Cultura 08/01/2018 - 12:00 a.m. lunes 8 de enero de 2018

Música única en un mundo global

La banda canadiense conocida por su estilo único se presentará en el Global Stage del Panama Jazz Festival el próximo 16 de enero

  /

Anterior Siguiente

Esther M. Arjona
earjona@laestrella.com.pa

Un despliegue de entusiasmo, color y alegría, así puede describirse el espectáculo de The Shuffle Demons, banda canadiense de amplia trayectoria que formará parte de la alineación del Global Stage, escenario vespertino del Panama Jazz Festival en el centro de Convenciones de Ciudad del Saber.

Su presencia escénica es única, con un vestuario colorido que raya en lo estrafalario, una mezcla de influencias tremenda y una alineación de músicos de primera. No en vano el grupo musical lleva más de 25 años haciendo música y presentándose en escenarios de diversas partes del mundo, con todo éxito.

No es la primera vez que los Shuffle Demons llegan a Panamá, sin embargo, circunscribieron su agenda musical a la provincia de Chiriquí cuando el año pasado participaron en el Boquete International Jazz and Blues Festival.

‘Tuvimos un gran momento presentándonos en el festival', dice Stich Wynston, uno de los líderes de la banda, en entrevista via correo electrónico con La Estrella de Panamá. Aunque consideran como un pendiente el llevar sus ritmos a una audiencia mucho más panammeña, por lo que se encuentran muy entusiasmados por su rpesentación este año en la edición XV del Panama Jazz Festival.

‘No tenemos expectativas de nuestra presentación, lo que sabemos es que amamos Panamá y estamos ansiosos ante cualquier oportunidad de visitar y presentarnos', asegura Wynston.

Sobre cómo se concretó esta participación, comenta Wynston, quien también es el representante de la banda, que a la hora de establecer sus participaciones en regiones o países específicos, hace una investigación sobre festivales de jazz existentes en los que puedan incluir a la banda.

‘He sabido del Panama Jazz Festival desde hace algunos años y el año pasado hice contacto con Patricia Zárate, tanto por correo electrónico como vía telefónica y le expresé nuestro sincero interés de participar en el festival. Afortunadamente pudimos lograrlo para este año', comenta Wynston.

De más está decir, que están conscientes de que este esfuerzo musical está dirigido por Danilo Pérez, lo que hace qu esta participación sea ‘un temendo honor porque todos somos grandes fanáticos de su trabajo como pianista de jazz, especialmente con la agrupación de Wayne Shorter a quienes hemos visto presentarse en varia ocasiones en el Masey Hall en Totonto', asegura Wynston.

‘Esperamos tener la oportunidad de conocer a Danilo durante nuestra estancia en Panamá', agegó.

Pero además ssu participación en el cartel del Global Stage, la agrupación canadiense participará en los talleres musicales con estudiantes tanto locales como extranjeros. ‘Nos encanta hacer este tipo de actividades sociales y participar como modelos positivos a seguir a sus estudiantes y aportar a las comunidades que respaldan la música creativa.

La agrupación se siente realmente honrada y privilegiada de participar en las presentaciones del Global Stage. ‘Sentimos que nuestra música y nuestra presentación tiene una mentalidad muy global y nos entusiasma que nos presenten de esa manera', cuenta el músico.

‘Esperamos que nuestra participación en el PJF 2018 nos lleve a próximas visitas y oportunidades de presentación en Panamá. Nos encanta el país y nos deleitaría la oportunidad de regresar en cada oportunidad que podamos', dice entusiasta.

MÚSICA INCLASIFICABLE

Desde su fundación, al día de hoy la música de esta agrupación ha llamado mucho la atención por llevar una mezcla de funk jazz, hard bop jazz and jazz rap. Sus influencias van desde Sun Ra, Charles Mingus, Run DMC hasta losBeastie Boys. Su más reciente producción, Clusterfunk (Linus Entertainment/True North Records) fue aclamado por la crítica en diversas publicaciones alrededor del mundo. ‘Esas reseñas tienen un elemento en común', destaca Wynston'. Los críticos aseguran que no es posible categorizar la música de The Shuffle Demons.

‘En lo personal, pienso que es un gran cumplido porque siempre ha sido mi meta hacer música que desafíe la categorización', dice el baterista. De acuerdo con Wynston, a la industria de la música le encanta etiquetar las agrupaciones musicales pero ‘no puedes ahcer eso con The Shuffle Demons, porque nuestro sonido es como el de ninguno. En una industria musical homogenizada, nos destacampos por nuestra originalidad y singularidad. Muchos músicos, gente de la industria y críticos nos han dicho que nadie más en el mundo hace lo que nosotros', agrega.

La música que su público escucha es el resultado de ‘influencias eclécticas que son unidas de una forma muy original a nuestras personalidades musicales para lograr algo innovador y auténtico'.

Claro que a lo largo del camino ha habido una evolución en su música y en quienes la escuchan. ‘Aun tenemos una legión de admiradores leales desde nuestros años de inicio, pero también hemos logrado una nueva base de fanáticos por todas las giras internacionales que hemos hecho al lo largo de estos años', asegura Wynston. Para el músico, ‘nuestra música y nuestros puntos de vista definitivamente han evolucionado a través del tiempo, especialmente habiendo tenido la oportunidad de hacer giras por todo el mundo, conocer nuevas personas y experimentar nuevas culturas. Nos ha dado una real apreciación por la forma en que la gente en otras aprtes del mundo vive y nos ha dado una perspectiva global'.

Asimismo, el mundo cambia y con él, algunas perspectivas sobre la carrera musical. ‘Sentimos que la educación de jazz y su disponibilidad a través de internet ha mejorado dramáticamente. También la habilidad de mirar con detenimiento el pasado a través de medios como Youtube y numerosas grabaciones ha fortalecido la concienciación sobre la historia de la música. El jazz se ha convertido en una forma de arte global con músicos de todas partes del mundo interpretándolo e incorporando en ellos sus propias influencias musicales. Sin embargo, la recesión global y los recortes a los fondos de arte han hecho más y más desafiante el trabajo de los músicos de jazz para encontrar trabajo y propagar esta forma de arte', reflexiona el baterista.

comments powered by Disqus