Cultura 13/02/2018 - 12:00 a.m. martes 13 de febrero de 2018

La cultura es el alma de un país

El español Luis Lafuente Batanero habló con ‘La Estrella' sobre la importancia de gestionar el arte a través de un ministerio

  / Ed Grimaldo | La Estrella d Panamá
Ed Grimaldo | La Estrella d Panamá

Anterior Siguiente

Karen Bernal
kbernal@laestrella.com.pa

Mientras que en Panamá la cultura sigue siendo la cenicienta de los gobiernos — para este 2018 se estableció un presupuesto de $39 millones para el Instituto Nacional de Cultura de los $102 millones que la institución había solicitado — , en otros países como España, es considerada parte fundamental de la sociedad.

‘El alma de un país', como la definiría Luis Lafuente Batanero, director general de Bellas Artes y Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura, Educación y Deporte de España. Un elemento que incluso impulsa la economía de una nación, a través del turismo y la industria creativa.

Lafuente recientemente estuvo en Panamá con motivo del lanzamiento del libro 500 años Panamá Viejo para realizar la presentación de la obra. El gobierno español y el panameño firmaron un acuerdo para que se tomaran los planos, gráficos, vestidos, escudos y otros documentos del Archivo de Indias de Sevilla y se plasmaran en el libro.

Desde allí, el alto funcionario conversó con La Estrella de Panamá sobre la importancia de gestionar la cultura a través de un ministerio, cómo se hace en su país y algunas ideas que se pudieran implementar en Panamá para que sea parte del desarrollo estratégico del país.

USTED ES ABOGADO DE PROFESIÓN. CUÉNTEME, ¿CÓMO HA SIDO SU ANDAR EN EL MUNDO DE LA CULTURA?

Soy funcionario de carrera del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado para trabajar en cualquier departamento ministerial, pero en 1996 fui a caer en el Ministerio de Cultura en la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales. Desde hace 21 años trabajo en el mismo ámbito, normalmente la protección jurídica del patrimonio histórico.

¿QUÉ SIGNIFICADO TIENE PARA UN PAÍS LA CULTURA?

La cultura es el alma de un país, así que hay que cuidarla. Entiendo que a veces el Estado tiene otros compromisos en otros ámbitos a los que se les da cierta priorización, como la educación, pero nosotros desde cultura siempre reivindicamos el papel que ésta tiene.

¿Y CUÁL ES ESE PAPEL?

Con esta globalización, la cultura juega un papel fundamental dentro del turismo. España es el segundo país que más visitantes ha tenido en el mundo, y no es solo por nuestras playas sino porque ha incrementado considerablemente el turismo cultural; la gente también quiere disfrutar del patrimonio, de lo que le ofrecemos, de la conservación de ese legado histórico que existe en estos países, y tanto España como Panamá somos ricos en patrimonio.

¿QUÉ LE MOSTRARÍA USTED AL MUNDO DE PANAMÁ?

Panamá no es solo Panamá Viejo o Casco Antiguo, sino también Portobelo y todas las fortificaciones del Caribe. También está el patrimonio natural que es muy distinto al nuestro, más exuberante. Esto hay que cuidarlo para ofrecerlo y convertirlo en un recurso económico, porque esto atraerá a turistas y ellos traen dinero; hay que entender esa dinámica económica que tienen el patrimonio cultural y el natural.

TAMBIÉN ESTÁ LA INDUSTRIA CREATIVA. ¿CÓMO LA HAN DESARROLLADO EN ESPAÑA?

Desde el arte se intenta promover a todos estos artistas jóvenes que están empezando y apoyar a los que están más consolidados. Tenemos en el ministerio un centro cultural que se llama Tabacalera, una antigua fábrica de tabacos convertida en un centro de creatividad, donde pasan los artistas que están emprendiendo su nueva carrera para darle un empujón y que se den a conocer.

También ayudamos a las galerías para que salgan a las ferias internacionales y den a conocer a los pintores españoles en mercados extranjeros.

¿CUÁL ES EL PAPEL DE UN MINISTERIO DE CULTURA? ¿POR QUÉ GESTIONAR EL ARTE?

Al crear un aparato democrático para gestionar la cultura, ya le estás dando un lugar importante.

EN ESPAÑA EL MINISTERIO INCLUYE CULTURA, EDUCACIÓN Y DEPORTES. ¿CÓMO SE RELACIONAN ESOS TRES ELEMENTOS?

Tenemos un ministerio que fue solo de cultura durante el gobierno socialista, pero luego durante los gobiernos del partido popular se junta con la educación y el deporte, que tampoco es mala combinación. Hubo una crítica de que se le estaba quitando importancia a la cultura, pero al final la educación, el deporte y la cultura tienen que ir de la mano y creo que se puede sacar mucho beneficio con este departamento conjunto, como lo hacemos.

