Cultura 31/01/2017 - 12:02 a.m. martes 31 de enero de 2017

Una corona para el cambio

La noche del domingo, la futura cirujana dental francesa Iris Mittenaere se convirtió en la nueva Miss Universo.

  /

Anterior Siguiente

María del Pilar Méndez
periodistas@laestrella.com.pa

La noche del domingo, la futura cirujana dental francesa Iris Mittenaere se convirtió en la nueva Miss Universo.

Es la segunda vez que Francia se lleva el título, Christiane Martel lo ganó en 1953.

Aunque en Panamá nos quedamos con ganas de ver avanzar más a nuestra representante Keity Drennan, logró ubicarse en el top 13, de 82 concursantes.

Para conocedores de concursos de belleza, Drennan ha sido una de las mejores candidatas que Panamá ha enviado a Miss Universo y coinciden en el empeño que la joven puso para resaltar en un mar de mujeres hermosas.

‘Hubo un equipo que estuvo detrás [de ella], de que se viera impecable todos los días y el quedar entre las 13 da un impulso a la imagen de Panamá en el extranjero', valora el stylist Roberto Bonner.

Para el comunicador social Joaquín Díaz es rescatable la tenacidad y el compromiso de Drennan para dejar a Panamá bien representado.

‘Le tocó un año difícil, en el que hubo chicas con un alto nivel competitivo', dice Díaz. ‘Además, la nueva organización cambió sus parámetros. He revisado las redes sociales y muchos indican que si hubiésemos estado con el esquema tradicional anterior, hubiéramos llegado más arriba e incluso podíamos haber ganado'.

‘La presentación de Panamá fue inmejorable, no sé de qué manera su participación pudo haber sido mejor. Es un buen comienzo para este nuevo capítulo del Miss Panamá', destaca la asesora de imagen María Sofía Velázquez.

Por su parte Díaz considera que

El reto ahora para Panamá es buscar a una chica completa y que tenga tiempo de preparar lo que va a proyectar de su vida personal.

EL NUEVO MISS UNIVERSO

‘Yo había tenido la gran fortuna de hablar con Lucho Ortega, que es quien más sabe de Miss Universo en Panamá, y él me hizo el comentario de que si el concurso era totalmente justo, ganaba Francia', señala Velázquez.

Los entrevistados coinciden que esta vez se escogió alguien que tuviera una historia que contar.

‘Es bueno que la gente vea que estas chicas tienen algo tras de sí, la belleza es un plus', dice Bonner, quien destaca que se valoró la esencia y ‘no como se dijo en las redes sociales que querían escoger alguien con una historia triste'.

‘Los nuevos lineamientos del Miss Universo parecen inclinarse al empoderamiento de la mujer'. Ante esto, Díaz recalca que es fundamental que se invierta en cómo la Señorita Panamá proyecta su personalidad.

Para Bonner, desde la primera selección, siente que se inclinaron por ver la belleza desde otra perspectiva al incluir chicas con curvas como Mary Esther Were, de Kenia, o Siera Bearchell, de Canadá .

‘Cuando vi el top 13 me di cuenta de que se está trabajando en la resiliencia, la tolerancia y la empatía. Estamos en un momento crítico de la humanidad, con mucha tensión, entonces en lugar de enaltecer la mujer que va a ver a los refugiados o a cuidar enfermos, ves a una que es sobreviviente de un terremoto o que perdió a su mamá por un cáncer. Eso las hace más cercanas', apunta Velázquez.

‘En un momento en el que el mundo está muy desesperanzado, fue un enfoque muy valido', añade la asesora de imagen. ‘Aunque, no dejo de pensar que es un concurso de belleza'.

Durante la gala, se hicieron chistes referentes a la ceremonia anterior, cuando el presentador Steve Harvey se equivocó al anunciar a la ganadora. Para Bonner, esto ayudó a que la ceremonia se despojara de su formalidad y fuera más fresca.

En general, Velázquez considera que la renovación del Miss Universo tiene que ver con que ‘ahora entras a Instagram, ves a 400 mujeres que tienen sus páginas de moda y todas son más espectaculares que las misses. Así que es mejor que le den ese enfoque real y de más humanidad'.

comments powered by Disqus