Cultura 18/10/2015 - 12:00 a.m. domingo 18 de octubre de 2015

El cuerpo que se hizo poema

En ella la danza alcanza su máxima plasticidad. Hoy, sobre el escenario de ‘Prisma', Carmen Larraz será verso vivo, gracia pura en movimiento

Para lograr su flexibilidad, Larraz se somete a una rigurosa disciplina física y mental.

Para lograr su flexibilidad, Larraz se somete a una rigurosa disciplina física y mental.

Anterior Siguiente

Errol E. Caballero
periodistas@laestrella.com.pa

Circo, danza, artes marciales. Esta es la propuesta que la compañía Dínamo Danza desplegará sobre el escenario de la Sala Xielo, en el corregimiento de Parque Lefevre, cuando hoy presenten la coreografía ‘Flecha Rota', en el marco del Festival Internacional de Danza Contemporánea de Panamá-Prisma.

Fundada en 2013 por la bailarina española Carmen Larraz, la presentación de Dínamo Danza tendrá lugar en la penúltima fecha de ‘Prisma', que comenzó el lunes pasado y bajará el telón mañana. Es una iniciativa de las bailarinas Ximena Eleta de Sierra y Analida Galindo, quienes desde el 2012 tratan de promover la danza contemporánea en Panamá.

Dínamo es una de las compañías de danza que respondió a la convocatoria internacional lanzada por ‘Prisma', que cada año invita a colectivos foráneos con el propósito de contribuir a la apreciación de este tipo de expresiones artísticas en el Istmo.

La agrupación española, liderada por Larraz, mandó la pieza ‘Flecha Rota', montaje que fue aceptado por los organizadores del festival. Estrenada en el 2014, ‘Flecha Rota' representa, según Larraz, ‘el alma del guerrero anónimo, de toda persona que libra una batalla interna contra sus miedos, entendiendo al luchador como un estado, y al enemigo como las pulsaciones más bajas del ser'.

DE LAS PÁGINAS A LAS TABLAS

En la creación de esta coreografía Larraz se inspiró en el libro Los cinco anillos , de Miyamoto Musahis, cuyo personaje principal es el samurái, quien ‘surge como una actitud interna por batallar contra aquellos aspectos de la existencia que limitan nuestro ser', señala la bailarina, nacida en 1978, en Pamplona, España.

Hoy, en Xielo, sala donde entrenan los miembros de la agrupación Gramo Danse, organización sin fines de lucro que promueve la danza contemporánea por medio de presentaciones dirigidas a estudiantes y al público en general, Larraz reproducirá los movimientos con los que fuerza la plasticidad de su anatomía -nívea como la página blanca en la que se escribe un verso- y que le confieren una atmósfera sobrenatural a sus presentaciones. La obra es producto de la disciplina y el rigor, de un ‘entrenamiento muy demandante, física y mentalmente' y de una inclinación innata ‘hacia un trabajo muy físico'. ‘El movimiento en función de lo que quiero expresar, más allá de la forma'.

Para Larraz el nombre de ‘Flecha Rota' es el ejemplo más claro de su filosofía de trabajo, que propicia la colaboración de cada componente. ‘Me pareció necesario buscar un nombre que fuese una alusión a una idea común. Así surgió también el concepto de Dínamo Danza; por un lado, dínamo es un objeto que da luz a través del movimiento, y esa definición me gusta. Pero también porque se refiere a una idea dinámica de una compañía, donde cada colaborador va y viene en función de las características del proyecto', precisa la intérprete.

Hasta el momento, ‘Flecha Rota' ha sido una de las piezas que más satisfacción artística le ha acarreado a Larraz, tanto por el aspecto humano como por el creativo. ‘Es una pieza muy especial, junto a mi primera creación en solitario, ‘Krysalida”, manifestó la coreógrafa.

Actualmente, a Dínamo Danza la integran seis artistas: los músicos Ignacio y Santi; David, que es artista audiovisual, y los intérpretes. En el proceso creativo detrás de ‘Flecha Rota' trabajaron estrechamente los tres bailarines: Javier, quien tiene una formación circense, Julio, que se inició en el mundo del teatro, y Larraz.

El trío ha sumado a la coreografía sus conocimientos de artes marciales. ‘Cada uno ha ido aportando a la creación coreográfica desde nuestros gustos y experiencias, y una vez creado el material, hemos hilado todo con el lenguaje de la danza, dándole una dirección a todas esas formas', indica.

Además de ‘Flecha Rota', Dínamo Danza ha montado otras coreografías, como es el caso de ‘A la manera de recuerdo súbito', ‘La red' y ‘Vía4', que han sido presentadas en España (País Vasco, Navarra, Valencia), Polonia, Croacia, Israel, Colombia, etc.

LA DANZA COMO EXPRESIÓN

La directora de Dínamo Danza cuenta que creció con la danza en una familia en la que, aunque fluye una vena artística, ‘pocos miembros se han volcado' a explotarla profesionalmente.

