas de críticas contra la canción de Macklemore, como la política xenófona Pauline Hanson o el legislador Bob Katter. Este último, representante de una zona agroganadera del norte de Australia, acusó a la NRL de "promover sus inclinaciones sexuales" durante uno de los días "más sagrados" para los australianos.

No obstante, políticos como el fiscal general, George Brandis, quien trabajó codo con codo con Abbott, se desmarcó de la petición del ex primer ministro o de cualquier persona que censure la canción.

Además, exjugadores de la NRL como Ian Roberts, quien declaró públicamente su homosexualidad, respaldó la campaña que defiende la iniciativa del organismo de apoyar el respeto de las personas LGTBIQ (Lesbianas, homosexuales, transgénero, bisexuales, intersexuales y "queers") tanto fuera como dentro de la cancha.

Todd Greenberg, director ejecutivo de la NRL, calificó el nombramiento del rapero como "la decisión más valiente" que ha tomado la organización. Unos 16 millones de australianos están llamados a enviar su opinión a favor o en contra del matrimonio homosexual antes del 8 de noviembre.

La encuesta de la firma Newspoll, publicada por el diario The Australian, indica que el 57 por ciento de la población está a favor de la medida mientras el 34 se posiciona en contra, con un 9 por ciento de indecisos o que optaron por reservarse su postura.

De ganar el "sí" en el sondeo postal, el Gobierno conservador permitirá a sus diputados que propongan antes de Navidad la reforma de la Ley de Matrimonios de 1961, la cual fue enmendada en 2004 para precisar que esta unión es exclusiva entre un hombre y una mujer.

Pero si gana el "no", el Gobierno dejará la reforma de lado, aunque los laboristas, en la oposición, han prometido que, de ganar las elecciones generales previstas para 2019, organizarán un debate en el Parlamento en los primeros cien días de su mandato.

comments powered by Disqus