Cultura 11/06/2017 - 12:03 a.m. domingo 11 de junio de 2017

Un largo diálogo de despedida

En estos tiempos de corrupción e indiferencia necesitamos ejemplos de vida como el de la maestra Rosa

  / Fotógrafo - La Estrella
Fotógrafo - La Estrella

Anterior Siguiente

Luis Pulido Ritter
luispulidoritter@gmx.net

Rose Marie Tapia incursionó en la literatura panameña con su novela Caminos y Encuentros (2000), que fue Mención de Honor del Concurso Ricardo Miró. A partir de allí inicia una intensa obra narrativa que se expresa con 21 novelas en donde la denuncia social es una de sus principales motivaciones. Ha recibido múltiples galardones públicos y privados y Roberto por el buen camino (2004) ha vendido 89, 000 ejemplares, consolidándola así como la escritora más leída de Panamá. Además, ha sido fundadora del programa socio-cultural Siembra de Lectores para promover los círculos de lectura a nivel nacional.

‘Sentí un dolor profundo por no despedirme de mi madre. Como no me despedí en vida lo hice a través de la semblanza'

ROSE MARIE TAPIA

ESCRITORA

1. VIDA DE COMPROMISO NO ES UNA NOVELA. ¿QUÉ ES PARA TI?

'Vida de compromiso' es una semblanza del género testimonial, un esbozo biográfico de mi madre, Rosa Rodríguez de Tapia, en la cual no solo la describo físicamente, sino defino su carácter y su personalidad. Exteriorizo recuerdos y anécdotas en un resumen breve, pero significativo e inspirador de su vida.

2. VEO QUE HAY UNA FAMILIA: UNA MADRE, QUE ES MAESTRA, UN PADRE VENDEDOR Y SEIS HIJOS. ES UNA VIDA DE MUCHO TRABAJO Y DISCIPLINA, DE UNA MADRE QUE TRABAJA EN CASA Y EN LA ESCUELA, ¿UN MODELO A SEGUIR?

Así es, mi madre era una mujer trabajadora con valores como: la honestidad, la responsabilidad, la disciplina, con ideales, en fin, un modelo a seguir por su vida de compromiso como madre, hija, hermana, amiga, educadora y ciudadana. Una mujer de fe, cuyo legado trasciende lugares y fechas. En estos tiempos de corrupción e indiferencia necesitamos ejemplos de vida como el de la maestra Rosa, para seguir adelante motivados por la esperanza de que podemos influir en esa juventud cansada de modelos negativos, convencida de que los ideales son cosa del pasado, que no vale la pena luchar por un mejor país, que no vale la pena ser honesto, que no vale la pena ser solidarios porque su único destino es refugiarse en un individualismo pernicioso que los conduce a una vida sin sentido. Con este testimonio pretendo despertarlos para que procuren un cambio de actitud.

3. HAY ESCENAS Y DIÁLOGOS VERDADERAMENTE DELICIOSOS. ¿QUÉ ES LO QUE MÁS TE HA DADO TU EXPERIENCIA Y VIDA EN CHITRÉ?

La experiencia y la vida en Chitré me enseñaron a conseguir mis metas por esfuerzo propio. Desde niña escuché una y otra vez una frase significativa e inspiradora: Chitré la ciudad que crece sola. Cuando los chitreanos necesitamos algo, no recurrimos al gobierno, sino que emprendemos con determinación y coraje hasta conseguir nuestros objetivos. Cuando nos equivocamos tampoco culpamos al gobierno, reconocemos humildemente nuestro error, lo corregimos y seguimos adelante. Por otra parte, Chitré, Monagrillo y sus alrededores me han dado un sentido del humor que me ha permitido sortear la adversidad, las dificultades. Ese humor lo he llevado a la literatura con buenos resultados. En mis novelas el lector se conmueve, pero también se ríe a carcajadas.

4. NO HAY FAMILIA SIN CONFLICTOS. Y LOS HIJOS —SI QUIEREN— COMPRENDEN LOS DETALLES A POSTERIORI, POR EJEMPLO, CUANDO TU MADRE DECÍA SOBRE QUIÉN QUERÍA MÁS: ‘AL QUE ESTÁ ENFERMO HASTA QUE SE CURE, AL QUE ESTÁ LEJOS HASTA QUÉ REGRESE. ¿POR QUÉ LO DECÍA?

