Cultura 13/04/2018 - 12:00 a.m. viernes 13 de abril de 2018

Reencuentro con los tulipanes

Más que una tierra de molinos, zuecos y parques floreados, para Úrsula Kiener Ford Holanda significa una oportunidad para ponerse en contacto con sus raíces

  /

Anterior Siguiente Fotos Previas Fotos Próximas

Ursula Kiener Ford
ursula@panamatravelgroup.com

La primera vez que fui a Keukenhof fue en 1994. Además de ser panameña, también tengo la ciudadanía suiza por parte de mi padre. Cuando era chica, viajábamos mucho a Europa para visitar a su familia y como volábamos con KLM, nos tocaba parar en Ámsterdam. Hace unos días, mi abuela me dio unas cartas (¡sí. cartas!) que le escribía a ellos cuando estaba en mis viajes. Una de esas dice: ‘Querido abuelo, vamos a Ámsterdam y vamos al canal y a ver el parque de las flores. Te quiere, Ursula'.

En Ámsterdam fue la primera vez que vi los tulipanes y quedé completamente enamorada de estas flores. Hasta el día de hoy siguen siendo mis flores favoritas. Y no hay mejor lugar para verlas que en el parque Keukenhof.

LA TULIPOMANÍA

A pesar de que Holanda ha hecho muy buen trabajo asociando los tulipanes con su país, originalmente son de Turquía, que solía pertenecer al Imperio otomano. Ellos consideraban a esta flor sagrada y servía para adornar los trajes de los sultanes. La palabra ‘tulipán' viene de la palabra para ‘turbante' en francés, turco y -originalmente-, en persa.

PLANEA TU VIAJE

En 1559 llegaron los tulipanes a Holanda, pero no fue hasta 1593 que empezaron a ser conocidos.

Duración del vuelo: 10-16 horas a Ámsterdam

Costo del vuelo: $650-$1,200

Horario: GMT+2 / 7 horas más que Panamá

Costos en destino: Alto

Visa: No

Dato curioso: Holanda tiene una participación del 44% en el comercio mundial de productos relacionados con flores, por lo que es el proveedor mundial dominante en este rubro.

En la tulipomanía las variedades más raras reciben nombres de personajes ilustres. Esta costumbre todavía se conserva en el pasillo de la fama en Keukenhof, donde puedes encontrar nombres como ‘Vincent Van Gogh' o personajes más recientes como los ‘Telletuby'.

Durante la década de 1620, el precio de los tulipanes empezó a subir. En 1930 creció la especulación. El ingreso promedio era de 150 florines anuales y un bulbo de tulipán llegó a costar 6,000 florines en Haarlem.

En Keukenhof hay una exhibición en el Pabellón Juliana que explica la ‘tulipomanía' del siglo XVII. Asimismo, puedes pasar por el jardín histórico que cuenta los 400 años de cultivación de tulipanes en Holanda. Tiene variedades que datan de los siglos XVII y XVIII.

HISTORIA DE KEUKENHOF

En el siglo XV, Keukenhof era un terreno de caza que además proveía de hierbas, frutas y vegetales al castillo de Jacqueline, la Condesa de Hainaut. El nombre significa ‘jardín de la cocina'.

Después que murió, el gobernador se tomó la propiedad y construyó en 1641 un castillo llamado Castle Keukenhof. La propiedad alcanzó 200 hectáreas (494.21 acres). En el siglo XIX, los nuevos dueños contrataron a los paisajistas que diseñaron Vondelpark, un parque público urbano de 47 hectáreas (120 acres) en Ámsterdam.

Finalmente en 1949 el alcalde de Lisse estableció un jardín para que los cultivadores de flores de Holanda pudieran mostrar sus híbridos de exportación. Keukenhof abrió sus puertas al público en 1950. Fue un éxito rotundo: 236,000 visitantes durante el primer año.

EL PARQUE EN LA PRIMAVERA

Keukenhof recibió 1.4 millones de visitantes en 2017. De estos, 20% eran holandeses; 40% de países vecinos como Alemania, Reino Unido y Bélgica; 10% de Estados Unidos y 8% de China.

Este año, Keukenhof está abierto del 22 de marzo al 13 de mayo. El horario diario es de 8:00 a.m. a 7:30 p.m. Visitar el parque es una gran experiencia familiar. Hay una zona de juegos bastante amplia, junto a un quiosco de comida. Además, un zoológico con ovejas, cabras, pavos, pollos y más.

Un laberinto hecho con plantas te lleva a una torre de observación donde puedes ver los campos de tulipanes. Desafortunadamente, cuando fuimos aún no estaban floreados.

Hay diferentes pabellones con opciones de comida adentro y afuera. Con el frío que hacía, nadie estaba comiendo afuera, pero a mediados de abril debe estar repleto de gente. Se puede tomar licor en el parque, cuyos pabellones cuentan con WiFi gratuito.

Si deseas pasar más tiempo, puedes quedarte en un hotel en Ámsterdam, Haarlem o Leiden.

MÁS DE 7 MILLONES DE FLORES

Keukenhof solía ser el jardín de flores más grande del mundo, hasta que fue reemplazado por Dubai Miracle Garden. Se conoce como el Jardín de Europa y tiene más de 7 millones de flores sembradas en 32 hectáreas (79 acres).

Hay tres pabellones: ‘Oranje Nassau', ‘Beatrix' y ‘Willem-Alexander'. Los jardines muestran una colección de tulipanes, jacintos, narcisos, orquídeas, rosas, claveles, lirios, etc. Más de 800 variedades de todos los colores. Muchas zonas del parque tienen fuentes, ríos y lagos, con cisnes y patos.

Hay más de 9 millas (15 kilómetros) de senderos dentro del parque. Si deseas ir más rápido, puedes imitar a los holandeses y alquilar una bicicleta en la entrada principal. Otra opción es tomar un bote para explorar los canales alrededor del parque que están llenos de campos con tulipanes. El recorrido tiene una duración de 45 minutos. Una experiencia única es volar encima de los campos con tulipanes.

Durante la temporada, el avión Royal DC-3 Dakota ‘Prinses Amalia' sale de Schiphol-Oost en un tour de 30 minutos. Hay disponibilidad los sábados y domingos, pero es necesario reservar con antelación.

comments powered by Disqus