Cultura 07/08/2017 - 12:05 a.m. lunes 7 de agosto de 2017

Un nuevo acercamiento a China

Aristides Ureña Ramos presenta la muestra ‘Carachina', una manera de abordar la relación cultural entre Panamá y el país asiático

  /

Anterior Siguiente

Esther M. Arjona
earjona@laestrella.com.pa

Cuando Aristides Ureña Ramos residía en Florencia, Italia, su arte era considerado étnico, mientras que en nuestro país, los panameños no siempre se identifican con su propuesta; aunque esto ha ido cambiando con el paso del tiempo.

A pesar de una política cultural ‘temerosa', o ‘prácticamente inexistente', Ureña se ha dado cuenta en las conferencias y talleres que ha dictado en diversas comunidades del país que en cuestiones culturales ‘la tierra está abonada y las semillas están a punto de germinar'.

Y es que el arte no es solo una presentación estética o decorativa. Cada obra lleva un mensaje y cada artista establece lo que desea comunicar. En el caso de Aristides Ureña Ramos, ese discurso siempre está relacionado con la identidad panameña. Cada una de sus propuestas o ‘series' contempla un concepto que desencadena esa eterna búsqueda.

‘Carachina' es la más reciente propuesta del artista veragüense que se presenta por todo el mes de agosto en el restaurante Manolo Caracol.

Allí, los lienzos que en propuestas anteriores relacionadas con la Zona del Canal y con la ampliación de la vía interoceánica lucían tonos azules y verdosos, tienen en el rojo su color estelar.

Sin embargo, la muestra no se limita a las obras colgadas en el salón principal del restaurante del Casco Viejo, la muestra empieza a pie de calle.

‘En mis trabajos siempre incluyo un nombre y un sello para mis proyectos. Carachina viene de la unión de Caracol (por el restaurante que acoge la exposición ) y China, el motivo de la muestra', explica Ureña Ramos. Su objetivo es acercar cosas que pensamos lejanas, crear atmósferas nuevas.

Un cartel anuncia la exposición con un original sello que la identifica. Es el primer elemento de ‘Carachina'.

‘Encontré un sello imperial que tenía un dragón, me llamó la atención porque la figura era muy parecida a las utilizadas en nuestra cultura precolombina. Me puse a estudiarlo y a forzarlo gráficamente, pero sin violentar su origen. Lo panameñicé, creando un nuevo elemento', detalla.

De acuerdo con Ureña, los chinos han tenido gran influencia en nuestro continente y de allí se han generado nuevas figuras, entre ellas todos los descendientes de esta etnia, y se han convertido en parte de nuestra idiosincrasia. Este sello incluye otros elementos que representa una contradicción, como los caracteres que se leen a ambos lados y que están escritos a la manera taiwanesa, país con el que Panamá rompió relaciones en fecha reciente y que dicen ‘quiénes son y de dónde son'.

En el zaguán del edificio se ubica una instalación con los tradicionales gatos de la suerte.

Esta tradición de los gatos de la suerte nace en China, viaja a Japón y regresa a China, así como a todos los lugares donde sus inmigrantes han llegado. ‘Adonde los inmigrantes han ido, llevan a sus gatos', comenta el artista.

Por ello, a manera de buen augurio para el espacio que ha acogido sus obras, ha colocado una generosa cantidad de gatos en la entrada del local. Completa la instalación un dazibao , un mural utilizado sobre todo en la época de la revolución China de Mao, en la cual las personas ponían sus protestas , ‘Era una tradición informar a las personas con este dazibao , era como un periódico', detalla Ureña, quien con esta pieza invita a los visitantes a publicar sus opiniones, ‘incluso a quien no les haya gustado la intervención'.

El salón principal de Manolo Caracol está engalanado con las pinturas que forman parte de la muestra, entre ellas ‘los Mao', piezas cuyo personaje principal es un uniformado que glorifica al líder máximo de la revolución china Esa exaltación la ha transportado Ureña a la modernidad, representada en los rascacielos de nuestra ciudad. Pero también presenta otras obras muy coloridas con personajes chinos y algunos muy panameños. ‘Me permiten evocar ese mundo de belleza y esa forma de acercarse a la sensualidad que tienen', asegura.

Con el uso de técnicas mixtas, Ureña busca acercarse a los detalles que ofrecen los chinos con la seda, un material delicado, hermoso, muy característico de China, pero también universal. En palabras de Aristides Ureña, ‘así es Carachina'.

comments powered by Disqus