Cultura 01/05/2018 - 12:00 a.m. martes 1 de mayo de 2018

Talento panameño de exportación

Tres jóvenes músicos ganaron una beca para estudiar en el Conservatorio de Santa Cecilia, uno de los más prestigiosos del mundo

En las audiciones se inscribieron 26 jóvenes músicos, con edades entre los 18 y 28. / INAC
INAC

En las audiciones se inscribieron 26 jóvenes músicos, con edades entre los 18 y 28.

Anterior Siguiente

Karen Bernal
kbernal@laestrella.com.pa

Tres jóvenes músicos de Panamá viajarán en noviembre a Europa para seguir potenciando su talento: Daniel Gálvez, quien ejecuta la viola; el percusionista Benjamín Concepción y Francisco Rodríguez, que interpreta el corno francés. Son los ganadores de una beca para estudiar, durante tres años, en el Conservatorio de Santa Cecilia, en Italia.

Las becas son ofrecidas por el Conservatorio Santa Cecilia —a través de la embajada de Italia en Panamá y la embajada de Panamá en Roma—, en alianza con el Instituto Nacional de Cultura (INAC) y el Instituto para la Formación y Aprovechamiento de Recursos Humanos (Ifarhu). La idea es que músicos panameños, entre 18 y 28 años de edad, con escasos recursos, puedan cursar estudios musicales en Roma, a un nivel superior.

El de ‘Santa Cecilia es uno de los conservatorios más importantes del mundo. Tenemos estudiantes provenientes de otros 50 países que vienen a estudiar la ópera lírica nuestra, porque es un centro de excelencia internacional', explica Roberto Giuliani, director del conservatorio.

Aunque el centro educativo es reconocido por la formación en el canto, también enseñan a tocar instrumentos de música clásica. Además, el centro cuenta con cursos de jazz, música antigua, para películas y teatro musical, entre otros géneros.

‘Ha sido una constante que son chicos que vienen de familias de escasos recursos, que tienen la oportunidad de estudiar en una escuela de música reconocida',

DINO NUGENT

JURADO

Estudiar en Italia implica un valor que va más allá del centro de estudios. Para el director de la Red Nacional de Orquestas y Coros Infantiles del INAC, Dino Nugent, el entorno en el cual se desarrollan los estudios es importante. ‘No todo se da dentro de la escuela, cuando uno sale tiene que haber esa efervescencia, ese ambiente que favorezca y continúe empujando a querer más... Y eso sucede en una ciudad como Roma', dice.

Los tres músicos panameños fueron seleccionados mediante un proceso de audiciones, donde debieron demostrar aspectos como un alto nivel de ejecución técnica y proyección en el escenario. El jurado estuvo integrado por el maestro Guiliani, Riccardo Riccardi, docente del centro musical italiano, y Dino Nugent.

‘Estamos trabajando en conjunto porque estamos convencidos de que podemos compartir con Panamá, no solo el ámbito musical sino todos los sectores en que tenemos excelencia en Italia', expresa sobre el convenio el embajador de Italia en Panamá, Marcello Apicella.

TALENTO CANALERO EN EUROPA

No es la primera vez que músicos del patio son becados para estudiar en Santa Cecilia. Este es el cuarto año consecutivo en que se realizan las audiciones, donde se inscribieron 26 talentos.

De las audiciones anteriores, ya hay un grupo que se está formando en Italia. ‘Hasta ahora tenemos diez chicos panameños que tocan diferentes instrumentos, como violonchelo, tumba, trombón, trompeta, clarinete, percusión y flauta dulce', explica el maestro Riccardi, responsable para las relaciones con las Américas. Destaca que para 2019, siete estudiantes del grupo se estarán graduando.

Sobre los canaleros existen buenas referencias en el centro de estudios. ‘Los panameños son muy serios, estudiosos, empeñados, activos y se integran en las actividades', subraya Giuliani. Agrega que los estudiantes pasan la mayor parte del tiempo en el conservatorio e incluso se incluyen en proyectos que no son obligatorios, porque siempre están ‘curiosos' por aprender.

El impacto que los diez estudiantes actuales han causado sobre el profesor Riccardi es tal, que éste los ha seleccionado para un proyecto especial que se está desarrollando en conjunto con la Embajada de Panamá en Roma.

‘Una vez escuché a este grupo de muchachos (que yo conocía porque les había dado clases), tocar música folclórica panameña en una casa de personas mayores en Roma. Me gustaron muchísimo, porque además de la música, tenían algo especial, una relación más profunda', rememora Riccardi.

A partir de allí, se le ocurrió hacer la orquestación de una ópera, que escribió especialmente para ese grupo. ‘El problema es que ahora no existe música para el grupo que tenemos de estos estudiantes, debido a que hay una tuba, un trombón, una trompeta... Entonces, salió esta ópera', expresa.

Los instrumentos son interpretados, en su mayoría, por los estudiantes panameños. También hay dos cuernos, que tocan dos jóvenes españolas, así como nueve cantantes, de Europa y Asia. ‘Estamos construyendo un grupo de más de veinte personas, que vienen de más de ocho países, y que les une la ópera italiana', indica.

UN ENSAMBLE PANAMEÑO CON SELLO ITALIANO

Pensando en la continuidad de la experiencia formativa, y para que no solo se trate de un periodo de estudios que termina con un título, el director del conservatorio tiene la idea de formar un ensamble panameño de Santa Cecilia que realice giras por el mundo. ‘Pensamos que es algo oportuno. Es muy importante para nosotros y para Panamá, porque será un grupo de excelencia con nuestra mediación', afirma Giuliani.

El embajador Apicella opina que, de concretarse el proyecto, se podría organizar una gira con todas las embajadas de Panamá presentes en el mundo. ‘Acá podemos pensar en invitar al ensamble a tocar en el país', insiste.

Iniciativas como estas resultan edificantes para los músicos, en especial, si regresan a su país a compartir sus conocimientos. En ese sentido, Nugent, del INAC, afirma que en Panamá los músicos sí pueden salir adelante, pero hay una preocupación generalizada de los padres sobre el futuro de sus hijos. ‘Cuando ven que el hijo le toma mucho cariño al instrumento, creen que se va a morir de hambre. Eso va a pasar si es fresco; si es dedicado, siempre va a tener trabajo', comenta.

Nugent insiste en que cuanto más preparado esté el músico, más oportunidades tendrá. ‘Se van a abrir más. Todo esto es parte de una bola de nieve de oportunidades que estamos creando en el país. Lo importante es creer en uno mismo, quererlo hacer y ponerle pasión'.

Por otra parte, el director Giuliani confiesa que en el conservatorio también se ha proyectado la posibilidad de abrir una sede de Santa Cecilia en Panamá, tal como se está haciendo en la actualidad con Corea del Sur. El país asiático es el lugar de donde proviene la mayor parte de estudiantes extranjeros del conservatorio.

‘Es muy bella la experiencia de los estudiantes que van a estudiar a Europa, pero el número es muy pequeño, tenemos tres panameños nuevos cada año. Esta iniciativa podrá ser el punto de partida de un proyecto muy amplio, que haga a Panamá el centro musical de América Latina', opina.

El embajador Apicella aplaude la iniciativa y resalta que Panamá, con su vocación de hub de las Américas, ‘sería un país ideal para pensar en la proyección'. No obstante, apunta, de hacerlo realidad, sería necesario involucrar tanto al sector privado como al público, debido a la envergadura del proyecto .

comments powered by Disqus