Cultura 25/07/2017 - 12:00 a.m. martes 25 de julio de 2017

La nueva automatización

Esos cafecitos son oportunidades intercambiar temas de los que aprendo montones.

Pedro Colmenares
pedro@colmenares.biz

Los que me conocen saben que me encanta sacar tiempo para tomar café con las personas y conversar con ellas. Esos cafecitos son oportunidades intercambiar temas de los que aprendo montones.

En la última charla el tema principal fue la ‘nueva automatización' que vivimos desde hace varios años. La gran diferencia con la ‘antigua automatización' es que en esta última, tenemos el surgimiento de herramientas de ‘inteligencia artificial', que no solo puede reemplazar trabajos mecánicos, también puede tomar decisiones sobre precios, rutas y ajustes que antes se consideraban tareas exclusivamente humanas.

En mi entorno cercano ya he visto casos locales, empresas que usan ‘chatbots' para atención al cliente, startups que usan algoritmos para tomar decisiones en tiempo real... Cosas que parecían lejanas y que he visto en mi día a día.

Particularmente, nuestra charla se centró en el ejemplo de una empresa que ofrece un software de gestión de proyectos. El sistema se basa en una inteligencia artificial que recibe los proyectos de los clientes, los fracciona en subtareas y las asigna a una base de datos de ‘freelancers', controla su cumplimiento y optimiza su gestión.

El asunto es que mientras hace esto, también aprende de cada ‘freelance' y su forma de hacer el trabajo, a medida que una tarea es comprendida y asimilada, puede ser asumida por el software, de manera que ese tipo de ‘freelance' deja de ser necesario.

Este sistema funciona en USA hoy es el ejemplo perfecto del dilema en el que vivimos. Los sistemas aprenden de nosotros sin importar la tarea.

Vi hace un par de meses un sistema de cocina robótica en el cual usaron la misma tecnología que se utiliza para capturar los movimientos de los actores y hacer animaciones (como Gollum en ‘El señor de los anillos'), pero esta vez lo hicieron con los movimientos de un chef reconocido, al preparar una gran variedad de platos.

El sistema tiene un par de brazos robóticos que se activan para cocinar lo que el usuario decida pedir, entre la lista de platos que el dispositivo maneja.

La pregunta es pues ¿dónde quedaremos en este esquema nosotros? Si las personas no tienen trabajo, no compran los productos y la economía no circula.

El problema no es pequeño, ya hay países como Noruega que experimentan con modelos como la ‘renta universal', que es en esencia pagarle un sueldo básico a la gente solo por ser ciudadano.

La prueba se está realizando por dos años con un grupo representativo de personas, la idea es saber qué pasa y tener mas data para analizar.

En nuestros países sentimos también los efectos de estas tendencias, las nuevas empresas requieren menos personal, pero más capacitado. Si no tenemos esta tendencia mundial en cuenta, vamos a quedarnos fuera de la economía global.

Lo que muchos teóricos recomiendan es centrarse en modelos basados en creatividad, innovación y cultura... Justo el tipo de cosas en las que nosotros no invertimos nada.

Es momento de que los empresarios presionemos por cambios en los sistemas educativos. La cosa no es solo social, es pura estrategia de negocios.

Es momento de encontrar eso en lo que podamos ser buenos y ser lo más creativos posible con ello.

COLUMNISTA

comments powered by Disqus