Nuestra familia tuvo conflictos, pero mi madre manifestaba que cuando hay confianza en Dios, amor y comunicación los problemas se resuelven. Con el paso de los años todos sus hijos comprendimos la afirmación de mi madre al decir que quería más al hijo enfermo hasta que sanara, al que está lejos hasta que regresara, ya que una madre anegada siempre quiere más al hijo que más la necesita. Mi salud siempre ha sido frágil y mi mamá me brindaba cuidados extremos. Siempre pendiente de cualquier síntoma que indicara una complicación. Cuando mi padre se mudó de Chitré para Panamá, en busca de oportunidades de trabajo, se llevó a Juan Carlos un niño de doce años. Mi madre solo lo veía los meses de vacaciones y le brindaba todo ese amor acumulado que por nueve meses de ausencia, no había podido darle. Cuando Raúl fue nombrado gerente de Heurtematte Arias se mudó para Panamá, también pasó a ser su hijo preferido.

5. AL LEER ESTE LIBRO SENTÍ QUE HAY UNA HIJA QUE DESEABA DECIRLES COSAS A SU MADRE QUE NO PUDO DECIRLE EN VIDA, ¿UN PROFUNDO RECONOCIMIENTO DE AMOR HACIA ELLA?

Sentí un dolor profundo por no despedirme de mi madre. Estaba empeñada en buscar ayuda para que sobreviviera al infarto, presentía que eran sus últimos minutos. Pero me resistía a aceptar esa terrible realidad, me negaba a renunciar a la esperanza de salvarla. Como no me despedí en vida lo hice a través de la semblanza: ‘Vida de compromiso'. Sí, este texto ha sido un largo diálogo de despedida. Escribiendo esas líneas, mis lágrimas fluían, sin control y opacaban mi visión, pero llorar no es vergonzoso, es abrir las puertas de un corazón destrozado, dejar salir el dolor y darle la bienvenida al amor, a los bellos recuerdos. Entonces, siento que el dolor, la angustia y la nostalgia desaparecían y que en mi corazón solo quedaba su amor incondicional. Desde las páginas de esta semblanza le entregué a mi madre mi corazón desgarrado, asegurándole que nunca la olvidaré. Han transcurrido treinta y un años de su partida y no he dejado de sentir su presencia ni un solo instante, tan cercana como cuando vivíamos en Chitré. Sé que está a mi lado, aunque no la vea, porque siempre estará en mi corazón, territorio que conquistó desde el día que nací.

VIDA DE COMPROMISO

LUIS PULIDO RITTER

periodistas@laestrella.com.pa

La escritora Rose Marie Tapia nos ha entregado esta vez un libro que no es una novela. Es, más bien, una biografía novelada. Es la semblanza de su madre, Rosa Rodríguez de Tapia (1915-1986), donde se reconoce ya un largo ejercicio en la construcción de textos. En efecto, esta vez ha puesto esta experiencia al servicio de su madre, de sus cinco hermanos y de sí misma.

A excepción de algunas reiteraciones que le quitan fuerza a la narración, a Tapia le ha salido muy bien este texto que no pretende ser ambicioso y, mucho menos, una puesta en escena vanidosa.

Ella, con sinceridad, nos muestra las dificultades de esta madre que, en Chitré, donde habían ido por ser más económico, organizó la vida de su familia mientras su esposo ? que casi llevó a la familia al desastre económico por haber tenido una fuerte inclinación hacia los juegos ? y su hijo mayor vivían en Panamá. Se veían cada nueve meses.

Es una familia que tuvo sus limitaciones económicas, pero, por arte y destreza de la madre, que bien supo administrar los recursos, nunca se acostaron sin comer. Fue una vida de trabajo, ahorro y disciplina sin esperar el mínimo asistencialismo en medio de un país donde el clientelismo y la politiquería ha sido pernicioso. Fue además una vida organizada a ritmo de la puntualidad, una virtud muy poco apreciada en nuestro medio.

En efecto, esta mujer, esposa, maestra y madre, hija de una italiana y de un portugués, levantó su familia en la provincia panameña, Chitré, que es ejemplo para todas las provincias del país por su espíritu industrioso. Es un texto, una familia, que transcurre entre las vicisitudes políticas e históricas del país como del mundo, aunque esto no es su tema.

Su preocupación es retratar a la madre, su ética de vida y de trabajo, y es conmovedor porque vemos cómo los hijos fueron creciendo al asumir sus responsabilidades y cómo fueron desarrollando estrategias de vida para sobrevivir. Por ejemplo, la misma Tapia que, al no poder tener sus propios libros, tuvo la idea de explicarle las lecciones a los que sí podían obtenerlos para tener acceso a ellos.

Vida de compromiso es un texto escrito con suma ternura, sin miedos, es un texto que probablemente es lo mejor escrito por Tapia que, año tras año, ha venido escribiendo y publicando para la alegría y admiración de sus lectores.

comments powered by Disqus