Es difícil tener los tres en uno porque todos tenemos nuestras necesidades y queremos tener los presupuestos necesarios para desarrollar nuestra labor, pero al final los presupuestos son limitados y se comparten. No obstante, debe haber un mínimo para cada ámbito.

EN SU DIRECCIÓN, ¿DE QUÉ PRESUPUESTO HABLAMOS?

Mi dirección está formada por seis subdirecciones generales. Somos casi 1400 personas y tenemos un presupuesto alrededor de los 52 millones de euros. Pero hablamos de España, un país descentralizado donde las 17 comunidades autónomas tienen competencia exclusiva en materia de patrimonio histórico, tienen presupuesto para el ámbito cultural y hacen sus políticas, por lo cual el ministerio es ayudado por los presupuestos de esas comunidades. Al final, la suma te indica que en España sí que se hace un esfuerzo muy grande por mantener la cultura.

Y ¿QUÉ ESTRATEGIAS HAN DISEÑADO PARA QUE INVOLUCRAR A LA GENTE EN LA CULTURA?

FUNCIONARIO DEL ARTE

Luis Lafuente es licenciado en derecho pero inclinó su carrera hacia la cultura

Desde 1996 hasta 2009 desempeñó el cargo de subdirector general de Protección del Patrimonio Histórico de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales del Ministerio de Cultura.

Desde 2016 es director general de Bellas Artes y Patrimonio Cultural.

El proceso de educación es importante. Se trata de educar a los niños en la sensibilización sobre patrimonio histórico y la cultura en general, intentar que los colegios hagan talleres y visitas a los museos, archivos, bibliotecas, que se fomente la lectura; enseñarles a los estudiantes nuestra historia y el legado histórico que tenemos.

Todo esto es dar para luego recoger una sociedad que está mucho mas sensibilizada con la conservación del patrimonio y que te ayuda a conservarlo a través de denuncias y quejas cuando un monumento no está en buen estado; que ayude a aportar fondos propios para su restauración. Eso debe ir acompañado con una ley de incentivos fiscales que sea generosa y que proponga descuentos en los impuestos a aquel que participa económicamente en la restauración y conservación del patrimonio o que de dinero para fomentar la creatividad artística.

¿CUÁL HA SIDO EL MAYOR RETO DE TRABAJAR CON LA CULTURA?

En un país tan rico en patrimonio como España, es intentar atender todas las demandas y necesidades que hay. Al final te das cuenta que tienes que priorizar. Nosotros establecemos una serie de programas o planes nacionales que elaboramos y aprobamos de la mano de las comunidades autónomas, pero al final tratamos de dividir el dinero que tengamos para las situaciones más necesarias.

¿QUÉ CREE QUE PUEDE IMPLEMENTAR EL GOBIERNO PANAMEÑO PARA DARLE UN MEJOR LUGAR A LA CULTURA?

No soy quien para hacer recomendaciones, desconozco la situación presupuestaria o económica del gobierno panameño y las medidas que tienen que tomar; ellos bien sabrán lo que tienen que decidir y seguramente estará bien. Lo que hemos observado, es que la creación de un Ministerio de Cultura ayuda a que la gente sepa que la cultura debe ser algo importante y que crear un aparato administrativo para gestión de la cultura es bueno, no tiene por qué suponer incremento del gasto. Es darle importancia algo que a la larga da resultados muy positivos, sobre todo en un país como Panamá que tienen un patrimonio cultural y natural muy importante.

PERO SI EN PANAMÁ SE DECIDIERAN EN CREAR UN MINISTERIO DE CULTURA, ¿QUÉ CONSIDERACIONES SE PUDIERAN TENER EN CUENTA, DADA SU AMPLIA EXPERIENCIA?

Habría que ver las necesidades administrativas que hay. Creo que por el legado histórico que tiene Panamá, tendría que ver con el ámbito de restauración, de protección jurídica del patrimonio, un tema de limitar el tráfico ilícito de los objetos de arte, sobre todo antigüedades. Todo eso es necesario regularlo y para eso tiene que haber una aparato administrativo que vigile esa regulación, que se establezcan sus deberes jurídicos y sus obligaciones.

Luego, el ámbito de la creatividad artística entra más dentro del fomento de la creatividad, que se debe hacer desde la administración. En fin, hay que ver las necesidades que se tienen y seguro cuadran dentro de un aparato administrativo que bien gestione, vigile o fomente.

comments powered by Disqus