Cultura 12/08/2017 - 12:05 a.m. sábado 12 de agosto de 2017

Boquerón Arriba, a remo

Ahora que han llegado las lluvias y los ríos tienen agua es hora de salir a remar. 

Boquerón Arriba está a una hora de la ciudad.

Boquerón Arriba está a una hora de la ciudad.

Irving 'Rompy' Bennett
irving@alairelibre.net

El Río Boquerón desde Boquerón Arriba hacia abajo es excelente para volver a entrar en forma con el remo después de la estación seca o incluso, simplemente, para aprender a remar. 
La carretera va paralela al río y la remada es de solamente 3 kilómetros, dos horas remando con mucha calma y gozando de las pocas corrientes que ofrece el río para jugar entre los suaves remolinos.

La entrada al río tiene una piscina grande donde practicar por un rato antes de continuar río abajo. Mientras los remeros practican, los amigos y la familia que acompaña pueden hacer su primera merienda. Esta remada es muy atractiva porque el bosque está intacto a ambos lados del río y los árboles son inmensos y acogedores, formando una catedral por la cual corre el agua.  Si no ha llovido, la corriente es generalmente cristalina y como el río no es profundo uno se siente como si estuviera volando sobre las piedras del fondo. Toda esta sección de río es Clase II, agua en movimiento. No hay ninguna sorpresa que pueda dañar el paseo, pero siempre hay que estar atentos y no olvidar que todos deben llevar  flotador.  Después de cada corriente hay un remanso donde parar y jugar en el río para prolongar el tiempo en el agua. La remada termina cuando el río se vuelve a acercar a la carretera. En este lugar ya el agua normalmente esta muy calmada porque el Lago Alajuela llega hasta este punto. En la salida hay un gran llano y varios árboles que dan buena sombra para hacer una segunda merienda. A nosotros nos gusta armar una pequeña barbacoa mientras cargamos los autos con todos los artículos de la remada.  Boquerón Arriba está a una hora de la ciudad así es que esta aventura es ideal para un sábado por la tarde, o un domingo tranquilo, cerca de la naturaleza.

 

comments powered by Disqus