Cultura 22/03/2016 - 12:00 a.m. martes 22 de marzo de 2016

Una nueva caricatura que nos enseña a hablar bien el español

El profesor don Pardino educa a través de las redes sociales utilizando el humor

Una nueva caricatura que nos enseña a hablar bien el español

Anterior Siguiente

Leila Nilipour
lnilipour@laestrella.com.pa

Hace algunos meses hizo su aparición en las redes sociales un profesor de español un tanto inusual. Lejos de hacernos memorizar reglas complicadas de gramática u ortografía, el profesor don Pardino recurre al humor. ‘La letra con humor entra' es su refrán, pues el estudioso del idioma no pretende imponer nada más allá de crear interés por la lengua.

De tupida barba blanca, saco marrón, anteojos y corbatín rojo, don Pardino es el personaje principal del cómic que lleva su nombre. Sus creadores son un maestro y un médico que se conocieron en su época universitaria y prefieren mantener el anonimato por no restarle personalidad al carácter.

Nace un filólogo divertido

El maestro -un aficionado al dibujo- había creado a don Pardino para historietas humorísticas. Sin embargo, esa idea no se llegó a concretar y a finales del 2015 los amigos decidieron ilustrar sus consejos de ortografía y gramática con él.

‘En lugar de inventar un personaje nuevo, decidimos utilizar a don Pardino, ya que su aspecto de profesor venía muy bien para ese papel'.

Dado que lleva corto tiempo en las redes sociales, no contamos con muchos detalles de su vida personal. Sabemos que tiene un nieto pequeño y un amigo llamado ‘Indalecio', y que entre sus aficiones están el bricolaje y leer en su sillón favorito.

‘Sus modelos de español fueron sus padres, sus maestros de la escuela, sus primeros cómics, sus libros y los locutores de sus programas de radio favoritos', explican sus creadores.

Además, por no tener fronteras el internet, don Pardino está aprendiendo nuevas palabras producto de su contacto con personas de otros países. ‘El español tiene matices distintos y palabras únicas dependiendo de la zona geográfica en la que se use'.

Desafíos en el español

El mayor desafío de don Pardino es conseguir que las personas utilicen los signos exclamativos e interrogativos de apertura. A pesar de que entiende que muchos aparatos electrónicos no ofrecen esa posibilidad, y que alguna gente los considera innecesarios, a él le parecen fabulosos.

Pero a la hora de aprender a utilizar correctamente el idioma, considera que la clave es la curiosidad. ‘A todos nos surgen dudas cuando hablamos o escribimos', comentan las mentes tras el personaje, añadiendo que aclararlas es muy sencillo hoy en día gracias a portales digitales como www.rae.es o www.fundeu.es.

‘Estos incluso tienen servicios en las redes sociales para resolver nuestras dudas y responder a nuestras consultas', destacan. ‘No sabemos si los hablantes de otras lenguas tienen esa suerte, así que hay que aprovecharse de ello'.

En cuanto a las lecciones, don Pardino no suele planearlas, sino que surgen de la cotidianidad. Un error en un cartel callejero o una expresión mal empleada dentro de una conversación pueden hacer que el personaje entre en acción y corrija, pero siempre con un toque de humor.

El público tiene sed de gramática

Tras cuatro meses de trabajo ya don Pardino cuenta con más de 2 mil seguidores en Twitter y cerca de 5 mil en Facebook.

Entre sus lectores hay padres y madres que se interesan por los temas educativos, estudiantes, maestros, filólogos, traductores, correctores, periodistas y, en general, gente que se preocupa por hablar y escribir bien.

‘Este proyecto nos ha servido para darnos cuenta de que la ortografía y la gramática interesan muchísimo a la gente que usa las redes sociales', comentan sus inventores.

Para ellos, el contacto con sus seguidores es enriquecedor, pues reciben nuevos puntos de vista o aspectos que habían pasado por alto. ‘En alguna ocasión incluso hemos reformado una viñeta tras el comentario de un seguidor, porque hemos pensado que podía quedar más clara de otra forma', detallan.

También les encanta recibir reacciones sorpresivas al ilustrar reglas menos conocidas del idioma. Mucha gente les escribió con sorpresa al descubrir que se podían mezclar los signos exclamativo e interrogativo en una misma oración o que al alargar la vocal con tilde de una palabra, deben tildarse todas las vocales: ‘síííííííí'.

==========

‘En lugar de inventar un personaje nuevo, decidimos utilizar a don Pardino, ya que su aspecto de profesor venía muy bien para ese papel'.

comments powered by Disqus