Curiosidades 21/08/2017 - 3:07 p.m. lunes 21 de agosto de 2017

Se acabó el "eclipse del siglo"

En Washington, Donald Trump lo vio sin protección y esa imagen inundó las redes sociales.

Se acabó el "eclipse del siglo"

Anterior Siguiente

EFE
online@laestrella.com.pa

El eclipse total de sol que pudo verse hoy en parte del hemisferio occidental acabó después de que millones de personas fueran testigos, con el uso de gafas especiales, del impresionante fenómeno.

En Estados Unidos, el acontecimiento tardó una hora y media en recorrer el cielo desde la costa del Pacífico, donde comenzó a las 10.15 hora local (17.15 GMT), a la del Atlántico, donde acabó en torno a las 14.45 hora local (18.45 GMT).

En los últimos días se fueron agotando las existencias de gafas especiales para su visualización, ya que las autoridades insistieron en alertar de que observarlo de manera frontal y con lentes no adecuadas podía causar daños irreparables para la vista.

Por ello, las redes sociales se llenaron de vídeos con recomendaciones para construir métodos caseros para observar el eclipse, mientras que otros muchos, pese a ser un día laboral, planearon encuentros para ver el fenómeno en grupo.

El propio presidente estadounidense, Donald Trump, y su esposa, Melania, se asomaron al balcón del segundo piso de la Casa Blanca para ver el eclipse total de sol.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, observó hoy el eclipse solar total que cruzó el país de costa a costa desde uno de los balcones de la Casa Blanca en Washington, pero por unos segundos admiró el fenómeno sin gafas protectoras, imagen que ha inundado las redes sociales.

Pese a la insistencia de los expertos y la Agencia Nacional del Espacio (NASA) de seguir las instrucciones y observar con protección adecuada el espectáculo, debido al alto riesgo de sufrir daños oculares, el mandatario desoyó las indicaciones y se expuso a los rayos del sol, oculto por la luna en un 81 % desde la capital estadounidense.

La decisión del magnate de mirar el eclipse sin protección le valió las críticas de numerosos usuarios de Twitter por no seguir las indicaciones y dar ejemplo a la ciudadanía.

Acompañado de su hijo pequeño Barron y de la primera dama, Melania Trump, el multimillonario asistió al fenómeno astronómico único, ya que la última vez que se produjo algo así en el territorio continental de Estados Unidos fue hace casi un siglo.

El acontecimiento tardó una hora y media en recorrer el cielo desde la costa del Pacífico, donde comenzó a las 10.15 hora local (17.15 GMT), a la del Atlántico, donde acabó en torno a las 14.45 hora local (18.45 GMT).

comments powered by Disqus