Cultura 14/06/2018 - 12:00 a.m. jueves 14 de junio de 2018

El buen uso del traje típico

Panamá cuenta con diversidad de indumentarias tradicionales que resaltan cada región según sus características

Una mujer luce una pollera montuna y tembleques. / Aris Martínez | La Estrella de Panamá
Aris Martínez | La Estrella de Panamá

Una mujer luce una pollera montuna y tembleques.

Anterior Siguiente

Valentina Martínez
opinion@laestrella.com.pa

La mujer panameña considera un verdadero honor vestir el traje típico o pollera nacional, por su elegancia y la labor que lleva confeccionarlo. Cada provincia tiene un distintivo en la pollera que la diferencia de las demás, como las montunas, las afrocoloniales, las chambras y las basquiñas.

Algunas de las técnicas utilizadas en la pollera son de labores corridas, con o sin labores, entre ellas destacan con punto de cruz, de talco, la zurcida o bordada y dependiendo de la técnica de la labor también se le hacen calados, sombreados y marcados.

‘Hoy en día se ha proliferado el mal uso de las peinetas en chambras, basquiñas y camisolas',

EDUARDO CANO

INVESTIGADOR DE INDUMENTARIAS TRADICIONALES EN PANAMÁ

Entre las indumentarias se encuentra la pollera montuna, caracterizada por un camisón blanco o estampado, falda de flores: el sombrero puede ir acompañado de una flor natural sobre la oreja de la empollerada o tembleques de colores. En cuanto a la orfebrería, la gargantilla debe ser de cinta y, por lo común, no lleva muchas prendas. De todas las polleras montunas regionales, la más compleja es la santeña, que lleva trencillas de mundillos artesanales, más tembleques y joyerías, aseguró Eduardo Cano, investigador de indumentarias tradicionales en Panamá.

‘Aquí hay mitos de que hay reglamentos en cuanto al uso de la joyería, el folclor no se puede congelar, ni reglamentar; esto lo han creado los concursos que dicen que hay que utilizar una cadena abierta y dos cordones, ¡eso es falso!', señaló Cano.

Algunas de las polleras eran hechas con telas zaraza y linón de motita, pese a la escasez de éstas. Ahora son realizadas con otro tipo de telas.

En cuanto a la pollera montuna ocueña, las trenzas van en la espalda y no se ponen falsas. Le introdujeron el rebozo. Ahora el sombrero se usa blanco, pero antes no importaba el tipo.

El rebozo, monedero y abanico son considerados accesorios y dependen de la funcionalidad que se les otorgue. No es necesario tener ambos puestos.

Las peinetas ‘robacorazones' son originarias de las polleras ocueña y atalaya.

También están las afrocoloniales, que no solamente son de retazos, sino también de parches, estampados combinados; la cachimba, pollerín de metidos, entre otros. Antes se usaban con cualquier blusa.

La basquiña y la chambra son ciertos tipos de camisas combinadas con pollerones. La diferencia radica en que la basquiña va más ajustada a la cintura.

‘Hoy día se ha proliferado el mal uso de las peinetas en chambras, basquiñas y camisolas, donde vemos su arreglo con cantidades de tembleques como si fueran polleras; las peinetas las colocan paradas o totalmente desordenadas sin un patrón, esto se hace llamar ‘bonito' por algunos eruditos o arreglistas y en realidad nada tiene que ver con su uso', añadió Cano.

 

comments powered by Disqus