Cultura 13/03/2017 - 12:05 a.m. lunes 13 de marzo de 2017

Panamá y Cuba se unen en el arte

Miguel Lombardo y Rafael Villares finalizaron una investigación para empezar a crear una escultura-instalación en conjunto

Interior del espacio cultural Casasola, donde se exhibe hasta junio fotografías y objetos personales del maestro Venacio Díaz Maique. / Alfredo Martiz | Cortesía de Casasola
Alfredo Martiz | Cortesía de Casasola

Interior del espacio cultural Casasola, donde se exhibe hasta junio fotografías y objetos personales del maestro Venacio Díaz Maique.

Anterior Siguiente

Daniel M. Alarco
dmolina@laestrella.com.pa

El artista panameño Miguel Lombardo se unió a su similar cubano Rafael Villares para trabajar una obra multidiciplinaria en conjunto, que será presentada próximamente en el Casco Antiguo.

El proyecto forma parte del Programa de Conexión Internacional N° 1 de la sala de exhibición de arte y diseño no convencional Casasola —que dirige Lombardo— en conjunto con la curadora internacional Maylín Pérez.

INVESTIGACIÓN

Ambos artistas contemporáneos empezaron en febrero un proceso de trabajo investigativo en torno al agua, para lo cual se internaron en tierras altas de Chiriquí, en el interior de Panamá.

Lombardo y Villares estuvieron cuatro días en la provincia panameña interactuando con miembros de las comunidades de este lugar para investigar el agua como recurso natural y su intervención en el paisaje.

‘Esta primera parte investigativa les otorga herramientas a ambos artistas para que, en una segunda fase, se creen piezas localizadas en diferentes áreas del centro histórico del Casco Antiguo y que tengan que ver con ese lenguaje que investigaron en el interior', dice Pérez, quien es licenciada en Historia del Arte y co-creadora del Programa de Conexión Internacional de Casasola.

El resultado de la investigación será mostrado en una escultura o instalación abierta al público. Aproximadamente, revela Pérez, serán seis esculturas colocadas en distintos lugares del Casco Antiguo.

En cuanto a la obra artística de Lombardo, está influenciada por la luz y su significado: ‘dar sabiduría, claridad mental y espiritual, vida (...)', dice una nota del Programa de Conexión Internacional.

Mientras que, el trabajo de Villares, trabaja la temática paisajística a través de macro instalaciones, en su mayoría sonoras, según el mismo documento.

Sobre el concepto del agua, Pérez menciona que es un elemento con una influencia particular en ambos países participantes.

Por un lado, Cuba es una isla rodeada de agua; y por el otro, está Panamá con sus múltiples ríos y nada menos que el Canal.

Las obras que crearán Lombardo y Villares en conjunto, se mostrarán aproximadamente dentro de seis meses, según Pérez.

Esta no es la primera vez que se unen Cuba y Panamá en Casasola. Previamente, el interior de este espacio cultural ubicado en Casco Antiguo, se acondicionó para exhibir fotografías y objetos personales del fotógrafo cubano Venacio Díaz Maique, el ‘maestro de la (cámara) Leica'. Esta muestra estará disponible hasta junio.

comments powered by Disqus