Bailar para Larraz ha sido un tema más de escogencia que de vocación. ‘En mi caso, de alguna manera impuse mi deseo de ser bailarina, y a lo largo del tiempo y por el tesón y la energía que puse en ello la fueron aceptando poco a poco. Aunque al principio fue difícil'.

Al momento de definir su estilo como bailarina y como coreógrafa, a Larraz -que ayer ofeció un taller junto al resto de los integrantes de Dínamo Danza en el marco del Festival ‘Prisma'- le cuesta hablar de un estilo definido. Es por ello que se refiere a cada creación como el producto de ‘los componentes del proyecto, que siempre van cambiando'.

En un correo electrónico enviado desde Madrid, España, días antes de su arribo a Panamá, Larraz detalló el proceso detrás de cada coreografía: 'En mis proyectos partimos de una idea base, sobre la que cada componente tiene el espacio para ir aportando tanto ideas como movimientos. Así que el hecho de controlar o dirigir la compañía se da por una sucesión de necesidades artísticas'.

Afirma que no concibe su vida sin la danza. ‘El hecho de ser coreógrafa sucede antes de una necesidad personal de crear, de recrear imágenes, ideas..., que de alguna manera necesito expresar a través de la danza'.

Es un ímpetu artístico que ha compartido con coreógrafos como David Zambrano o Iztok Kovac. El hecho de forjarse con artistas internacionales -en países como Bélgica y Holanda- le permitió a Larraz abrirse a ‘diversas maneras de trabajar un proceso creativo, desde lo físico, desde lo teatral, desde el lado intelectual... La experiencia en Bélgica fue particularmente significativa, ya que ‘la ciudad bullía de arte, y el mundo de la danza de alguna manera se centró muchísimo en esa ciudad, propiciando un intercambio humano y artístico muy rico'.

A lo largo de su carrera como artista, Larraz se ha volcado a la búsqueda de la poesía a través del movimiento. Una pasión que le ha permitido transmitir emociones y sensaciones que están más allá de la capacidad de raciocinio y de la expresión oral. Será algo que volverá a experimentar nuevamente en noviembre, cuando estrene el esqueleto de un nuevo proyecto, conformado por ‘piezas cortas que tienen como eje común la búsqueda de la relación humana con su entorno, en una sociedad donde las estructuras que hasta ahora funcionaban se están cayendo poco a poco'.

Dínamo Danza también participará en un homenaje que se realizará en conmemoración del natalicio de la vocalista francesa Edith Piaf, que se estrenará en el mes de diciembre.

La agenda de Larraz está copada, aunque la situación actual de las artes en España se vislumbre como desfavorable, a pesar de las ayudas que infructuosamente dispensa el gobierno. Según Larraz, este es el resultado de una política gubernamental que lleva años sin ‘considerar seriamente la importancia que tiene el arte, y su desarrollo contemporáneo, para estimular el crecimiento de una sociedad sana'. ‘En los últimos años, las personas que nos dedicamos a las artes no hemos recibido el suficiente apoyo para volcarnos en nuestro trabajo como deberíamos. Sin embargo, este hecho ha generado una especie de selección natural, donde quienes trabajamos por la danza, o el arte en general, lo hacemos porque nos sale del corazón. Y eso ha generado círculos humanos e intercambios profesionales muy enriquecedores', puntualiza.

==========

‘En los últimos años, las personas que nos dedicamos a las artes no hemos recibido el suficiente apoyo para volcarnos en nuestro trabajo como deberíamos',

CARMEN LARRAZ

BAILARINA

==========

EDUCANDO AL PÚBLICO

La danza, a pesar de todo

El Festival Prisma surge de la necesidad que sentíamos por buscar canales para la promoción y elevación de la danza contemporánea en Panamá. Es una ventana para mostrar las tendencias de la escena mundial y así inspirar a los creadores locales y elevar el nivel de los artistas locales.

El programa de presentaciones va de la mano con nuestro programa pedagógico, que es el corazón del Festival. Una semana entera de talleres y clases maestras gratuitas con artistas internacionales que de otra manera no llegaría a nuestro país.

Este año el festival amplía su alcance para llegar a otras comunidades y espacios. Llevamos presentaciones a Juan Díaz, El Chorrillo y el Bio museo, todas gratuitas. Creo que uno de los retos más importantes es la creación y formación de un público crítico. En cada edición el público va creciendo. A paso lento pero seguro.

A veces en Panamá la gente se queja de que ‘nunca pasa nada', sin embargo, es un público difícil de movilizar en general. Quizás muy ensimismado. Hay mucho esfuerzo de parte de la producción por generar ese interés.

Analida Galindo

directoradelfestival‘prisma'

==========

PERFIL

Carmen Larraz comienza su formación en la escuela de danza de Pamplona, y se forma profesionalmente en danza contemporánea en Bruselas y Amsterdam, de la mano de grandes maestros, entre ellos David Zambrano. Ha bailado para Frey Faust, Salva Sanchis y la compañía de circo Rital Brocante. En el 2009 vuelve a Pamplona. En el 2013 comienza a consolidar la compañía Dínamo.

comments powered by Disqus