Cultura 16/04/2018 - 12:00 a.m. lunes 16 de abril de 2018

Grandes obras que no deberías olvidar

Genios o arquitectos del arte desde el siglo XV hasta nuestros días dejaron plasmada su huella en el mundo de la pintura y la escultura

El David, de Miguel Ángel. / Wikipedia
Wikipedia

El David, de Miguel Ángel.

Anterior Siguiente

Yelina Pérez S.
yperez@laestrella.com.pa

Durante el Renacimiento (que comprende desde el siglo XV hasta el XVIII), genios o arquitectos del arte como el italiano Michelangelo Buonarroti (mejor conocido como Miguel Ángel) y Leonardo Da Vinci; como también el griego Doménikos Theotokópoulos (El Greco) y el francés Eugéne Delacroix, entre muchos otros, experimentaron un viaje hacia el realismo a través de sus obras artísticas que los hizo acreedores del reconocimiento mundial. Pero ellos no son los únicos. Para el siglo XX sobresalen el pintor español Pablo Ruiz Picasso y el francés Georges Braque, ambos considerados padres del cubismo.

Durante este mismo siglo, Panamá también tuvo grandes artistas, que sin demeritar a los actuales, con sus obras dejaron una huella profunda e imborrable. Uno de ellos es Carlos Alberto González Palomino, mejor conocido como Carlos Palomino, considerado uno de los maestros de la plástica latinoamericana, y el pintor Alfredo Sinclair Ballesteros, muy reconocido por ser el primer panameño en explorar el expresionismo abstracto.

Aquí, un repaso por las obras de estos grandes artistas que nadie debería olvidar.

GENIOS RENACENTISTAS

Obras de gran impresión como La Mona Lisa o La Gioconda , de Leonardo da Vinci, es uno de los cuadros más famosos y emblemáticos con muchas anécdotas y curiosidades. La historia cuenta que el artista y científico italiano tenía el retrato femenino durante su estancia en el castillo de Clos Lucé (conocido también como mansión de Cloux), cerca de Amboise (castillo del Loira). Desde entonces, La Gioconda formó parte de las colecciones reales y fue exhibida en el castillo de Versalles durante el reinado de Luis XIV. Llegó al Museo de Louvre de París en 1797 y desde entonces reposa ahí. Utiliza la técnica del sfumato para crear una perspectiva que se funde con suavidad.

La última cena , también de Da Vinci, destaca por su tamaño y por los detalles. Está realizado al temple y óleo sobre yeso. Actualmente, y desde que se pintó en 1497, se encuentra en Santa María delle Grazie, en Milán.

Michelangelo Buonarroti es, sin duda, uno de los mayores exponentes artísticos del Renacimiento italiano, reconcibió la manera de ser y pensar no solo del mundo del arte, sino también de toda la civilización europea. Las habilidades de Miguel Ángel eran tan numerosas que aún hoy en día nadie ha podido superar su particular y meticulosa manera de expresar la realidad a través de sus pinturas y esculturas.

El David, héroe colosal es una escultura que supera los cinco metros de altura. Encarna de manera ideal al personaje bíblico del Rey David instantes antes de lanzar la piedra al gigante Goliat. Es una de las figuras clave de la etapa renacentista, por lo que continúa siendo exhibida en la Galería de la Academia de Florencia.

Gracias a sus impresionantes esculturas Miguel Ángel fue el elegido para decorar el mausoleo dedicado a la memoria del papa Julio II. Para ello, este virtuoso del mármol eligió tallar la figura del profeta Moisés rodeada por otras cinco imágenes bíblicas bajo el nombre Moisés, un imponente profeta , cuya cripta se localiza en la pequeña iglesia de San Pietro in Vicoli, en la ciudad de Roma.

Tras el triunfo de la Revolución Francesa, Eugéne Delacroix, también del Romanticismo, representó al pueblo francés en un solo lienzo con su obra La Libertad guiando al pueblo (1830), pintura que con el paso del tiempo se ha convirtido en un ejemplo de la lucha por la libertad. El cuadro, realizado en óleo sobre lienzo, se encuentra en el Museo del Louvre, en París. Pero la ciudad cuenta con copias expuestas en dos de sus plazas. Una de ellas está en la Plaza de la Signoria, lugar donde se encontraba la obra original desde que estuvo terminada hasta 1873. La otra copia se encuentra en la Plaza de Michelangelo, desde la que es posible contemplar una de las mejores panorámicas de esta mítica población.

ARTISTAS DEL SIGLO XX

Pablo Picasso es uno de los grandes pintores españoles, que revolucionó la manera en la que se hacía arte. El cuadro Guernica , dentro del cubismo, es una pieza que muestra el terror de una guerra. Se encuentra en el Museo Reina Sofía de Madrid. Para Picasso las ideas tradicionales de proporción y perspectiva se acabaron, pues favorecía la tridimensionalidad y el absolutismo de la pintura. A través de un lienzo plano buscaba ver la tercera dimensión. En esta pintura aún no entraba completamente al cubismo, ilusionado con las máscaras africanas alargadas, retrata a estas mujeres de la calle de Avinyó, dedicada a establecer prostíbulos en Barcelona.

La obra más representativa de Georges Braque es Casas en L'Estaque realizada en 1908 en L'Estaque, cerca de Marsella. Es una pintura al óleo y en ella introdujo por primera vez el concepto de ‘cubos'. El cuadro se encuentra en la colección del Kunstmuseum de Berna, Suiza.

ARTE PANAMEÑO

El pintor y escultor panameño Carlos Alberto Palomino fue reconocido por su faceta como muralista, puesto que plasmó su arte en algunas facultades de la Universidad de Panamá. Una de ellas fue La Vieja Ciudad o Invasión. Mientras que en la Gobernación reposa el mural Matices de Soberanía , así mismo, plasmó su arte en la Procuraduría de la Administración, además, en países como España, México, Argentina, Chile y Perú. En cada una de sus obras pictóricas abordó temas políticos, sociales y de impacto ambiental que lo definieron a lo largo de su trayectoria como un pintor de línea humanista, social e histórica.

El pintor Alfredo Sinclair trabajó la luz en collage y aplicó técnicas mixtas mediante colores brillantes que infunden energía que mezcla lo diario y cotidiano con lo espiritual, lo misterioso y simbólico. Además, incursionó en el figurativismo, pero se le conoció como el padre de la abstracción en la pintura panameña.

Con su cuadro Mato Grosso ganó en 1955 el primer premio de pintura del Concurso Nacional Ricardo Miró, y en 1991 el Gobierno de Panamá lo condecoró con la Orden Vasco Núñez de Balboa en grado de Comendador.

comments powered by Disqus