Cultura 19/01/2018 - 12:00 a.m. viernes 19 de enero de 2018

Los ídolos de los noventas no están supuestos a durar

Primero fue Cobain. Después Hoon, Staley, Weiland y Cornell. La reciente muerte de la vocalista de The Cranberries pone al mundo del rock a reflexionar. ¿Por qué sus estrellas han perdido la longevidad?

  / Li Fangyu | Xinhua
Li Fangyu | Xinhua

Errol Caballero
errol.caballero@laestrella.com.pa

Aunque falleció a los 46 años, superando así el límite trágico de los 27 (edad en la que fallecieron Amy Winehouse, Jimmi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison, Brian Jones y Kurt Cobain), Dolores O'Riordan si entró al selecto grupo de referentes del rock de la década de los noventas que han fallecido en los últimos años y que, a diferencia de Mick Jagger, Bob Dylan o James Paul McCartney, no han entrado roqueando en la tercera edad.

Fue la voz de The Cranberries, banda irlandesa que junto a Pearl Jam, Nirvana, Soundgarden, Radiohead y Alice Chains formó parte del soundtrack de los noventas. Mientras que Eddie Vedder es conocido por su melodiosa y potente voz, Chris Cornell por su alarido y Thom Yorke por su canto espacial, O'Riordan se dio a conocer por su falsete y por un canto versátil, que deslumbraba tanto en el rock como en la balada.

Murió el lunes pasado, en plena faena, durante una corta sesión de grabación, informaron los servicios internacionales. Se apagaba la voz que había transportado audiencias en Linger, You and Me, Just My Imagination, Zombie, etc.

GRUNGE MALDITO

Siguió la senda destructiva inaugurada por Kurt Cobain con un disparo, aquel que terminó con su vida el cinco de abril de 1994.

ANGEL DEL ROCK

Para muchos de sus fanáticos en Irlanda y en el resto del planeta, O'Riordan es la voz de toda una generación, que se apagó definitivamente el pasado lunes durante una sesión de grabación en Londres, Inglaterra.

Nombre completo: Dolores Mary Eileen O'Riordan

Nacimiento: 6 de septiembre de 1971, Ballybricken, Irlanda

Fallecimiento: 15 de enero de 2018, Londres, Inglaterra

Ocupación: Cantautora

Cónyuge: Don Burton

Exitos: Dreams, Linger, Ode to my family, Just my imagination, Zombie, Salvation, etc

Le siguió Shannon Hoon, el carismático cantante de Blind Melon. Es recordado por su dúo con Axel Rose en Don't Cry y por el video de No Rain. El 21 de octubre de 1995 la cocaína puso fin a su vida. Tenía 28 años.

5 de abril de 2002. La tragedia volvería a Seattle. A Layne Staley, vocalista de Alice Chains, le sobrevendría la muerte al ingerir una mezcla letal de heroína y cocaína. Se apagaba la voz que había interpretado temas como Would y Angry Chair, entre otros himnos oscuros de la época grunge.

Scott Weiland, vocalista de Stone Temple Pilots, también fue víctima de su adicción. Después de grabar discos como Core y Purple, la vida del cantante terminaría abruptamente el 3 de diciembre de 2015, después de años de afrontar problemas con las drogas y la justicia. Vivió dos años más que O'Riordan.

El año pasado la muerte de Chris Cornell estremeció al mundo de la música en inglés. No solo por el talento exhibido con las bandas Soungarden y Audioslave, sino por lo macabro de su deceso. Su cuerpo fue encontrado sin vida en la anónima habitación de un hotel de Detroit.

A esta ciudad, ubicada en el medio este de los Estados Unidos, había arribado junto al resto de los integrantes de Soundgarden, banda que formaba parte de aquella talentosa camada que había surgido en la escena musical de Seattle.

‘Suicidio por ahorcamiento'. Así fue como el forense dictaminó su muerte. Así fue como Cornell decidió escapar a las presiones de la fama. Así fue como su voz se apagó para el rock. Tenía 52 años.

EXTINCIÓN TEMPRANA

Cornell, Weiland, Staley, Hoon, Cobain, O'Riordan. Todos formaron parte de lo que MTV etiquetó y vendió como música alternativa, dejando una impronta cultural que ha permanecido hasta el día en el recuerdo de los jóvenes que se identificaron con la iconoclasta oferta del canal musical.

De aquellos ídolos noventeros solo queda Eddie Vedder, que a través de los años ha permanecido fiel a Pearl Jam, su banda original. Con canciones como Jeremy, Alive y Black alcanzó el estrellato. Su consagración definitiva tuvo lugar en abril pasado cuando Pearl Jam ingresó al Salón de la Fama del Rock and Roll.

¿Podrá el carismático frontman sobrevivir la trágica extinción de todos los referentes del grunge? ¿Podrá emular a Mick Jagger, Paul McCartney, Steven Tyler y otros que se han asomado al umbral de la vejez sin renunciar a su arte roquero?

Aún se desconocen las circunstancias exactas de la muerte de O'Riordan, acaecida durante un ‘breve sesión de grabación' en un céntrico hotel de Londres. Lo que sí ha quedado en evidencia es que los ídolos nacidos durante los noventas no están supuestos a durar. La posibilidad de llevar una existencia disoluta y después vivir lo suficiente como para tener una novia de 22 años a los 74 no está al alcance de todos. Roquear para siempre es la excepción, no la regla. Cuando a un galeno se le preguntó cómo Keith Richards, guitarrista de The Rolling Stones, podía continuar tocando tras décadas de consumir estupefacientes su respuesta fue memorable: ‘Por cada Keith Richards, hay muchos, muchos más individuos que mueren por estos excesos'.

¿El nihilismo existencial del grunge terminó siendo una carga demasiado pesada para los intérpretes? Es posible. ¿La fábrica de estrellas de rock de MTV lanzaba al consumo masivo a artistas que todavía no estaban preparados para las exigencias del estrellato? ¿Convirtieron su aniquilación en un espectáculo y después simplemente dijeron: el ‘show' debe seguir?

comments powered by Disqus