Cultura 29/01/2018 - 12:00 a.m. lunes 29 de enero de 2018

Por una industria con mayor equidad

Aprovechando su visita para lanzar su marca de joyas Del Lima Jewelry, Ali Pastorini habló del papel de la mujer en este negocio

Pastorini es presidenta de la Asociación Mundial de Mujeres Joyeras y Relojeras / Ed Grimaldo | La Estrella de Panamá
Ed Grimaldo | La Estrella de Panamá

Pastorini es presidenta de la Asociación Mundial de Mujeres Joyeras y Relojeras

Anterior Siguiente

Karen Bernal
kbernal@laestrella.com.pa

Las mujeres son las grandes consumidoras de las alhajas y cada día su participación en los campos de diseño, fabricación y negocios dentro de la industria de la joyería de América Latina es más relevante. No obstante, son pocas las llamadas a alcanzar puestos de liderazgo, pues son los hombres quienes en su mayoría toman las decisiones en este mundo excluyente.

Viendo esta situación, la brasileña Ali Pastorini, quien desde 2015 es vicepresidenta de la Bolsa de Diamantes de Panamá (PDE, por sus siglas en inglés), decidió que debía haber un balance. Se puso como meta aumentar la cantidad de mujeres involucradas en el negocio de la joyería, más allá del diseño.

Fue así como creó, hace un año y medio la Asociación Mujeres Brillantes para apoyar a otras mujeres y mostrar su potencial. ‘Todas merecen ser líderes, destacarse, tener su voz y su espacio en la industria, lo cual lamentablemente no ocurre en la actualidad', dice.

La asociación que nació en Panamá en 2016 con 51 mujeres de diferentes latitudes (Turquía, Rumania, Panamá, Brasil y Colombia, entre otros), ya ha sumado más de 900 integrantes y tiene nueve capítulos en todo el mundo.

¿QUÉ PASA CON LAS MUJERES?

Los números que maneja la Bolsa de Diamantes revelan que 70% de los negocios de joyería en México y el 65% en Brasil son de mujeres, según Pastorini. Pero la representación femenina pierde visibilidad cuando se trata de altos cargos.

Para la vicepresidenta de la PDE, incluir equitativamente a las mujeres en la industria joyera no es solo una cuestión idealista sino que también conlleva beneficios para todos los involucrados en el negocio. ‘La mujer como líder ayuda mucho más a la empresa, cambia la mentalidad y aumenta las ganancias. No hay sentido excluirla o colocarla en cargos que no permitan que muestre su potencial', opina.

Expresa que algunas de las razones más poderosas por las que las mujeres no sobresalen en la industria son la falta de unión y la confianza en sí mismas. ‘La asociación tiene un papel muy importante porque también ayuda a la mujer a creer más en ella, en sus sueños y aprender a trabajar en equipo. La idea es que no se sienta sola, que entienda que tiene que apoyar a sus compañeras, a tener orgullo de ellas y a respetar sus retos y sueños', dice.

Las posiciones muy conservadoras en la joyería son otra razón de la falta de protagonismo de las féminas. ‘Son los hombres quienes deciden qué es lo mejor para el negocio, sin consultar a las mujeres, aun siendo ellas las mejores clientas'.

Para la diseñadora de joyas Sandra Chiam Stanziola, miembro de Mujeres Brillantes de Panamá, hacen falta oportunidades y es muy difícil tener un nombre propio en la industria joyera, así como en cualquier otra, por un asunto de machismo. ‘El mercado está dominado por hombres, grandes diseñadores, grandes joyeros, grandes empresarios que son dueños de las marcas y tienen el dinero para establecer grandes firmas de joyería. Además, el hombre siempre le da prioridad a otro hombre', comenta.

El rol de la mujer en la sociedad y la alta competencia se suman a la lista de factores limitantes, según Chiam. ‘La mujer tiene que dedicarse a los hijos, mantener el hogar y no todas pueden vivir de la joyería porque las ganancias no son lo que se espera debido a que hay mucha competencia', expresa.

En su caso, se dedica mayormente a su profesión en mercadeo y publicidad y asume la joyería como un hobbie, dedicándole su único día libre de la semana. ‘He pensado dejar mi trabajo actual pero en Panamá hay muchos joyeros… En los países latinos el arte aún no da para vivir bien', indica.

SALIR DE LOS MOSTRADORES

Harry Winston, Buccellati, Piaget y Cartier, son solo algunas de las marcas de joyas más lujosas del mundo. Todas con nombres o apellidos masculinos.

A pesar de que las marcas más reconocidas y prestigiosas tienen cara y firma de hombres, son las mujeres quienes comúnmente están detrás del trabajo. ‘Hay una gran desigualdad entre el hombre y la mujer joyera. El hombre siempre tiene la posición más importante, gana más dinero y es más famoso aunque la mujer es la que está en el taller con el soplete metiéndole horas de trabajo y esfuerzo para sacar una colección con el nombre de un gran joyero o un gran maestro. Eso ocurre en todos los países', reflexiona Chiam.

Reconoce que Mujeres Brillantes hace que salgan detrás del mostrador y se conviertan ellas mismas en el nombre o la imagen de su marca o producto, que puedan salir a vender sus joyas y no se queden nada más produciendo para otra persona. A la joyera, quien trabaja con plata y metales y piedras semipreciosas, la experiencia en la asociación le ha ayudado para hacer networking y aprender técnicas que desconocía, gracias al trabajo grupal.

Pastorini acepta que el escenario es complejo pero cree que el verdadero cambio se verá cuando la mujer confíe en sus capacidades. ‘Otra dificultad es tener los mismos salarios que los hombres. En India, por ejemplo, las mujeres trabajan más y ganan 50 % menos que ellos. Esto no tiene sentido y nuestro compromiso es intentar cambiar eso'.

&Lsquo;HAY UNA GRAN DESIGUALDAD ENTRE EL HOMBRE Y LA MUJER JOYERA. EL HOMBRE SIEMPRE TIENE LA POSICIÓN MÁS IMPORTANTE, GANA MÁS DINERO Y ES MÁS FAMOSO AUNQUE LA MUJER ES LA QUE ESTÁ EN EL TALLER CON EL SOPLETE'

SANDRA CHIAM STANZIOLA

MUJERES BRILLANTES DE PANAMÁ

comments powered by Disqus