Curiosidades 08/05/2017 - 9:59 a.m. lunes 8 de mayo de 2017

El amor no tiene edad en la pareja presidencial de Francia

El presidente electo de Francia Emmanuel Macron tiene 39 años, y  su esposa, Brigitte Trogneux 64.


Anterior Siguiente Fotos Previas Fotos Próximas

Redacción Digital La Estrella
online@laestrella.com.pa

El matrimonio del presidente electo francés, Emmanuel Macron, y su esposa, Brigitte Trogneux, ha cautivado el mundo y no es por lo lindo que se aprecian en las fotografías, sino más bien por su diferencia de edad.

La historia de amor se remonta a la época en que Macron era un adolescente, de tan solo 15 años y conoció a la que hoy es su esposa Brigitte Trogneux, entonces profesora de teatro. Para ese tiempo ella tenía 40 abriles, estaba casada con un banquero, André Auziére, con el cual procreó tres hijos.

A los 17 años de Emmanuel, empezaron a salir, a pesar de la oposición de los padres de Macron, al punto que solicitaron a la profesora que dejara de ver a su hijo, por lo cual le enviaron a estudiar fuera de Francia.

Pero como toda historia de amor, la distancia y la diferencia de edades no fueron obstáculos para ellos. Cuando Macron alcanzó a los 18 años retomó su relación con Brigittte, pese a la oposición de sus padres.

Se casaron en el 2007, cuando él ya había cumplido 30 y ella, 54. El matrimonio aún no tiene hijos. 

Desde entonces, Brigitte, además de su gran amor, ha sido su gran apoyo profesional. Forma parte de su equipo de colaboradores, le lleva la agenda, le revisa los discursos. Según confiesa un íntimo de la pareja, “él no hace nada sin pedirle a ella consejo, ya sea sobre el fichaje de alguien, sobre la elección de un traje o un corte de pelo”.

Tras salir ganador de la segunda vuelta de las presidenciales, Macron tuvo palabras para Brigitte. “Sin ella no estaría yo aquí hoy”. El líder liberal ha explicado que cuando llegue al Elíseo, su esposa tendrá “su lugar, no detrás, ni escondido, sino a mi lado, donde siempre ha estado”. ‘Bibi’ o ‘Bam’ es como llaman sus allegados más íntimos a  la nueva primera dama francesa, una rubia chic y elegante que se deja vestir por la hija del presidente-director general del grupo de lujo Louis Vuitton.

 

 

comments powered by Disqus